Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de agosto de 2022

Escritorio

Ricardo Hormazábal: “La DC está en una crisis enorme”

El ex timonel de la Falange, quien requirió la libertad de acción para el plebiscito de salida, acusó a la directiva de Delpin de saltarse los estatutos para convocar a la Junta Nacional del 6 de julio. "Perdieron autoridad moral", sostuvo.

Maria Luisa Cisternas

  Domingo 3 de julio 2022 11:38 hrs. 
hormazabal

Compartir en

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, Ricardo Hormazábal, otrora senador de la República por Coquimbo y uno de los ex presidentes de la falange que solicitaron a la directiva del partido decretar la libertad de acción para el plebiscito de salida, se refirió a los motivos que lo llevan a votar rechazo a la propuesta de Constitución de la Convención y abordó el momento por el que atraviesa la DC de cara a la Junta Nacional del 6 de julio, en la que la tienda deberá dirimir entre el apruebo y el rechazo para el referéndum de septiembre.

Si bien es considerado uno de los rostros del ala progresista de la Democracia Cristiana, Hormazábal se manifestó en contra de ese tipo de expresiones. “Yo estoy por un cambio, una sociedad más justa y no me gustan los calificativos”, afirmó. Y es que para muchos resultó una sorpresa que el militante histórico se inclinara por el rechazo a la nueva carta marga y que firmara una carta requiriendo libertad de acción junto a otros expresidentes de la DC con quienes reconoce haber tenido diferencias.

Abundando en sus motivos, aseguró haber aprobado por “el cambio para una mejor Constitución y para que pudiera haber una institucionalidad que reemplazara la democracia semisoberana que construyó al ex Concertación y la Nueva Mayoría, con el partido incluido, que generó una burbuja que alejó a los políticos de la ciudadanía“. No obstante, a estas alturas consideró que el proceso ha devenido en “entelequias que nos hacen volver al siglo XXI”, particularmente por la visión de país que, a su juicio, ha erigido la Convención. 

“Chile en su historia ha sido considerada por la izquierda, la derecha y el centro como un país y una nación que se ha formado con el concurso de los pueblos originarios y las corrientes migratorias que han llegado en el pasado, que están en el presente y que van a llegar en el futuro (…) La Convención ve un país irreal, primero que nada divide el país en pequeñas naciones, esas pequeñas naciones generan ingobernabilidad”, sostuvo.

“La Convención Constituyente crea estaditos, naciones distintas”, enfatizó, lo que además “nos debilita para negociar con las grandes corporaciones internacionales que han dominado nuestra economía y nos debilita en nuestra soberanía nacional frente a nuestros países vecinos”, añadió Hormazabal.

A modo de ejemplo, el exsenador indicó que “la Unión Soviética implosionó, no la destruyeron desde afuera, se destruyó desde dentro con el fracaso del modelo comunista y además porque resurgieron ante ese fracaso las nacionalidades distintas”. Junto a ello, sostuvo que “el Wallmapu es una posición extrema que busca la recuperación de territorios en Argentina y en Chile para una nación de esos grupos que están exigiéndola. Eso es un error tan grave que el propio Presidente Boric tuvo que pedir excusas a Argentina porque ministros que hablan mucho y olvidan que están desempeñando funciones públicas, apoyaron la idea del Wallmapu”.

Pese a que, entre sus disposiciones, la nueva Constitución establece que el Estado de Chile es indivisible, Hormazabal consideró que “esas frases son aspirinas”. “Generar autonomía de territorios étnicos divide a Chile pongan lo que le pongan al lado, si eso va con principios de autodeterminación, con elección de autodeterminación, con soberanía para pactar con los adversarios, con los vecinos en otras partes”, señaló.

En otras aristas de la discusión en torno al plebiscito, el ex senador consideró una falacia el tildar a la Carta vigente como, “la Constitución de Pinochet”, arguyendo que ésta “fue modificada en 1989 en una negociación que se hizo entre la Concertación y los militares y la derecha”. 

“¿Eso se hizo entre cuatro paredes? Mentira. Se hizo un plebiscito donde votamos el 90 por ciento de los chilenos, estaban inscritos el 97 por ciento y votamos el 92 por ciento. Sacamos más del 90 por ciento de apoyo ¿Quién estuvo en contra? La UDI y sectores de izquierda, a pesar de que eliminamos el artículo octavo por el cual dejaban al Partido Comunista fuera de la institucionalidad y por el cual algunas destacadas figuras de izquierda estaban siendo incluso procesadas. O sea, hay un primer cambio”, indicó.

Junto a eso relevó lo que a su juicio fue el fin de “los enclaves autoritarios” con las reformas del expresidente Ricardo Lagos y destacó la eliminación del sistema binominal por Michelle Bachelet. “¿Qué es lo que se mantuvo de la Constitución de Pinochet? -Y que no se mantuvo por las fuerzas de las armas o la fuerza de la derecha- se mantuvo el núcleo neoliberal de lo económico y social, y ahí estuvieron el Partido Socialista, el PPD, la Democracia Cristiana y el PC cuando fue integrante de la Nueva Mayoría. Es decir lo aquí tenemos como Constitución es lo que estas fuerzas políticas dejaron y a pesar de eso, yo quiero cambiarla porque he sido contrario al núcleo central del neoliberalismo”. 

Pese a ello, el DC es de la idea de que la nueva Constitución no soluciona los problemas que radican en la Carta actual y que por el contrario, genera nuevos escollos. En ese sentido dijo respaldar la iniciativa de disminuir a 4/7 el quórum para reformas a la Constitución vigente, apelando a la disposición de la derecha a apoyar. La derecha asustada y algunos de ellos a lo mejor razonablemente entendiendo la crisis que hay, pueden hacer cambios. Hoy día se han comprometido a votar ¿Por qué no los sacamos al pizarrón?”, instó.

Así las cosas, Hormazabal consideró que “Chile va a tener problemas gane quien gane, el apruebo o el rechazo. Yo digo desde ya, yo voy a estar al lado del Presidente Boric y de la institucionalidad democrática si algunos quieren tirar el mantel. Yo me siento discípulo de Leighton, de Tomic, de Renán Fuentealba, pero como ellos hay que decir a tiempo lo que uno cree y no por miedo o por pose, dejar de denunciar lo que uno considera injusto“.

El partido

Abordando el escenario de la falange, Hormazabal afirmó que “la DC está en una crisis enorme” y que en el partido, se ha abandonado la discusión en base a argumentos. “Es un tema de fondo, y lo formal es que aparece gente que se dice DC diciendo A, B, C o D. O sea, la DC hoy día, como muchos partidos, es una montonera“, indicó.

Además dijo discrepar con el enfoque que ha manifestado la directiva del partido respecto al plebiscito de salida del proceso constituyente. “Lo que yo hice fue pedir a la directiva del partido, con otros militantes, que hiciéramos un debate interno, sólido, informado y luego hiciéramos una votación donde participen todos los militantes porque esto es un hecho histórico, es primera vez que se construye una Constitución así, por lo tanto creo que era importante que participara cada militante, pero con la información. La directiva nacional dijo que no y vi al presidente del partido en CNN diciendo que si el partido aprobaba el rechazo, él iba a votar en conciencia. Yo discrepo de ese enfoque“, sostuvo.

Por lo demás, Hormazábal aseguró que la Directiva vulneró los estatutos al convocar la Junta Nacional y es que según indicó, la instancia “tiene que citarse con 30 días de anticipación haciendo llegar los documentos y las propuestas que se van a debatir”. Aún así “esta directiva, a última hora, presionada porque nosotros pedimos elección directa, porque queríamos información, cita la junta sin cumplir con esos estatutos”. 

“Yo no discuto que esta Junta tenga cuatro años de antigüedad, la pandemia ha impedido hacer otra cosa, yo conozco personas ahí a las que les tengo afecto personal, no quiero descalificarlos, sino que lo único que digo es que si el presidente del Partido y la directiva no cumplen los estatutos, perdieron autoridad moral para obligarnos a otros a cumplir otra parte de los estatutos. Si la Directiva no entiende y quiere adoptar sanciones, no le reconozco autoridad moral para sancionarme porque ellos se han saltado las normas”, expresó.

Abordando las posturas de la DC que van por el apruebo, Hormazábal indicó que “dicen, ‘el texto me encanta’, entonces lo que yo he sostenido, que lean el de Bolivia, el texto de Bolivia tiene más cosas hermosas que este, pero no es eficiente. El texto en Ecuador, tiene cosas hermosas, pero no es eficiente, mire los conflictos que hay hoy día en Ecuador. Aquí no estamos postulando al premio nacional de literatura, estamos hablando de una Constitución”, señaló.

“Un ejemplo concreto, yo he peleado desde que salieron contra las AFP, hay un párrafo en la Constitución que dice que la Constitución asegura a todos los habitantes va a crear un sistema público, solidario, de reparto, con pensión definida. Yo comparto eso, a mí me parece muy bueno, enuncia principios de la OIT, me encantan, yo los cito en mis libros, en mis discursos, yo creo en la forma en que la OIT entiende la previsión sin lugar a dudas, pero yo también leí la vigésimo séptima transitoria disposición y ahí dice que el Presidente tendrá un año plazo para presentar un proyecto que, como dice la Constitución, hay que crear un organismo público que administre el sistema ¿Cuántos años demora la tramitación? ¿Cuál va a ser el organismo público? ¿Cómo va a funcionar?”, cuestionó.

Síguenos en