Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Los “Caminos pintados” de Nemesio Antúnez y Christian Olivares se presentan en La Reina

Hasta el 7 de junio se puede visitar la exposición que presenta ocho grabados del reconocido artista más una serie de pinturas de Olivares.

Damaris Torres

  Miércoles 4 de junio 2014 20:38 hrs. 





Tal cual como dice el nombre de la muestra, “Caminos pintados” da a conocer los distintos vericuetos en los que estuvieron los amigos Nemesio Antúnez, Pablo Neruda y Christian Olivares.

Caminos PintadosLos tres artistas se reunirán hasta el 7 de junio en el Centro Cultural que honra al creador del Taller 99 para presentar ocho grabados que Antúnez realizó en memoria de los 10 años de muerte (1983) de su amigo personal y Premio Nobel de Literatura.

Además, se suman las obras de Olivares que a través de sus pinturas reconoce y agradece a su maestro Nemesio Antúnez, quien en 1960 lo invitó a ser parte de la exposición “De Matta a Olivares” cuando éste sólo tenía 16 años, instándolo, de esta manera, a continuar por el camino de las artes visuales.

Según Consuelo Castillo, curadora y directora de Casa Nemesio Antúnez, esta es una exposición que une generaciones.

Asimismo, considera que es muy importante emocionar y elevar la calidad de las muestras de la galería. Y agrega que “fue un muy buen regalo que el Bodegón prestara los grabados de Antúnez por un lado, y por el otro contar con la presencia en el país de Olivares y sus cuadros que son grandiosos”.

Lo anterior, porque la primera vez que se expuso “Caminos pintados” fue en enero de este año en el Centro Cultural Bodegón de Los Vilos, que es dueño de las obras. Es por ello que en esta oportunidad Casa Nemesio Antúnez se unió a aquella institución para presentar esta exhibición en gran formato.

Pinturas de Olivares

Caminos PintadosChristian Olivares sostiene que la muestra recorre las obras que realizó desde los 17 años, cuando se subió al barco que lo hizo vivir en el extranjero hasta el 2012, época en la que volvió al país a presentarse en la colección múltiple organizada por el Museo de Arte Contemporáneo.

Sobre sus cuadros, el también muralista cuenta que son diversos paisajes, luces y sombras que retrató por mero gusto. “Cuando voy a pintar no pienso mucho. Simplemente las cosas que me llaman las pinto, sin una teoría detrás, así como los niños, pero más grande. Por eso creo que no tengo ninguna explicación de lo que hago, en realidad nunca los describo”, dice riendo.

Este ilustrador y escenógrafo ha trabajado con artistas tan destacados como Raúl Ruiz. No obstante, recuerda con especial cariño a Antúnez, quien le brindó una mano cuando a los 14 años ingresó a la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile.

La muestra se exhibe en Av. Larraín 8580, esquina Carlos Ossandón con entrada gratuita.