Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de diciembre de 2022

Escritorio

Gerardo Espíndola: “Cuando hay una migración totalmente desordenada como ocurrió en los últimos tres años pasa lo que está pasando hoy día”

El alcalde de Arica responsabilizó a la administración del expresidente Sebastián Piñera por la crisis de seguridad en el norte del país y dijo esperar que el actual gobierno "continúe en la senda de lo que han partido en estos tres meses".

Natalia Palma

  Viernes 17 de junio 2022 13:47 hrs. 
Alcalde de Arica, Gerardo Espíndola. Foto por Ramon Monroy/Aton Chile

Compartir en

Preocupación ha causado en diversas autoridades luego que la Policía de Investigaciones desbaratara una banda criminal que operaba en el norte del país y que estaría ligada a la peligrosa organización delictual de origen venezolano Tren de Aragua.

Esto, tras un procedimiento realizado en la toma del Cerro Chuño, en Arica, en el que la PDI incautó armas, municiones y halló un cadáver enterrado, hecho por el que Fiscalía informó sobre la formalización de 17 sujetos, a quienes se les imputan delitos como tráfico, asociación ilícita, secuestro y otros ilícitos de carácter grave.

Al respecto, el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, sostuvo que “creo que lo que está pasando hoy día es que queda en evidencia algo que advertimos que podía pasar si no se tomaban las medidas que corresponden. Nosotros por lo menos llevamos cuatro años desde la municipalidad advirtiendo, especialmente al gobierno anterior, la necesidad de fortalecer las fronteras, de atacar fuertemente el tráfico de personas, que es uno de los elementos más delicados y que se mira con mayor desdén y no con la preocupación que se requiere”.

Según expresó la autoridad “finalmente, terminamos importando criminales, bandas criminales, carteles, que no solamente están instalados en Arica, sino que en gran parte del país. Lo que ocurrió en Arica, mis felicitaciones primero a la PDI y Fiscalía, son por lo menos tres semanas de acciones concretas de desarticulación de bandas de tráfico de personas, de drogas, en este caso de un cartel que es mucho más integral, que agrupa una serie de factores criminales. Creo que es el camino que tenemos que seguir como país y desde el gobierno creo que está poniendo bien el acento”.

Sin embargo, resaltó que “es importante que esto no se quede en una situación de anécdota, sino que sea un quehacer permanente en atacar esto, pero no solamente desde la persecución y la inteligencia, sino que también desde ir disminuyendo factores de riesgo que permite que estas bandas se instalen”.

En ese sentido, ejemplificó que “en Arica ha crecido en el último año enormemente la cantidad de tomas en sectores que no están preparados para recibir viviendas y son lugares que quedan sin ningún tipo de resguardo, sin iluminación, sin presencia de las policías, son el lugar especial para que estos carteles se instalen”, añadiendo que en el caso de la toma en el Cerro Chuño “ese es un sector donde no puede vivir ninguna persona, son casas que se construyeron sobre terrenos que están contaminados con metales pesados. Esas familias se erradicaron, nunca se demolieron esas casas, hoy día viven nuevamente personas ahí y se está transformando lamentablemente en un lugar tomado el narcotráfico, la delincuencia y en lo que vimos ayer”.

En cuanto a la visita que hará esta tarde el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, a Iquique para encabezar la constitución del Consejo Contra el Crimen Organizado de la Región de Tarapacá, Espínola dijo esperar que el actual gobierno “continúe en la senda de lo que han partido en estos tres meses. En tres meses ya tenemos la desarticulación de una banda de traficantes de personas en Arica, la desarticulación de una banda traficantes de droga en Caleta Vítor y ahora este brazo del Tren de Aragua”.

“Que no pase lo que ocurrió lamentablemente en el gobierno anterior, esta desidia hacia el norte y que quedó en evidencia en las últimas semanas de que finalizara el gobierno de Sebastián Piñera con la paralización de la ciudad de Iquique, de Arica, de Antofagasta, producto del crimen que se estaba tomando en diferentes espacios de la ciudad”, apuntó.

Esto, en referencia al paro de transportistas ocurrido en febrero pasado por la muerte del joven camionero, Byron Castillo, quien fue asesinado por un grupo de migrantes, tras lanzarlo desde un paso bajo nivel camino a Antofagasta.

Desde esa perspectiva, el alcalde comentó que “una cosa es la migración desordenada, otra cosa es la internación de criminales. Lamentablemente, cuando hay una migración totalmente desordenada como ocurrió en los últimos tres años pasa lo que está pasando hoy día, que estamos heredando esta internación de criminales organizados”.

El jefe comunal manifestó que “lo que yo espero de este gobierno es que ponga un foco fuerte en fortalecer, recuperar las fronteras para el Estado de Chile y arrebatárselas a los traficantes de personas. Que los procesos de migración se ordenen de una vez por todas, que se parta por un proceso de reconocimiento, de saber de quiénes son las personas que están acá en Chile, quienes son migrantes que pueden aportar y quienes no que sean deportados, personas que tienen especialmente sus papeles de antecedentes manchados”.

“Yo espero no ver en la televisión el show como fueron las deportaciones que ocurrieron en el gobierno anterior, la gente de vestida de blanco, con grilletes, sino que ocurran las deportaciones como reales, que se siga haciendo inteligencia, investigación, pero sobre todo en el caso mío, como alcalde de Arica, es que las fronteras se fortalezcan y exista una política especial de seguridad para los territorios fronterizos como es Arica y Parinacota que limita con dos países”, manifestó.

Síguenos en