Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Aumentan las tensiones entre Estados Unidos y Rusia por carrera armamentista

Sigue la escalada y la exposición de armamento por parte de Estados Unidos y Rusia, y ya se habla de presiones y amenazas que podrían empujar al mundo hacia “una nueva guerra fría”. ¿Qué hay detrás de esta carrera armamentista?, ¿cómo se expresa hoy y a quien afecta este juego de poderes?

Paula Correa

  Sábado 20 de junio 2015 16:08 hrs. 
usa y rusia


A inicios de la semana pasada, Estados Unidos anunció militarizar más Europa del Este. Luego apareció la preocupación del secretario de Estado, John Kerry, por los 40 nuevos misiles intercontinentales de última generación que Rusia incorporó a sus filas.

A finales de semana el presidente ruso, Vladímir Putin, acusó a Estados Unidos de tomar decisiones globales, como salir de forma unilateral del tratado de ABM sobre defensas antimisiles, las que están  empujando al mundo a una “carrera nuclear”.

Este espiral entre Estados Unidos y Rusia no es en absoluto nuevo. Las tensiones entre ambos países vienen desde hace tiempo, tal como indicó en conversación con nuestra emisora, Olga Lepijina, el Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago.

“El despliegue de armamentos no es sólo cosa de ayer. La OTAN empieza hace mucho tiempo a desplegar sus flotas en los países de la ex Unión Soviética, los países del Báltico, donde por ejemplo, están Polonia o República Checa. Este despliegue y su acercamiento hacia la frontera obviamente preocupa a Rusia. Pero se intensificó últimamente a raíz de la crisis de Ucrania”, afirmó la académica.

Para la especialista, Europa sigue la estrategia de los Estados Unidos, que considera a Ucrania como un país base en la lucha por el poder y la influencia en el continente eurasiático.  Por lo mismo para el país norteamericano esta nación debe pasar al alero de Occidente para neutralizar las pretensiones de Rusia de fortalecerse en el espacio post soviético. Por otro lado, Rusia buscaba cooperar activamente con Ucrania para hacer frente común en el ordenamiento político actual.

Es así que en momentos como en la conmemoración de los 70 años de la Segunda Guerra Mundial, a inicios de mayo, ambos bloques realizaron sus ceremonias por separado. Rusia realizó un despliegue militar impresionante el que la profesora reconoció como una señal a los Estados Unidos, pero también un gesto interno para recuperar el orgullo patrio. Además, Olga Lepijina afirmó que la reorganización del ejército Ruso viene desde la llegada de Putin al poder.
No obstante, para ella la crisis de Ucrania es un pretexto para la confrontación, ante la caída del rol hegemónico de los Estados Unidos, como lo ha sido también la llamada “lucha contra el terrorismo”, pero que con la anexión de Crimea y los movimientos que surgieron “se les escapó la situación de las manos”.

Sin embargo la académica indicó que el Gobierno Ucraniano está en una situación de conflictividad política enorme y al borde de la crisis económica. Lo mismo sostuvo el analista internacional, Raúl Sohr, quien apuntó también a la forma en la que Rusia ha sido afectada por las sanciones internacionales por parte de los Estados Unidos. En ese sentido, Sohr se refirió a la importancia de estos nuevos combates.

“En la actualidad, las disputas se libran, en gran parte, en el campo comercial y económico. Esto tiene más gravedad que el desplazamiento de tanques de acá para allá. Las sanciones que están afectando seriamente a la economía Rusa, tienen un impacto comercial sobre distintos países y que está re-orientando también la visión de Rusia”, afirmó.

El analista declaró que en la medida que Rusia ve que tiene un conflicto serio con Occidente trata de acercarse lo más posible hacia China, país con el que ya ha firmado una serie de acuerdos gasíferos y bueno. “China tiene espaldas financieras anchas”, sostuvo.

Para Sohr la economía está sin duda reordenando el mapa. Mientras en el actual escenario no se proyecta un fin próximo a las tensiones entre ambos países y menos con las elecciones en Estados Unidos,  cuando se perfila una contienda entre Hilary Clinton y Jeb Bush, el hijo de George Bush. Ellos han planteado una política de más fuerza y distancia hacia el ex país soviético.