Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Rodrigo Karmy: “El gobierno de Israel implementa un racismo de Estado”

En estos días se conoció que la Fiscalía Militar de Israel inició cinco juicios con el fin de investigar la eventual ocurrencia de crímenes de guerra durante la campaña “Margen Protector” sobre Gaza que dejó más de dos mil palestinos muertos, muchos de los cuales eran civiles. Sin embargo, el académico del Centro de Estudios Árabes, Rodrigo Karmy, explica que es equívoco hablar de crímenes de guerra porque no se trató de un conflicto entre dos estados beligerantes y que más bien corresponde a un genocidio, como resultado de una “política de exterminio que aplica Israel de manera colonial hace 66 años sobre el pueblo palestino”.

Cristián Zúñiga P.

  Sábado 13 de septiembre 2014 9:41 hrs. 
netanyahu


Cuando ya han pasado 16 días desde que las autoridades palestinas e israelíes firmaron la tregua permanente que puso fin a 50 días de conflicto bélico, la Fiscalía Militar de Israel ha ordenado iniciar una investigación penal sobre cinco ataques a civiles en Gaza durante la Operación Margen Protector.

Cabe recordar que los ataques por aire y tierra del Ejército de Israel sobre la Franja de Gaza dejaron más de dos mil fallecidos  y otras once mil personas  resultaron heridas, en su mayoría civiles que habitaban la Franja de Gaza.

En este contexto, el fiscal jefe, Danny Efroni, considera necesario aclarar las dudas respecto de una posible violación de las leyes internacionales de guerra o sobre si se produjo una conducta inapropiada por parte de los soldados.

Entre los casos que sobresalen en la investigación está el bombardeo de una escuela de Naciones Unidas en Beit Hanoun, que dejó 14 muertos el 24 de julio, y el asesinato de cuatro niños cuando jugaban en la playa del hotel Al Deira, en Gaza capital. En total se han comenzado a investigar 44 casos que el Ejército califica de “confusos” y otros 55 serán analizados en las próximas semanas.

Sin embargo, la ONG israelí B´Tselem ha declarado que no tiene grandes “esperanzas” en esta investigación, porque no se aclararía la cadena de mando de cada orden (con la implicación política y de altos mandos del Ejército) y porque son los mismos asesores legales que ayudaron a los soldados durante la operación quienes analizarán caso a caso.

El profesor del Centro de Estudios Árabes Rodrigo Karmy, señala que le parece fundamental la categoría de guerra que se utiliza, la cual va en línea  con lo que declara Ban-ki Moon desde el discurso de Naciones Unidas. Agregó que es una vergüenza pensar que esto se puede catalogar bajo el término de guerra porque una guerra supone un conflicto entre dos estados beligerantes, y según señala, en este caso se está más bien ante un acto de exterminio que viene implementando el Estado de Israel desde su fundación, en 1948.

Karmy explica que estos juicios no cambian de fondo la naturaleza de la colonización israelí, por lo cual no le asigna importancia a estas investigaciones, puesto que el pueblo palestino sigue estando en una situación de miseria, bajo el dominio de políticas racistas y coloniales del Estado de Israel que se siguen aplicando sin ningún cuestionamiento.

El también magíster en Filosofía sostuvo que la única diferencia del exterminio contra el pueblo palestino al colocarlo frente al  exterminio Nazi es que éste se hizo bajo un silencio absoluto, mientras que la política de exterminio sobre Palestina se realiza a “tajo abierto”, donde Gaza se transforma en un campo de concentración.

Rodrigo Karmy enfatizó que lo importante es distinguir que el gobierno de Israel implementa un racismo de Estado que se despliega de manera colonial hace 66 años sobre el pueblo palestino.

“Aquí no estamos enfrentados a un conflicto palestino-israelí, no existe el conflicto palestino israelí, sino lo que existe es el conflicto colonial israelí y mientras el tribunal de Israel no cambie esos conceptos, seguirá insistiendo equivocadamente en que existe una guerra, y que por lo tanto hay excesos en la guerra, que es necesario enjuiciar. Me parece que la situación de los palestinos no va a tener ningún horizonte”, explicó.

En tanto, la doctora en Ciencias, especialidad en Cerebro, Andrea Slachevsky, quien ha sido parte de la comunidad judía que en Chile se movilizó contra los ataques en Gaza, señala que estos  juicios son importantes porque se estaría reconociendo de forma implícita que el actuar del gobierno de Netanyahu fue excesivo y pudo haber cometido crímenes de guerra en el marco de la campaña militar sobre Gaza.

La académica reconoció que existe una polarización importante al interior de la sociedad israelí en torno a las personas que han levantado una voz de crítica ante el actuar del gobierno, durante la última ofensiva bélica de ese país.

Además, la doctora aseguró que los judíos residentes en Chile que  denunciaron las violaciones de los derechos humanos por parte de los soldados israelíes sobre los palestinos han sido objeto de críticas muy fuertes por otros judíos que viven en nuestro país.

En cuanto a la política del actual primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sostuvo que no ayuda a establecer la paz entre ambos pueblos.

“Claramente el gobierno de ultraderecha de Israel está más bien contribuyendo a que no haya ninguna posibilidad de paz si no cambia el rumbo, que es el mismo que utilizó cuando efectuó los ataques sobre Gaza. Israel se tendría que retirar de los territorios ocupados en Cisjordania y dejar esa política de enfrentamiento y de ataque hacia los territorios palestinos”, indicó.

La profesora señala que a propósito de la última ofensiva militar israelí en nuestro país se articuló un grupo de coordinación formado por judíos y árabes residentes en Chile, además, de ciudadanos chilenos quienes suscribieron la carta “No importemos el conflicto, el conflicto nos importa”. El conflicto nos importa def sept 14

La misiva fue entregada el martes pasado al ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, donde le solicitan al Estado chileno que interceda en favor de una solución política al conflicto en Palestina.