Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Votación histórica: Senado aprueba proyecto que permite retirar el 10% de los fondos previsionales

Algunos senadores que votaron en contra de la iniciativa, como Andrés Allamand y Ena von Baer, tildaron la medida como "inconstitucional" por lo que evalúan acudir al Tribunal Constitucional para revertir lo aprobado en el Congreso.

Diario Uchile

  Miércoles 22 de julio 2020 21:42 hrs. 
Senado





Después de horas de debate, y por 29 votos a favor, 13 en contra y una abstención, el proyecto que permite retirar hasta el diez por ciento de los ahorros previsionales fue aprobado en general por el Senado.

De esta manera, queda aprobado un proyecto que, desde el Gobierno, trataron de evitarlo a toda costa.

Pese al apoyo de la población a la iniciativa, algunos senadores que votaron en contra, como Andrés Allamand y Ena von Baer, tildaron la medida como “inconstitucional”, por lo que evalúan acudir al Tribunal Constitucional para revertir lo aprobado en el Congreso.

Inmediatamente después de la aprobación en general, las calles del país fueron escenario de cacerolazos y bocinazos de festejo, que se mezclaron con la protestas por el caso de Antonia Barra.

Sin embargo aun el proyecto no se despacha a ley, pues se han aprobado las indicaciones del Senado, lo que obliga a que la iniciativa vuelva a la Cámara de Diputados.

 

Debate

Pasada las 14:00 horas, los senadores comenzaron la sesión en que discuten la iniciativa que permite el retiro del diez por ciento de los ahorros previsionales, proyecto que la Comisión de Constitución ya aprobara, en general, el lunes.

Primeramente se aprobó el quorum, quedando establecido, por 29 votos a favor y 14 en contra, que se necesitan 3/5 para despachar la iniciativa.

Luego de esto, comenzó el debate sobre el proyecto en general.

El primero en tomar la palabra fue el senador UDI Iván Moreira. Quien, como ya lo había anunciado, ratificó su voto a favor del proyecto.

“Yo, el peor de todos, reitero mi apoyo a este proyecto, dando la cara en momentos difíciles como lo he hecho siempre”, expresó.

Además, el parlamentario se refirió a su situación en la UDI, luego de que el partido advirtiera que sus militantes que voten a favor pasarán a Tribunal Supremo.

“Podrán sacarme de la UDI, pero no sacarán a la UDI de mi corazón”, sostuvo Moreira.

Por último, el senador gremialista llamó al Presidente Piñera a no vetar la iniciativa ni mandarla al Tribunal Constitucional, en caso de ser aprobada.

“Pido, humildemente, al Presidente Piñera, al amigo a quien conozco hace más de 25 años, a ese amigo, a ese Presidente, que he apoyado en las buenas y en las malas, le pido que no vete este proyecto. Reconozco su derecho  hacerlo, no vaya a Tribunal Constitucional, sería el peor error político que podría cometer, y lo más triste, un golpe bajo a los que sufren”.

También tomó la palabra el senador RN Manuel José Ossandón, quien reafirmó su voto a favor del proyecto.

Sin embargo, su compañero de partido, Andrés Allamand, reiteró su rechazo a la normativa.

“Reitero que estoy plenamente consciente que mi votación no es popular, sin embargo, prefiero enfrentar la impopularidad y el ambiente enrarecido que la izquierda radical ha instalado y que viene de la mano de las amenazas (…) que sumarme al coro de la demagogia, a la prédica de los profetas de la calle, al simplismo y al aplaudo fácil de los adversarios”, sostuvo Allamand.

Siguiendo el debate, el senador independiente Carlos Bianchi, confirmó su voto a favor de “este proyecto histórico”.

“Hoy las chilenas y chilenos comenzamos a escribir un nuevo capítulo de la historia”, afirmó el representante de Magallanes.

El senador del Frente Amplio, Juan Ignacio Latorre, también anunció su apoyo a la iniciativa emanada desde la Federación Regionalista Verde Social, indicando que “este es el principio del fin de las AFP”.

“Es un proyecto humanitario en un tiempo excepcional, pero abre un debate de fondo de los cambios que tenemos que hacer como sociedad”, continuó Latorre, apuntando a un nuevo sistema de previsión en el país.

El RN Rodrigo Galilea, por su parte, rechazó la iniciativa, aludiendo a que no es “normal” que se ayude a personas que no lo necesitan, por lo que hay que focalizarse en ayudar a quienes sí lo necesitan. También sostuvo que si este proyecto hubiese nacido desde el Ejecutivo, toda la oposición lo rechazaría.

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, reiteró su rechazo a la iniciativa, argumentando que “va a generar daño en las pensiones futuras”.

La líder gremialista sostuvo también que con este proyecto, “se les hace creer a las personas que será un tema mágico, que tendrán los recursos casi de manera inmediata, pero no se es dice a cerca de 800 mil personas que solo van a poder sacar cien mil pesos, además, en dos cuotas. Eso no se los están diciendo”, manifestó.

“Sé que es impopular, pero también se que es responsable”, comentó van Rysselberghe sobre su voto negativo.

Por su parte, el senador PPD Guido Girardi, apoyó el retiro del diez por ciento de los fondos previsionales, aludiendo a que obedece a “una sensibilidad mínima”, criticando, de paso, a quienes han tildado la medida de populista.

Carolina Goic, senadora de la Democracia Cristiana, también se refirió a quienes han tildado de populista el proyecto, afirmando que ella ha demostrado ser seria en su carrera legislativa y que la iniciativa debatida es una demanda de la gente que la Carta Fundamental Permite.

“Se ha hablado mucho de la palabra populismo, de saltarse las reglas del juego, y yo quiero decir en esto, con mucha responsabilidad: a mí nadie me puede acusar de populista, he estado dispuesta muchas veces a pagar costos por defender las reglas institucionales, y hoy lo que no podemos hacer es aceptar que cuando la Constitución está a nuestro favor, sean los dogmas los que nos impidan llegar a la gente”.

El senador Alejandro Navarro apoyó la iniciativa y, aun más, pidió el fin del sistema de AFP. En ese sentido afirmó que la eventual nueva Constitución acabará con el actual sistema de pensiones y, en caso de que esto se vea obstaculizado, “el pueblo lo va a volver a reconquistar en la calle”.

Álvaro Elizalde, timonel del Partido Socialista, confirmó su voto a favor del proyecto, indicando que “hemos llegado a esto porque el Gobierno todavía no toma conciencia de la dimensión de esta crisis”.

Respecto de las posibles acciones que pudiese tomar el Ejecutivo para paralizar la iniciativa, Elizalde sostuvo que “esperamos que el Gobierno no se transforme en un obstáculo”.

Por último tomó la palabra el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien lamentó la, a esa altura, evidente derrota  del Gobierno, asegurando que e proyecto aprobado es malo.

“Es cierto que este proyecto puede ser popular (…) pero no es una buena propuesta, lo han dicho expertos y economistas de distintos sectores”, expresó el secretario de Estado, asumiendo la derrota y advirtiendo una posible inconstitucionalidad.