Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de julio de 2022

Escritorio

¿Con o sin los republicanos?: Chile Vamos se distancia del partido fundado por Kast en una eventual ampliación de la nueva oposición

Luego de la derrota de José Antonio Kast, desde Chile Vamos comenzaron los primeros análisis y aproximaciones sobre el rol que el bloque tendrá a partir de marzo, así como la política de alianzas del sector.

Maria Luisa Cisternas

  Lunes 20 de diciembre 2021 20:17 hrs. 
Santiago, 19 de julio de 2021.
Miembros del pacto Chile Vamos realizan un punto de prensa en La Moneda.

Dragomir Yankovic/Aton Chile

Compartir en

Con la victoria de Gabriel Boric en la segunda vuelta presidencial, el bloque de centro derecha Chile Vamos retornó a la oposición, con lo que se inicia una discusión sobre si el contrapeso al gobierno de Apruebo Dignidad implicará un pacto con el Partido Republicano que cuenta con 14 diputados y un senador, o bien, con otras fuerzas políticas que se han logrado llegar al Congreso Nacional y que mostraron simpatía hacia la derecha, como es el Partido de la Gente que se inclinó por José Antonio Kast.

Una aproximación que realizó el senador electo y timonel de los gremialistas, Javier Macaya, quien dijo esperar que Chile Vamos sea una oposición constructiva que busque consensos transversales y donde cada partido asuma su propio rol. Una oposición que será más dura, aseguró, en la medida que Boric se aleje de la moderación que adoptó durante la segunda vuelta. 

“No vamos a ser el tipo de oposición que ha vivido Chile en estos cuatro años, estamos disponibles a construir ciertos acuerdos con republicanos, con nuestra coalición, con distintas personas del mundo independiente incluso el Partido de la Gente, la antigua Concertación, creo que hay que estar disponibles para eso”.

javier macaya

Desde la misma tienda, el senador Juan Antonio Coloma dijo esperar un proceso de reunificación que considere al partido Republicano. “Espero podamos hacerlo”, expresó, buscando generar una coalición “más unida y más amplia”.

“Acá no estamos hablando de cosas pequeñas, estamos hablando de cuál es el futuro de Chile y a Chile le conviene tener una oposición unida. Tiene que ser leal, que sea constructiva, que sea oposición, y no le conviene que esté dispersa en muchos sectores“, señaló respecto a los republicanos.

Desde Renovación Nacional en tanto, su presidente Francisco Chahuán, abordó este escenario tras una reunión de la directiva del partido realizada este lunes, dando por hecho que habrá un acuerdo de gobernabilidad y una relación amistosa con el partido Republicano en la medida que existen coincidencias en valores y principios de “los temas centrales”. No obstante reparó en que hay diferencias con Chile Vamos dado que el conglomerado tiene “un perfil y un anclaje hacia el centro político”, así como “un futuro distinto”, expresó.

De todas maneras, la decisión sobre si el bloque se ampliará a los republicanos radica en instancias del partido tales como su comisión política y el consejo general, añadió Chahuán. “Será materia de discusión pero ciertamente el mandato que tenemos es que Chile Vamos se mantiene como está con sus cuatro partidos“.

Chahuan

Para la doctora en Ciencia Política y académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, María Cristina Escudero, “a la derecha tradicional le toca levantarse bien desde abajo”, en la medida que tanto en primera vuelta como en el balotaje, “el pacto cosechó una derrota sin haberse fortalecido programáticamente ni en sus cuadros técnicos ni de terreno, ni en su programa”. Tampoco enarbola sus propias banderas a diferencia de lo que sucedió con el partido Republicano, que a su parecer, “jugó su propio juego” terminando en una mejor posición, señaló.

“Probablemente vaya a tener que rearticularse de una manera distinta, perderá militantes y tendrá que hacer una propuesta nueva, lo que no es fácil porque sus transformaciones han sido muy lentas entonces debe ver como se rearma”, expresó Escudero.

Por su parte, el subdirector de Desarrollo del Instituto de Estudios de la Sociedad, Rodrigo Pérez de Arce, consideró poco probable que los republicanos se sumen al conglomerado en la medida que el partido fundando por Kast tiene una “vocación de camino propio muy marcada”, que es lo que le permite establecerse como la derecha disruptiva como a sus representantes les acomoda caracterizarse. Lo anterior hace difícil el erigir una convergencia amplia en el espectro de la derecha por lo que la inclinación del abogado fue a vislumbrar el surgimiento de tres bloques.

“¿Qué es lo que avizoro yo? Que por cierto habrá una parte de la UDI que se liberará definitivamente de ahí y se moverá al mundo republicano, debería haber un mundo más social cristiano quizás esa opción de Mario Desbordes, Hugo Herrera que hay que ver cómo se articula y un tercer sector que podríamos llamar una derecha más bien liberal que es Evópoli, lo que también trató de representar Sebastián Sichel con poco talento a mi juicio”.

Precisamente el partido liderado por Andrés Molina ha sido claro en limitar sus marcos de alianza al descartar de plano una eventual articulación con los republicanos. En ese sentido la secretaria general de Evópoli, Luz Poblete, aseguró que “no nos vemos en ningún caso, por las diferencias que tenemos, estructurales, en una misma coalición con el Partido Republicano y si los otros partidos toman una decisión distinta, obviamente nosotros quedaríamos fuera de eso conformando u otra coalición o un camino propio y que en el decante de este proceso se pueda reconfigurar con otras alianzas”.

luz poblete

En ese línea, Poblete consideró legítimo el preguntarse a este punto sobre “si seguir juntos o generar fuerzas alternativas paralelas que puedan significar dos o tres bloques”, en la medida que estando fuera del gobierno los partidos pueden ampliar sus perspectivas y retomar sus esencias que se desdibujan bajo la administración del Estado, señaló, considerando la lealtad, el trabajo y el rol que toca asumir.

Tomando distancia de Kast

Desde la óptica del diputado y secretario general de RN Diego Schalper, Chile Vamos debe avanzar “de un pacto electoral a una coalición política que hace política” y aludiendo a Kast, consideró un error que el sector haya “descansado en individualidades”, ya que a su parecer el éxito se alcanza cuando se es una plataforma amplia.

Sobre si los republicanos tendrán un rol en esa coalición, el diputado sostuvo que los republicanos serán una oposición dura con poca apertura hacia algunos temas, mientras que él en cambio dice tener “una mirada en donde tenemos que ser capaces de decirle a los chilenos ‘miren, nosotros somos alguien que creemos que los últimos 30, 40 años han sido buenos para Chile, pero entendemos que en materia previsional, en salud, en materia de subsidio habitacionales hay que hacer reformas profundas”.

Por su parte, el senador Manuel José Ossandón, quien se mostró algo más reticente en salir a respaldar al candidato del Frente Social Cristiano, desestimó por completo una conducción de Kast sobre la oposición.

Kast no va a ser el líder de la oposición. Les puedo asegurar que el líder de la oposición no es José Antonio Kast”, recalcó, añadiendo que “si creen que los republicanos van a liderar la derecha, están absolutamente equivocados”.

Quien también se expresó en esa línea fue el analista político y ex asesor de Joaquín Lavín, Gonzalo Müller, quien sostuvo que “no es natural que Kast termine siendo el líder natural de la futura oposición“, ya que a su parecer el bloque de Chile Vamos es un proyecto más moderado que debe manifestarse.

“Recordemos que Chile Vamos tiene 54 diputados y 24 senadores, por lo tanto el Partido Republicano y José Antonio Kast deben conversar y ordenarse(…)ya no existe la obligación de seguir el diseño de Kast sino que ahora debe comenzar una conversación entre Kast y Chile Vamos”, indicó.

Síguenos en