Diario y Radio U Chile

Año XII, 20 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Ricardo Ezzati nuevamente cuestionado por encubrir violación en Catedral de Santiago

Según el documento judicial que relata el abuso cometido por el sacerdote Tito Rivera, los antecedentes habrían sido conocidos por el arzobispo de Santiago. La víctima asegura que encubrió el hecho.

Rodrigo Fuentes

  Lunes 4 de marzo 2019 19:51 hrs. 





A días que se sepa el fallo por el caso de cura Fernando Karadima, el Arzobispado de Santiago suma una nueva acción legal en su contra.

El hecho se remite al año 2015 cuando el demandante “Z”, de 40 años, se acercó a la Catedral de Santiago para pedir ayuda económica para los medicamentos de su hija.

Ahí, asegura en la acción judicial, fue atendido por el sacerdote Tito Rivera, quien lo habría llevado a una pieza en el segundo piso del recinto católico donde le dio un vaso de agua con una sustancia desconocida. La víctima relata que a partir de ese instante sitió dificultades para moverse y denuncia haber sufrido una violación por parte del presbítero.

Sucesos que el acusador dio a conocer el año 2015 en la Oficina Pastoral de Denuncias (OPADE), donde no tuvo respuesta hasta el año 2018.

Según la declaración del sacerdote e integrante del Tribunal Eclesiástico, Francisco Iglesias, el clérigo Tito Rivera fue suspendido por 14 años de cualquier actividad religiosa por reconocer actividad sexual, sin embargo, nunca admitió haber abusado de esta persona en particular.

Todo esto es parte del texto de la demanda judicial que fue presentada en junio de 2018. Citas de testimonios recabados por la fiscalía regional de O’Higgins, ente que, precisamente, está investigando el caso.

El persecutor de dicha zona, Emiliano Arias, durante una de las audiencias contra sacerdotes acusados de abuso sexual, apuntó a la figura de Ricardo Ezzati como sinónimo de impunidad en los delitos.

“No creo que sea necesario señalarle a su señoría todas las carpetas de investigación donde existen incumplimientos graves del señor Ezzati. Un de ellas es una violación ocurrida en la Catedral de Santiago estando él representando al Arzobispado de la capital. De eso se tratan las indagatorias, delitos cometidos contra fieles, su inacción tiene una transcendencia tan importante que produce una cadena de impunidad”, afirmó.

ezzati-580x350

El denunciante además acusa que en su momento relató los hechos al propio arzobispo de Santiago, sin embargo, este lo abrazó, lo mandó a rezar por el sacerdote y le entregó 30 mil pesos en efectivo.

Juan Carlos Cruz, denunciante del ex cura Fernando Karadima, quien además denunció a Ricardo Ezzati por encubrimiento, sostuvo que los implicados ya deberían estar en la cárcel.

“Aunque uno a veces debería estar curado de espanto, me parece increíble saber que siguen impunes estas atrocidades tan grandes, amparadas por Ezzati, y otros tantos curas quienes sabían lo que estaba pasando y no hicieron nada. Deberían estar todos en la cárcel ayer, no hoy ni mañana, ayer”, comentó.

Recordemos que el fiscal Emiliano Arias ha realizado diversas diligencias, como el allanamiento a la Catedral el pasado 13 de septiembre. Allí encontró documentos correspondientes a la indagatoria previa -que había permanecido en secreto- donde aparecen más testimonios de sacerdotes.