Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 2 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Ruggero Cozzi (RN) y división oficialista en la Convención: “Era claro que teníamos miradas distintas”

El representante del distrito 6 abordó el afianzamiento del colectivo "RN, Evopolí e Independientes" al interior de la Convención y las diferencias que se suscitaron con los constituyentes de la UDI y Republicanos. Si bien dice no compartir la apreciación que dista de una "Constitución tramposa" sí consideró que ha habido errores de parte de la mesa directiva y quienes ejercen la hegemonía política al interior del ex Congreso.

Maria Luisa Cisternas

  Viernes 5 de noviembre 2021 11:49 hrs. 
cozzi


En conversación con la periodista Juanita Rojas y Claudio Medrano en la primera edición de Radioanálisis el constituyente de Renovación Nacional, Ruggero Cozzi, abordó la división del conglomerado Vamos por Chile al interior de la Convención. Un proceso que terminó por definirse esta semana con la conformación del colectivo “Independientes, RN y Evopolí” que separó las aguas con la derecha más conservadora que representa la UDI y Republicanos. Esta nueva fracción tiene por objetivo “trabajar democráticamente para el buen resultado de esta Convención” dejando atrás la polarización. 

Este nuevo colectivo que se encuentra conformado por Bárbara Rebolledo, Cristián Monckeberg, María Angélica Tepper, Luis Mayol, Geoconda Navarrete, Manuel José Ossandón, Paulina Veloso, Luciano Silva, Patricia Labra, Hernán Larraín, Bernardo Fontaine, Roberto Vega, Álvaro Jofré,  Raúl Celis, Bernardo de la Maza y Ruggero Cozzi, se planteó cinco ejes para su orientación programática.

Estos son la creencia en una Constitución que busque cambios garantizando la paz, la justicia, las libertades individuales y civiles, el ambiente sustentable y un Estado moderno, la importancia del diálogo para la concreción de acuerdos transversales, la convicción de que el proceso constituyente debe respetar las reglas y el mandato encomendado en el plebiscito de octubre del 2020, el interés por la participación ciudadana y el irrestricto compromiso a la Convención Constitucional.

Sobre los motivos de esta separación Cozzi mencionó razones de orden administrativo. Al respecto, señaló que la desarticulación de los 37 de Vamos por Chile partió de una iniciativa de los Republicanos y de la UDI quienes se dividieron en tres bancadas: el primer grupo ahora concentrado en “Chile Libre” y dos bancadas más en las que se acomodaron los constituyentes del partido presidido por Javier Macaya.

“Por lo tanto, administrativamente los 16 convencionales de RN, Evopoli e Independientes quedamos un poco a la deriva entonces nosotros, un poco nos sorprendimos con esta decisión. A mí no me parecía conveniente la oportunidad pero si estaba conversado que en algún momento íbamos a separarnos en distintas bancadas más pequeñas y bueno, ante la sorpresa nos tomamos un par de días para pensar qué hacer y esta semana formalizamos esta situación, nos sacamos el membrete de Vamos por Chile y adoptamos esta nueva marca”, explicó.

En lo relativo a lo político, Cozzi sostuvo que la desarticulación de Vamos por Chile se explica por diferencias que se han mantenido en el proceso, que han dado cuenta de “una mirada país distinta respecto a lo que es el proceso constituyente” y que ya se venían evidenciando en diferentes hitos.

Nosotros ya habíamos actuado separadamente, por ejemplo, cuando enviamos una carta a los pueblos originarios, reconociendo su deuda histórica y abriéndonos al diálogo para colaborar en todas sus demandas y peticiones e ir construyendo acuerdos. También lo habíamos hecho al momento que la Comisión de Reglamento con Hernán Larraín y Patricia Labra presentamos por nuestro lado la propia propuesta de reglamento entonces existía ya un trabajo conjunto”.

Respecto a si hubo conversaciones preliminares a esta división, el convencional de RN señaló que la rearticulación de las bancadas “siempre se conversa”, sin embargo “no se imaginen una reunión de los 37, no. Eso en general en las bancadas no se produce. Había un diálogo entre Cristián Monckeberg, Rodrigo Álvarez, Hernán Larraín, yo a veces también me metía y con cada hito siempre surgían diferencias que procesábamos internamente pero la verdad es que era claro que teníamos miradas distintas“, explicó.

Elevando la situación a un análisis macro, Cozzi abordó las orientaciones que debe tomar la derecha en la construcción del nuevo ciclo político del país. En eso hizo una revisión a los últimos diez años de la política tradicional donde sostuvo que las y los legisladores de la derecha e izquierda tradicional no se hicieron cargo de las demandas sociales. En términos económicos hubo un estancamiento, agregó, lo que en definitiva, sumando todos los factores, terminó en la “olla a presión” que estalló el 18 de octubre.

“Yo creo que esas demandas ciudadanas y ese malestar fue procesado gracias a una correcta reacción política en su minuto el 15 de noviembre del 2019, enmarcarlo en este proceso creo que fue acertado aunque es evidente que no va a resolver todos esos problemas”, dijo al respecto.

En eso reconoció que “a la centro derecha nos fue muy mal en las elecciones, no alcanzamos el tercio que esperábamos conseguir, eso nos coloca en una disyuntiva sustancial de cómo abordar el proceso y al menos nuestra bancada de convencionales RN, Evopoli e Independientes queremos colaborar en tener la mejor nueva Constitución posible“.

No obstante a eso, Cozzi reparó en el rol que ha jugado la izquierda y la centro izquierda la interior de la Convención en cuanto a su juicio, han faltado señales de diálogo para la construcción de grandes acuerdos y un compromiso más serio para un desarrollo sostenible y socialmente inclusivo. 

“Yo creo que acá, a diferencia de lo que ha planteado la UDI y los Republicanos, no es que estemos en presencia de una Constitución tramposa, que vaya a ser ilegítima. Al contrario yo creo que aquí ha participado el electorado en elecciones, se hará un plebiscito de salida, se han respetado los 2/3 entonces yo creo que hablar de una Constitución tramposa no es correcto pero lo que si, de nuestro sector tenemos que decir con todas sus letras es que ésta sí puede llegar a ser una Constitución que nos hunda en el subdesarrollo y eso claramente que es grave, eso nos da un relato al futuro porque vamos a tener una recesión a la cual ya estamos entrando”, advirtió.

En esa línea, dentro de los aspectos positivos que ha visto del proceso constituyente, Cozzi destacó la aprobación del reglamento en un período de tres meses, que en palabras del convencional “es un tiempo record”. Del mismo modo valoró la ratificación de la regla de los 2/3 en cuanto era un guarismo bien impugnado por ciertos sectores de la Convención y aún así se logró mantener y además consideró bueno el hecho que los plebiscitos dirimentes contemplaran la reforma constitucional que se requiere para su realización.

Entre las señales negativas mencionó el episodio protagonizado por Rodrigo Rojas Vade y “ciertas decisiones” que se adoptaron a raíz de las asignaciones, que si bien no alteraron el trabajo del reglamento propiamente tal, sí afectaron el prestigio de la Convención, señaló.

“Ahí yo si quiero decir algo, esto no ha sido una campaña de la derecha. Algunos convencionales han exagerado, han distorsionado la realidad en un par de ocasiones pero la verdad es que la caída en la confianza de la Convención es fruto de errores que ha cometido la Mesa Directiva o convencionales que hoy día tienen hegemonía política dentro de la Convención“, aseveró.

Si bien el diálogo con la izquierda se ha ido dinamizando en este período de discusión de normas constitucionales, Cozzi, reparó en que fue una relación que costó mucho establecer en la primera etapa del proceso.

“A nosotros se nos aisló completamente y yo creo que ahí hay un error político del Frente Amplio y del Partido Socialista porque si aíslan a la derecha van a obligarnos a todos tener que atrincherarnos en una opción de rechazo en el plebiscito de salida y vamos a tener una Constitución que va a estar impugnada en los próximos años por un sector importante de la sociedad porque recordemos que una cosa es tener mayoría electoral circunstancial y otra cosa es tener una cultura sociológica y cultural”. 

Finalmente, consultado por declaraciones en contra del trabajo de la convención, provenientes del oficialismo, el convencional señaló que: “Si tu pones el ejemplo de la senadora Ena Von Baer yo creo que ella lo que dijo en la Franja fue no una mentira, más bien una media verdad, porque lo cierto es que hay convencionales que tienen toda la disposición y lo han dicho públicamente de cambiar los emblemas nacionales entonces, es cierto que la Convención no lo ha discutido y no lo ha votado pero plantear al punto no me parece tan equivocado, el modo claramente no dice toda la verdad pero tampoco es completamente mentira”, consideró.

En ese sentido señaló que cada caso representa matices que deben ser analizados en particular para que la ciudadanía decida sobre “cuanta verdad o cuanta mentira hay en cada ser en una sociedad democrática”. Finalmente hizo hincapié en la importancia de poner los temas sobre la mesa a modo que la ciudadanía se entere del acontecer, “obviamente de juicios más exactos y precisos”, puntualizó.