Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de diciembre de 2022

Escritorio

Desalojo de Universidad Arcis termina con estudiantes heridos por perdigones

En momentos que estudiantes se preparaban para protestar por el aviso del cierre de la casa de estudios y el nulo apoyo del ministerio de Educación, funcionarios de la policía ingresaron a la Universidad, el resultado de este operativo dejó dos trabajadores y dos estudiantes heridos por perdigones de acero y un carabinero lesionado.

Sandra Trafilaf

  Jueves 2 de octubre 2014 18:29 hrs. 
Arcis2

Compartir en

Dirigentes del sindicato de Trabajadores de la Universidad de Artes y Ciencias Sociales (ARCIS) junto a los estudiantes, denunciaron que Carabineros ingresó a la casa de estudios sin autorización de las autoridades pertinentes disparando balines directamente al cuerpo de quienes se encontraban en el interior, rechazando la violencia desmedida anunciaron acciones legales contra quienes resulten responsables.

La dirigente del Sindicato de Trabajadores, Jacksa Suazo, expresó que se encuentran estudiando posibles acciones judiciales para encontrar a los responsables del operativo que dejó un saldo de dos heridos graves por disparos de perdigones y siete estudiantes detenidos.

Los dirigentes también dejaron una constancia en la Inspección del Trabajo por la vulneración de sus Derechos Humanos en el espacio de labores, que este miércoles dejó a los funcionarios del departamento de Informática, Camila Bravo y Daniel Palma, heridos.

Jacksa Suazo lamentó que las autoridades del Arcis no se hagan parte del repudio a la violencia que ejerció carabineros al interior de esta casa de estudios.

“Nosotros ya dejamos todas las acciones legales en manos de nuestras abogadas y también la constancia en la Inspección del Trabajo, ahora vamos a sacar un comunicado por nuestro rechazo a todo este exceso de violencia que claro ahora desencadenó con la entrada de carabineros pero la violencia hace mucho hacia la comunidad arciana de parte de la autoridad por no atender desde el pago de sueldo, hasta entregar el servicio a los estudiantes”.

El estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad, Guillermo Solís, relató que siete estudiantes fueron detenidos, y dos de ellos seriamente heridos por el impacto de perdigones, fueron acusados de intento de homicidio frustrado, por supuestas agresiones en contra de un capitán de Carabineros con bombas molotov.

Durante la audiencia de formalización, los cargos por homicidio frustrado fueron retirados y los estudiantes quedaron en libertad. En tanto el estudiante de Arte, Cristian Contreras, quedó hospitalizado en observación en la Posta Central, por al menos un día.

El estudiante explicó que la manifestación en la que resultaron heridos varios estudiantes, algunos de ellos con disparos de perdigones en la cara, se debe a la crisis interna por la que atraviesa la institución, incluso la autoridades ya dieron aviso que las carreras comienzan su etapa de cierre, para dar por finiquitado el proyecto Arcis, al finalizar el año.

“Como Universidad estamos en una crisis interna entonces se está movilizando el Arcis y es como obvio que hoy día exista rabia de parte de los estudiantes, de parte de los académicos y de los trabajadores porque los dueños o la Corporación de Arcis no han dado respuestas claras de lo que está ocurriendo en nuestra Universidad. Ya nos están cerrando carreras, en otras carreras que son más pequeña como la mía y Antropología la están cerrando y muchos profesores están haciendo clases casi por amor al arte”

Según la información que fue entregada por trabajadores del Arcis, la universidad no recibirá la acreditación para el próximo año. El Mineduc además ya habría expresado sus medidas paliativas como la reubicación de estudiantes, asegurando que el ministerio no puede intervenir en un problema que ocurre entre privados.

De esta manera, un conflicto que comenzó con la denuncia de los trabajadores por los retrasos en los pagos de las remuneraciones, y declaraciones oficiales de las autoridades de la universidad en el sentido que el problema se podría resolver vía ingreso de recursos, parece llegar a su fin, con el cierre definitivo de la casa de estudios que se mantuvo en manos del PC durante los últimos diez años.

Síguenos en