Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

¿Cumplirá Michelle Bachelet las medidas prometidas para sus primeros cien días?

El próximo 18 de junio expira el plazo para concretar las primeras 56 acciones de su administración. El oficialismo dice que se avanza, la oposición asegura que la energía está concentrada solo en la Reforma Tributaria y los analistas advierten que la mandataria ya da muestras de "realismo político".

Rodrigo Alarcón

  Domingo 11 de mayo 2014 19:19 hrs. 
44



24 de las 56 medidas que la Presidenta Michelle Bachelet comprometió para los primeros cien días de su mandato han sido cumplidas, de acuerdo a un catastro elaborado por el propio Gobierno.

La primera fue el Bono Marzo, que también fue la primera ley que el Ejecutivo logró aprobar en el Parlamento, y entre otras acciones concretadas están el nombramiento de un delegado para la reconstrucción, el envío de indicaciones al proyecto de Multirut y el encargo de un estudio sobre el sistema de pensiones.

Sin embargo, hay áreas clave donde el progreso no es el mismo. Ninguna de las cinco medidas anunciadas en educación presentan avances y el Gobierno ya anunció que se enfocará en el tema en el segundo semestre; y en salud, solo una de las cinco propuestas ha sido cumplida: convocar a un comité de expertos que propongan una Ley de Isapres.

El plazo vence el próximo 18 de junio, pero el diputado DC Matías Walker consideró que el panorama es positivo: “A pesar del terremoto del norte y el incendio de Valparaíso, incluso hemos avanzado más rápido de lo establecido en el cronograma de las 56 medidas. Estoy seguro de que se van a cumplir todas y que vamos a cumplir con las reformas estructurales comprometidas en el programa de Gobierno, sobre todo la tributaria y educacional”, dijo.

En cambio, el diputado UDI José Manuel Edwards consideró improbable que la mandataria logre el objetivo, porque el Gobierno se ha concentrado en sacar adelante la Reforma Tributaria y ha dejado de lado otras acciones: “Una vez que la ciudadanía entendió que la Reforma Tributaria no solo le pedía más a los que tenían más, sino que le pegaba muy duro a la clase media y a las pymes, ha tenido que defenderla. Para tapar esta reforma, que se ha hecho cada vez más impopular, trajeron a colación la reforma al binominal, pero por supuesto que eso tiene un costo: gran parte de la energía del Gobierno se ha dedicado a esa cortina de humo y eso ha hecho muy difícil que Michelle Bachelet cumpla con todas las promesas de los primeros cien días”, aseguró.

La misma Presidenta habló sobre las proyecciones de su administración durante algunas de las actividades que tuvo el fin de semana. “Yo sé que en cuatro años no se cambia todo y no se puede lograr todo” y “no estoy diciendo que en cuatro años vamos a hacer el paraíso en Chile”, fueron algunas de sus palabras, a las que añadió que trabajará “fuerte para que, al cabo de cuatro años, yo y todos podamos decir que este es un mejor país”.

Para María Cristina Escudero, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile (INAP), esas declaraciones son una muestra de “realismo político” y una forma de marcar una diferencia entre las distintas velocidades que imponen una campaña y un Gobierno: “Es importante pasar de un escenario que es la campaña, donde todo es muy rápido y apremiante, a una velocidad donde en democracia hay que construir acuerdos y sentar bases de gobernabilidad, hacer ese switch no solo en el Gobierno, sino también hacia afuera”, explicó.

“Más que tratar de bajar las expectativas, creo que tiene que ver con desacelerar o marcar el quiebre entre la campaña y el Gobierno en sí mismo, darle espacio a las reformas para que tengan el diálogo que tienen que tener”, añadió.

De todos modos, María Cristina Escudero consideró que “es muy pronto para decir que las reformas emblemáticas no se van a lograr”, considerando que la Nueva Mayoría tiene un escenario favorable en el Parlamento y sabe que, si no cumple lo prometido, “será castigada tal como sucedió cuando perdió el gobierno”.