Diario y Radio U Chile

Año XII, 10 de julio de 2020

Escritorio MENÚ

Construcción de Mall Outlet de Talca se transforma en foco de contagio de COVID-19 y empresa administradora no suspende faenas

Desde mediados de abril, trabajadores de dicha construcción han dado positivo en el examen y aunque la Seremi de Salud ha cursado dos sumarios, la empresa administradora sigue operando.

Diario Uchile

  Martes 2 de junio 2020 9:58 hrs. 
Mall Talca





El primer día de abril, F.C  (32) entró a su primer día de trabajo como constructor del Mall Outlet de Talca, una obra administrada por la empresa MEDF  Arquitectos, que cuenta con amplia experiencia en la construcción de este tipo de inmuebles en la Región Metropolitana y El Maule. Según la prensa talquina, el nuevo outlet mall significó una inversión de 30 millones de dólares.

El acuerdo de F.C con la empresa constructora suponía estar un mes a prueba y luego una renovación de contrato por los próximos meses. Pero a los 15 días de trabajo F. C se enteró que un amigo cercano había dado positivo por COVID- 19. Como protocolo, la constructora entregaba a los empleados alcohol gel en las manos al llegar,  una mascarilla y les controlaba la temperatura.  “No tenía ningún síntoma pero por seguridad fui al Policlínico La Florida y di positivo. Mi familia (dos hijos y su pareja) ha ido al Cesfam y al hospital, y hasta el día de hoy no le toman el PCR”.

F.C dio aviso a la contructora y tomó licencia por lo que indica el protocolo: 15 días. Cuatro de los 250 empleados que trabajan en la construcción, también quedaron en cuarentena preventiva. El resto siguió trabajando. Durante los días que estuvo en casa F.C no recibió ningún llamado de parte de sus empleadores, pero él los llamaba para contar sobre su favorable evolución, porque jamás tuvo síntomas de la enfermedad.

Una vez finalizada su licencia, F.C retornó a la construcción: allí le dijeron que no seguiría trabajando, que habían contratado a otra persona y que lo llamarían en caso de que lo necesitaran. “Yo creo que en el fondo se enojaron conmigo porque me culpan por llevar el virus”. Días después comenzaron las alertas: en las redes sociales y radios locales, diferentes usuarios comenzaron a denunciar la situación: el primero en alertar a principios de mayo fue el locutor de radio Felipe Acuña a través de su Facebook, “Amigos, tengo un auditor con COVID-19, dice que él y un familiar de la misma vivienda están contagiados. Él tiene una familia numerosa, me envió el documento y efectivamente está contagiado. A él le preocupa que se sigan contagiando las personas con las que tuvo contacto en la obra del Mall nuevo que están construyendo en Talca donde trabajan aproximadamente 300 personas (…) Veo que es un punto de propagación inminente”. A las pocas horas el auditor afectado llamó a la radio pidiendo que borraran la publicación, puesto que lo habían llamado de la empresa y temía que hubiera represalias.

Pantallazo publicación

A esta publicación se sumaron varias más, que acusan la misma situación. La más reciente es del 10 de mayo, donde un usuario de Twitter acusa que en el Hospital de Talca, existen 31 personas con síntomas de Covid, y todos tienen algo en común: trabajan en la construcción encargada por MEDF Arquitectos. De acuerdo a información pública del Minsal, el 11 de mayo existían 161 personas con Covid positivo en la comuna de Talca. De ser efectiva la información publicada entonces por el tuitero, el 20% de los contagiados en esa ciudad provendrían en ese momento de la faena del outlet de Talca.

De acuerdo a la información entregada por un ex funcionario de la obra, al 15 de mayo habrían existido 11 personas contagiadas con examen positivo y 40 estarían en cuarentena por síntomas, pero sin poder tomarse examen en los servicios de salud. El resto sigue trabajando. “En el mundo de la construcción quien administra la obra -es decir, quien está a cargo- es una empresa de ingeniería o arquitectura. En el caso del Mall Outlet de Talca es MEDF Arquitectos, que ha trabajando con al menos cinco constructoras que no pueden decidir sobre las gestiones. Quien toma las decisiones es MEDF”.  En esta obra, según la misma fuente “hay muchos contagiados, donde no siguen los protocolos sanitarios. Independientemente que no se haya decretado la cuarentena en Talca, deben seguirse los protocolos”. Para este artículo se intentó comunicar durante tres días con MEDF Arquitectos a través de llamadas telefónicas, correo electrónico y whatsapp. Nicolás Ceroni, coordinador de proyectos de la empresa, respondió que se debía hacer la solicitud formal a través del correo de contacto de la empresa, el cual fue enviado en dos oportunidades,  el 21 de mayo y  22 de mayo, y según Ceroni fue enviado a la gerencia general de la empresa. Sin embargo hasta el día de hoy no respondieron nuestras preguntas. Un miebro de la constructora, señala en off the record que sólo son siete casos confirmados y que no pueden confirmarse más (debido a que no hay PCR disponible).

La cifra de contagiados es un misterio, pero la Presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores de la VII región, Soraya Apablaza, cuenta que “ me comuniqué con el Servicio de Salud del Maule y ellos dicen que son más que los 11 trabajadores con síntomas de COVID- 19 confirmados por la Seremi de Salud, pero que no me pueden confirmar el número exacto de contagiados”. Esto, se debe – explica la dirigenta-  a que “en Talca se dejó de hacer el test de PCR. Ayer una trabajadora de retail fue a varios servicios porque estuvo una semana al cuidado de su padre y finalmente él dio positivo. La política es no hacer examen si no tienes síntomas, aunque vivas con un contagiado. A ella la empresa la mandó a su casa y  le dio 15 días de cuarentena preventiva, pero no a sus compañeros de trabajo, por lo que si está contagiada  y es asintomática, puede estar esparciendo el virus. Esa situación se está dando en varios lugares de la región, también, en las constructoras, donde por la naturaleza del trabajo, la distancia social es imposible”, dice. Es por ello, cuenta, que para esta semana solicitaron audiencia con el Servicio de Salud de la región y las seremías de Trabajo y Salud pues, “ lo que necesitamos son lineamientos y si es necesario que se paren las faenas por un tiempo para evitar contagios, se haga.”.

Soraya Aplabaza

Soraya Aplabaza

Según Pablo del Río, miembro del Consejo Regional del Maule, “en Talca las actividades productivas siguen funcionando normalmente menos el turismo. Sigue funcionando la pesca, el comercio; las construcciones se siguen haciendo de manera normal. A lo más he visto trabajadores de obra con mascarillas pero no mucho más que eso y es un rubro sumamente sensible donde las posibilidades de contagio son reales”. Para el Core, “lo que sí falta son protocolos que vengan de la autoridad sanitaria. Básicamente lo que ha pasado es que  cada negocio ha implementado protocolos creados por ellos, porque no hay una directriz por parte de la autoridad sanitaria. A nivel local hay una improvisación para que la gente pueda seguir trabajando, que ciertamente es aplaudible, pero tienen que haber directrices y protocolos establecidos por parte del Minsal”.

Patricio Espinoza, del Gabinete de la Seremi de Salud del Maule, Marlenne Durán, señala que efectivamente los protocolos por contagio COVID-19 de las constructoras son internos, pero cuentan con la supervisión y visado de la Seremi de Salud, y se adecua al tipo de trabajo que realizan, sistemas de turnos y cantidad de trabajadores. Dentro de lo que exigen está el uso de guantes, mascarillas, fuentes de agua disponibles para el lavado de manos, sanitización de herramientas e incluso “un sistema de turnos al horario de alimentación, para evitar aglomeraciones en comedores y distanciamiento (en lo posible) de cuadrillas de trabajo, entendiendo la naturaleza del trabajo”.

Sumado a ello, señalan, la obra está intervenida por la Unidad de Salud Ocupacional. Además de esto, señalan por correo electrónico en forma textual, “desde el 6 de mayo la empresa ha sido fiscalizada en dos oportunidades. Todos los grupos de trabajo y contactos estrechos se han ido con cuarentena, están con Sumarios Sanitarios, multas y sanciones que pueden llegar a 1000 UT  y realizar las mejoras exigidas por la seremi de salud (el último sumario sin entrar en detalles es bastante fuerte). Es una situación que nos preocupa, por lo mismo los tenemos en antecedentes, para seguir viendo que cumplan las medidas preventivas  y bajen sus contagios”.

Sin embargo MEDF Arquitectos cuenta con los permisos municipales para seguir operando con la obra – el alcalde Juan Carlos Díaz (RN) tampoco respondió a los diversos llamados hechos por este equipo periodístico a través de su jefe de prensa- y la empresa ha decidido seguir con las faenas.

F.C acaba de recibir los 15 días que le pagó el COMPÍN por su licencia y espera poder contar pronto con el seguro de cesantía. Está optimista porque dice que en “Talca se sigue trabajando, comprobado. A uno lo llaman ofreciendo empleos también. Por lo mismo no creo que vayan a paralizar las obras”.

Mall outlet Talca

Imagen proyecto Mall Outlet Talca

Por eso Del Río advierte “hay una irresponsabilidad y un relajo, que es un poco  lo que ocurrió en Santiago donde se pusieron las luces de alerta inicialmente. Se habló y se solicitó hacer una cuarentena total y el Gobierno no tomó ese camino, prefirió hacer cuarentena flexible y hoy vemos lo que está pasando y el crecimiento exponencial de casos. En regiones está pasando lo mismo que pasaba hace unas semanas en Santiago. Hay un relajo porque si bien los números crecen, todavía no son tan alarmantes como para saturar los servicios de salud. El problema es que esta crisis sanitiaria cuando uno se da cuenta que ya está sobrepasado ya no hay vuelta atrás y lo peor es que esto acá está recién empezando”. Mientras las cifras de contagiados en Talca alcanzan una tasa de 1.6 por mil habitantes y en la región siguen en ascenso, llegando hoy a superar más de mil en todo el Maule.