Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 18 de agosto de 2022

Escritorio

Confech se suma a marcha del 24 de abril: “Hay razones para movilizarse”

Universitarios y secundarios hicieron un llamado amplio a sumarse a la movilización. En la Confech plantearon que un próximo diálogo sería posible sólo en una mesa conjunta con apoderados, profesores y funcionarios. “Hoy más que nunca tenemos que salir a las calles”, dijeron.

Cristián Pacheco

  Domingo 13 de abril 2014 15:05 hrs. 
est

Compartir en

Este sábado se realizó una reunión extraordinaria de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), cuya tabla fue analizar la reunión con el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, y definir los lineamientos del futuro accionar del movimiento estudiantil.

Si bien reconocen un avance en las instancias de diálogo propuestas por el Gobierno, en la interna de la organización ya plantean que no se sentarán a dialogar nuevamente si no es en una mesa conjunta con todos los actores involucrados en la lucha por la educación.

Los dirigentes acotan que no se trata sólo de cuestionar el diseño, sino también el proceso y la agenda que ha instalado el Gobierno. No quieren más reuniones bilaterales, sino que a las comunidades educativas enteras, es decir, profesores, funcionarios, estudiantes y apoderados, sentados en una misma mesa, para que la reforma sea “pertinente, representativa y viable”, dijo Naschla Aburman, presidenta de la FEUC.

Junto con adherir a la marcha del jueves 24, la mesa ejecutiva de la Confech insistió en que aún faltan contenidos en la reforma, por lo que impulsan procesos de estudio y análisis en las distintas casas de estudio. “Queremos avanzar donde el Gobierno no tiene propuesta”, apuntó la dirigenta.

Además, la representante de la Universidad Católica indicó que la marcha no será una señal para el Gobierno, sino que para la comunidad: “Esta es una lucha mucho más profunda que consignas y titulares. Es una lucha que apunta a cambiar el carácter de la educación en nuestro país, no para un noventa o siete por ciento o para la mitad más importante. Estamos hablando de que la educación no puede ser un producto de mercado, un bien de consumo, y esa pelea está muy lejos de acabarse. El conflicto sigue abierto, hay muchos temas que no se han tocado, por lo tanto, hay muchas razones para movilizarse”, dijo.

Según Melissa Sepúlveda, presidenta de la FECH, la institucionalidad no ha sido capaz de transformarse en más de ocho años de protestas, por lo que es fundamental mantener la autonomía y presión por parte de las organizaciones sociales.

Además, la dirigenta insistió en que hay diferencias profundas entre la información parcelada que ha entregado el Gobierno y la reforma integral que exigen: “Esto no solamente es el tema del financiamiento. Tenemos un sistema educativo que tiene pilares claros en un modelo subsidiario, en que el Estado traspasa sus propios recursos a los privados, sin ningún tipo de regulación, y se desentiende del derecho a la educación. Hay una orientación del conocimiento hacia las necesidades de las empresas. Lo que queremos cuestionar es un modelo completo, que hoy entra en tensión con el derecho a la educación, que es lo que hemos venido exigiendo”, afirmó.

“Hoy más que nunca tenemos que salir a las calles”, añadió Melissa Sepúlveda, advirtiendo que aunque el Gobierno se muestra a favor del diálogo, paralelamente se sigue reprimiendo y dificultando la organización.

Ricardo Paredes, vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), señaló que van a impulsar la convergencia para lograr mayor fuerza y tener incidencia real sobre la reforma: “Aparte de dar el puntapié inicial al año movilizador de los estudiantes en su conjunto, nos va a servir para visibilizar demandas que han estado en desmedro por la misma agenda del ministerio de Educación. Pensamos que esta marcha tiene que ser un llamado a la unidad, que nos veamos tanto en las calles como en las conversaciones programáticas con los compañeros y el movimiento secundario”, indicó.

Por su parte, Lorenza Soto, vocera de la ACES, informó que este martes se reunirán con el ministro Eyzaguirre, pero que avanzan en su propia agenda de propuestas.

“Nos vamos a tomar el tiempo que sea necesario y vamos a estar con las ansias de la creación de proyectos educativos. Como ACES lanzamos uno en 2011 y este año, sobre todo en el primer semestre, nos vamos a enfocar en reformularlo en conjunto con otras organizaciones sociales”.

En la reunión de la Confech también participaron representantes de universidades privadas, y otros dirigentes sociales que manifestaron su apoyo a la movilización.

El resultado de esta primera marcha, seguro marcará las futuras relaciones entre el Ejecutivo y el movimiento social por la educación.

Síguenos en