Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Chile Vamos se divide por figura de Pablo Longueira

Mientras desde RN plantean que no se puede “avalar actitudes” como los correos entre Pablo Longueira y Patricio Contesse de SQM, tanto en la UDI como en el PRI sostienen que se debe esperar a que actúe la justicia antes que emitir una condena a estos hechos.

Gonzalo Castillo

  Martes 9 de febrero 2016 19:38 hrs. 
Longueira





Nuevamente ha surgido la polémica en el conglomerado de centro-derecha Chile Vamos, luego de las declaraciones de su vocero, diputado Felipe Kast, sobre la forma en que la coalición debería abordar los casos de irregularidades en la relación entre dinero y política que han afectado a la clase política en general, y el caso de los correos entre Pablo Longueira y el ex gerente de SQM, Patricio Contesse, en particular.

Kast señaló a La Segunda que es improbable que Chile Vamos haga frente como bloque a estos problemas y los condene, sin embargo sostuvo que los partidos integrantes de manera individual pueden hacerlo.

Alejandra Bravo, presidenta del PRI, coincidió con Felipe Kast en el sentido que cada uno de los partidos del conglomerado es autónomo para tomar las decisiones sobre la manera de enfrentar los casos de irregularidades del financiamiento de la política.

En el caso específico de los correos dados a conocer entre Longueira y Contesse, que Alejandra Bravo asegura que es parte de una estrategia de La Moneda para hacer frente a los costos del caso Caval, destaca que “uno no ve ninguna ilicitud” en ellos, no obstante hizo énfasis en que se debe esperar la investigación del Ministerio Público, porque “no se puede entrar a juzgar antes ni a ese, ni al de enfrente ni a nadie”, y que mientras no hayan condenas efectivas, Chile Vamos no debería verse afectado.

“Haber revivido el tema de Pablo Longueira fue una estrategia que nace de La Moneda para poder paliar en parte, el impacto comunicacional que le estaba significando a la Presidenta (Michelle Bachelet), al Gobierno y a la Nueva Mayoría la formalización de Natalia Compagnon. Eso no significa que uno no revise el tema de los correos que envía Pablo Longueira, no tan sólo a Contesse, sino cómo sociabiliza toda la ley que se venía con el sistema de royalty”.

Finalmente, la presidenta del PRI destacó la decisión tomada por el conglomerado de no permitir la postulación a cargos de representación popular de personas que estén involucrados en casos de irregularidades en el financiamiento de campañas: “Ninguno de nuestros candidatos llámese alcaldes, concejales, parlamentarios, etc., puede tener, siquiera, ningún problema legal, judicial ni de ningún tipo, ni mucho menos que tenga que ver con la probidad y transparencia, esa es una decisión que se toma como conglomerado

Jorge Alessandri, prosecretario de la UDI, señaló que 2015 fue “un año muy triste” para todo el mundo político, no obstante destacó el que, a su juicio, el gremialismo haya dado una señal hacia la ciudadanía con la renuncia de la directiva encabezada por el diputado Ernesto Silva, por esto exige que toda la clase política debe hacer un mea culpa: “Desde Marco Enríquez por la izquierda hasta Pablo Longueira por la derecha”, aseguró Alessandri.

El prosecretario del gremialismo, al igual que Alejandra Bravo del PRI, expresó que es necesario esperar que la Justicia haga su labor antes de hacer una condena política a quienes están siendo investigados en los casos de financiamiento irregular de campañas políticas y corrupción.

“Pienso que todos los chilenos de cualquier partido, debemos esperar a que la Justicia estudie, analice, porque si no al final nos convertimos en jueces como de la galería, como del Imperio Romano cuando al que le gritaban más fuerte se moría y al que no, no se moría. Nosotros tenemos Poder Judicial en el que yo confío, esperemos que hagan su pega, y después hagamos todas las opiniones que queramos, pero si nosotros nos ponemos a condenar ahora y yo te dijera “(Jorge) Pizarro debe renunciar a la DC por lo de las facturas o volteas”, no creo que contribuya eso. Prefiero que se investigue. Es peligroso cuando la calle empieza a juzgar antes que la Justicia”.

Por el contrario, el diputado de Renovación Nacional Diego Paulsen fue categórico al señalar que como conglomerado no pueden hacer “defensas férreas” a presuntos delitos que se puedan haber cometido: “Yo, en realidad, cuando el otro día escuchaba al secretario general del PRi diciendo que no nos podemos meter autogoles, creo que el principal autogol que nos podemos meter es salir a defender este tipo de actos que nosotros condenamos y hemos dicho siempre que tiene que ser caiga quien caiga. Nosotros no podemos estar avalando actitudes como las que se cometieron en la Reforma Tributaria con lo que salió en los correos de Longueira con Contesse. Eso nos hace mal como bloque”, aseguró el parlamentario por La Araucanía.

Paulsen reiteró su deseo que el conglomerado Chile Vamos pudiera hacer condenas o pronunciamientos explícitos sobre los problemas de irregularidades y de relación entre política y dinero que pudieran afectar a miembros de la coalición y a la clase política en general, y dejar de “defender lo indefendible”, al mismo tiempo que reiteró sus críticas hacia la tramitación de la Reforma Tributaria y la participación de la empresa SQM y su ex dueño, Julio Ponce Lerou.

“El mejor ejemplo, aunque los correos electrónicos que vinculan a Contesse con Longueira, e indirectamente a Julio Ponce Lerou reflejan que el señor Ponce Lerou tiene una injerencia tremenda en las políticas públicas en nuestro país. Cuando vemos que hay correos electrónicos que en plena Reforma Tributaria, donde además la Nueva Mayoría hablaba de que iba a afectar al 1 por ciento más rico, que los poderosos de siempre que los vinculaban a nuestro sector, veíamos cómo la cocina del señor (Andrés) Zaldívar en el Senado operaba con Pablo Longueira para ver si era del agrado y del gusto de Contesse la Reforma Tributaria”.