Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores de Metro critican nuevo plan de mantenimiento del tren subterráneo

Representantes de Metro, junto al ministro de Transportes presentaron un plan para hacer frente a las fallas que, aseguraron, seguirán existiendo. Este procedimiento tendrá un costo de 100 millones de dólares y contempla un nuevo enfoque en el mantenimiento, la forma de operaciones y la comunicación con los usuarios. El anuncio fue valorado por expertos y criticado por dirigentes sindicales de esta empresa.

Sandra Trafilaf

  Viernes 12 de diciembre 2014 20:03 hrs. 
metro 4a


El crecimiento incesante de la ciudad hace que el traslado de las personas dependa casi exclusivamente del Metro de Santiago. Sobre la base de esta reflexión, los máximos representantes de la empresa anunciaron un nuevo enfoque para enfrentar las constantes fallas técnicas, que se basa en reponer el surtido de repuestos, aumento de personal de mantención y una mejor comunicación con los usuarios, el que, sin embargo, a juicio de los trabajadores no aborda el problema de fondo.

Desde agosto hasta diciembre la empresa ha sufrido constantes quiebres sistémicos que han obligado a evacuaciones masivas, y retrasos en el servicio. Según informaron sus representantes las causas han sido diversas, entre ellas problemas de energización, fisuras en los rieles, cortocircuitos, pérdida de pilotaje automático de trenes, reventón de neumáticos y fallas técnicas que no fueron aclaradas.

Estos eventos provocaron la petición de renuncia al gerente de mantenimiento, además del anuncio por parte del ministro de Transportes, Andrés Gómez Lobo, de realizar una auditoría independiente por el mantenimiento de las vías, infraestructura, material; y también el análisis de todo el protocolo de información en casos de emergencias.

Luego que la ciudadanía se organizara para protestar por las constantes fallas en la red, las medidas de seguridad también fueron puestas a pruebas con el bombazo en un tren en la estación Los Dominicos y otro en la estación Escuela Militar.

El presidente de Metro, Rodrigo Azócar, aseguró que se harán cargo del problema cambiando el enfoque de gestión: “Eso significa que vamos a hacer mantenimiento, operaciones y el proceso de atención a nuestros clientes, en particular de comunicación con nuestros pasajeros, será de una forma distinta a cómo lo estábamos haciendo. Tiene que ver con un enfoque orientado, por ejemplo, a tratar las fallas y disminuir las tasas de fallas pero con un enfoque especifico en el impacto que tiene sobre los pasajeros”.

El gerente general de Metro, Rubén Alvarado, sostuvo que las fallas pueden seguir ocurriendo, pero serán enfrentadas con el aumento en los equipos de mantenimiento durante las horas punta, para responder de manera rápida en caso de una nueva emergencia.

El ministro Gómez-Lobo destacó la importancia de mejorar la comunicación entre el metro y los usuarios: “Ese es uno de los aspectos más importantes de poder comunicar a los usuarios, preventivamente en caso de emergencia, y eso es lo que está haciendo Metro con toda la información que va a estar dando a los usuarios, de informarle preventivamente qué hacer en caso de algún incidente que les permita a las personas replanificar su viaje o estar informado de lo que está sucediendo en la red”.

El presidente del Sindicato de Trabajadores de Metro, Eric Campos, valoró los anuncios, sin embargo lamentó que el ministro no cumpliera su promesa de considerar la voz de los trabajadores que, a su juicio, fueron los que alertaron de la crisis que vive la empresa.

“Este plan de mejoramiento no se hace cargo de los problemas de fondo, no señala nada sobre una cuestión que nosotros hemos dicho del mantenimiento, que dos tercios todavía está en manos del subcontrato, y a nuestro juicio, eso vulnera la calidad del servicio que le damos a los usuarios. Lo que nos molesta a las organizaciones sindicales, es que aun cuando hemos sido los trabajadores organizados quienes hemos puesto en la agenda pública los problemas de mantenimiento, no hemos sido considerados en el diseño de estas políticas, de estas medidas y creemos que la administración equivoca el camino porque no conocemos el detalle de este plan”.

El académico de la facultad de Ingeniería de la Universidad Diego Portales (UDP), Alejandro Torres, por su parte valoró los anuncios y destacó que cualquier proyecto de esta envergadura debe tener mantenimientos durante toda su vida útil.

“Sin duda creo que van en el camino correcto, tal vez desfasado en el tiempo, pero culturalmente hablando creo que como país en vías de desarrollo estamos aprendiendo a tener una cultura de mantenimiento que efectivamente no tenemos, desde ese punto de vista creo que vamos en la línea correcta, a lo mejor se ha actuado de manera reactiva. Veo como una oportunidad de mejora para que aquí en adelante este proceso, y esta inversión en mantenimiento no sean solo una vez, sino que sea un proceso sistemático”.

En el resumen ejecutivo del informe se destacó que “se ha elevado considerablemente la complejidad del sistema, produciéndose problemas inéditos”, lo que se agravaría con la habilitación de las líneas 3 y 6, actualmente en construcción.

También señaló que pese a la introducción de tecnología en la infraestructura, no hubo una adaptación en los sistemas de mantenimiento ni el adecuado entrenamiento del personal de supervisión, criticando además el despido de personal antiguo, lo que habría tenido un impacto negativo en la moral de los funcionarios.

Pese a esta crisis, los ingresos operacionales de Metro alcanzaron al 30 de septiembre de 2014, 206 mil 406 millones de pesos, que en comparación con igual período del año anterior, equivale a un aumento de un 13,7 por ciento.