Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

París: Incidentes marcan protestas contra la violencia policial y el racismo

Una manifestación no autorizada en la capital francesa convocada por la familia de un joven negro que murió tras ser detenido en 2016 culminó con disturbios. En la protesta, que también tuvo lugar en otras grandes ciudades de Francia, se escuchaban consignas que aludían al homicidio de George Floyd en Minneapolis.

RFI

  Miércoles 3 de junio 2020 8:27 hrs. 
Protestas Francia





Pese a que la manifestación había sido prohibida por la crisis sanitaria del coronavirus, unas 20.000 personas se congregaron este martes frente a la explanada del tribunal del Palacio de Justicia en el noreste de París.

La concentración había sido convocada por el comité de apoyo a la familia de Adama Traoré, un joven negro de 24 años que murió en 2016 tras ser arrestado en los suburbios de París.

La manifestación tomó un giro violento con el lanzamiento de proyectiles, levantamiento de barricadas e incendios de bicicletas, antes de que la policía lanzara gases lacrimógenos, dispersando a los participantes por las calles aledañas y en el bulevar periférico que rodea la capital francesa, donde cientos de personas bloquearon parcialmente el tráfico.

 

La policía indicó que 18 personas habían sido detenidas al término de la concentración, prohibida por la emergencia sanitaria y el riesgo de “altercados”, debido al “tono” de la convocatoria.

La familia de Adama Traoré intenta probar que el joven fallecido en 2016 murió como consecuencia de la brutalidad policial, haciendo un paralelismo con el caso de George Floyd, muerto a manos de un policía blanco en Minneapolis la semana pasada.

Al comienzo de la protesta, Assa Traoré, hermana mayor de Adama, lanzó: “Hoy no se trata solo del combate de la familia Traoré, se trata del combate de todos ustedes […]. Hoy, cuando peleamos por George Floyd, peleamos por Adama Traoré”.

“La indignación que denunciamos en Estados Unidos, pasa exactamente lo mismo en Francia. En Francia es aún peor: en los Estados Unidos la policía ha sido despedida, en Francia los gendarmes han sido recompensados”, continuó, en el canal BFMTV.

Para ella, “la justicia francesa tiene miedo de la verdad en el caso Adama Traoré, una reconstitución que ha sido solicitada durante varios años no es aceptada, por lo que obviamente no podemos hablar de una investigación en este caso.

Frente a la joven, portavoz del Colectivo Adama, los manifestantes gritaban “Revolución” o “Todo el mundo odia a la policía”. En la protesta también podía verse el cartel de Black Lives Matter y a jóvenes poniendo una rodilla en el suelo, como en las manifestaciones en Estados Unidos.

En otras ciudades del país también se convocaron protestas contra la violencia policial este martes, como en Lille (norte), donde se manifestaron 2.500 personas, y Marsella (sur), donde lo hicieron 1.800.

Batalla de peritajes

Estas manifestaciones tuvieron lugar el día en que se dio a conocer un nuevo peritaje, realizado a petición de la familia de Adama Traoré, que comprometía a los gendarmes en la muerte del joven.

El 19 de julio de 2016, Adama Traoré murió en el cuartel de Persan, casi dos horas después de su detención en su ciudad natal de Beaumont-sur-Oise (Val-d’Oise) al final de una persecución policial y tras escapar de una primera detención en un día de canícula.

Este informe médico fue revelado unos días después de un dictamen pericial final ordenado por los jueces de instrucción encargados de este delicado caso, que absolvió a la policía. Desde entonces, la pericia judicial que exime de responsabilidad a los gendarmes es rechazada por los representantes de la familia Traoré.

El último informe pericial encargado por los magistrados descartó la responsabilidad de la policía atribuyendo la muerte a un “edema cardiogénico” vinculado al estado de salud de Adama Traoré.

Los tres médicos consideraron que “la combinación de sarcoidosis pulmonar (una patología poco frecuente), cardiopatía hipertrófica y un rasgo drepanocítico (una enfermedad genética)” había “contribuido probablemente (…) al edema cardiogénico” en un contexto de estrés y esfuerzo físico intensos, bajo una alta concentración de tetrahidrocannabinol”, el ingrediente activo de la cannabis.

En cambio, en el informe realizado a petición de la familia del joven, un médico, que trabajó sobre la base de otros informes periciales y documentos médicos según el abogado de la familia, considera que Adama Traoré murió de un síndrome de asfixia tras un edema cardiogénico.

Atribuye esta última a la “asfixia posicional inducida por el aplastamiento ventral”, lo que equivale a cuestionar la técnica utilizada para detener a los gendarmes, según este documento, cuyas conclusiones pudo consultar la AFP el 2 de junio.

“No se ha identificado ninguna otra causa de muerte”, añadió.

Un informe médico inicial encargado por la familia había descartado los hallazgos de la investigación el año pasado, lo que llevó a los jueces a pedir el último informe judicial presentado el viernes.

Traoré “soportó el peso de nuestros tres cuerpos” cuando fue arrestado en la casa donde se escondía, dijo uno de los gendarmes durante un interrogatorio, planteando preguntas sobre el método utilizado.

“A diferencia de los expertos nombrados por los jueces, los médicos independientes que realizaron las contra evaluaciones son todos especialistas en las enfermedades mencionadas en el caso. En vista de su experiencia, sus conclusiones están en línea con las que descartan que el enchapado del pecho sea la causa de la muerte de Adama Traoré”, dijo el abogado de la familia, Yassine Bouzrou.