Diario y Radio U Chile

Escritorio

Sellos de Excelencia a la Artesanía recorren Chile de norte a sur

En su décimo primera versión, el reconocimiento recayó en nueve obras de distintas regiones del país. La directora del Museo de Arte Popular Americano, Nury González, valoró la premiación en cuanto al impulso a la creación de los artesanos y artesanas y la protección de sus obras.

Tania González Lorca

  Domingo 15 de septiembre 2019 15:39 hrs. 
estatuillas-protectores-del-desierto-barbara-duran

Hilda Díaz Salas, con la obra “Sueño bajo el mar”, y Atis Sáez Malinarich, con la obra “Multitud”, ambos de la región Metropolitana. Luis Baes Miranda con “Seis piezas de cestería en ensamble”, de la región de Los Lagos. Barbara Durán Martinoya con “Estatuillas protectores del desierto”, de Antofagasta. Juan Carlos Orellana con la obra “Microfósil”, de O’Higgins, y Alfonso Moya Sánchez con “Cantarito del Llaima”, de La Araucanía. Marta Godoy Castillo con “La ronda”, de la región de Coquimbo, Felipa Condori Zarzuri con “Isi-Inkuña”, de Arica y Parinacota, y Johana Castro Escobar con “Garra de León”, de Atacama.

Esas son las personas y piezas que en 2019 fueron distinguidos con el Sello de Excelencia a la Artesanía.

La directora del Museo de Arte Popular Americano (MAPA) de la Universidad de Chile, Nury González, recordó en el programa Semáforo el inicio de la alianza del museo con el ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y destacó el acto de salvaguardar una selección de obras y exhibirlas en diferentes lugares de Chile y el exterior, como en París, Francia.

“Además de recibir un premio simbólico, los artesanos igualmente lo reciben en dinero, lo que es bueno porque para ellos también desprenderse de una pieza es complejo”, indicó la artista y académica, considerando que los creadores dejan en manos de las instituciones este patrimonio muchas veces representativo de un territorio.

Sueño bajo el mar – Hilda Díaz Salas

Sueño bajo el mar – Hilda Díaz Salas

La directora de MAPA analizó además la importancia de la protección de la memoria por parte del mundo popular y se refirió a cómo en esta oportunidad el reconocimiento otorgado por el Comité Nacional de Artesanía, patrocinado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), se tradujo en una mirada de norte a sur del país.

Trabajos textiles inspirados en el pueblo aymara, uso de materiales nortinos en joyería, tejidos en cestería y en crin con incorporación de técnicas tradicionales y fabricaciones con madera de coihue, son algunas de las características de las nueve obras destacadas.

“Los creadores de hoy miran a los de antes y es importante que un museo universitario tenga la misión de rescate de estas piezas, que hablan de identidad del país, de cultura, en un mundo globalizado, apurado y desechable”, advirtió Nury González.

Desde hace pocos años, la premiación sumó a un grupo de preseleccionados que esta vez fueron más de diez, quienes recibieron el reconocimiento y la opción de seguir perfeccionándose con acompañamiento de integrantes del jurado.

Garra de león – Johana Castro

Garra de león – Johana Castro

Cantarito del Llaima – Alfonso Moya

Cantarito del Llaima – Alfonso Moya

Cabe mencionar los 15 reconocimientos de excelencia del World Crafts Council y Unesco para productos artesanales del Cono Sur que serán postulados a la sexta versión del Reconocimiento de Excelencia del organismo de Naciones Unidas, a realizarse el 2020.