Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Al Fatah y Hamas firman acuerdo de reconciliación en Argel

Tras dos días de negociación, las organizaciones que controlan Gaza y Cisjordania, firmaron un acuerdo por el que se reconcilian después de 15 años de división que ha debilitado la causa palestina frente a los embates de Israel.

Luis Hernán Schwaner

  Viernes 14 de octubre 2022 15:31 hrs. 
palestina-independencia-reuters-compressor-960x640

Compartir en

La “Declaración de Argel”, firmada por 14 facciones palestinas, incluidas las dos principales -y rivales- Hamas y Al Fatah, bajo los auspicios del presidente de ese país, Abdelmadjid Tebboune, es una sólida plataforma para el logro de la unidad nacional palestina y devuelve su rol central a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y sus instituciones afiliadas como representantes legítimos y únicos del pueblo palestino. Contempla, asimismo, elecciones presidenciales y legislativas en el plazo de un año en los territorios palestinos, poniendo énfasis en los llamados “objetivos nacionales”, a saber, “el derecho al retorno de los refugiados y el establecimiento del Estado palestino independiente”. El crucial documento destaca la importancia de la unidad nacional como la base de la resistencia contra la ocupación e incluye la unificación de las instituciones nacionales, así como el despliegue de los recursos necesarios para los proyectos de reconstrucción, al destacar la importancia de dar pasos concretos para que la reconciliación realmente se lleve a cabo.

Como es sabido, Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este, territorios geográficamente separados, son regidos también separadamente por las dos mayores facciones palestinas desde 2007, cuando se enemistaron por sostener visiones divergentes en cuanto a cómo se debía enfrentar a Israel. Ese año, la islamista Hamás expulsó a las fuerzas nacionalistas de Al Fatah de la Franja de Gaza y desde entonces cada uno gobierna enclaves palestinos territorialmente distantes. Actualmente, las negociaciones estuvieron precedidas de meses de encuentros de alto nivel en Argel, durante las que las distintas facciones fueron presentando sus respectivas visiones para terminar con la división después de sucesivos intentos fallidos por reconciliarles, especialmente de parte de Egipto y Qatar. Argelia, por su parte, promovió este nuevo esfuerzo en pro del reencuentro palestino con miras a la cumbre de la Liga Árabe, que se celebrará el próximo 1 y 2 de noviembre precisamente en la capital argelina.

En el transcurso de las tratativas previas al acuerdo alcanzado, el presidente Tebboune reunió en julio pasado al líder político de Hamás, Ismail Haniye, que ha participado en  las negociaciones de esta semana, y al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, quien esta vez, sin embargo, debió ausentarse de los encuentros de esta semana debido que debía sostener una reunión de alto nivel con el presidente ruso, Vladimir Putin en la cumbre regional que actualmente se realiza en Astaná, la capital de Kazajistán. “Esta bendita iniciativa es un buen augurio para el pueblo palestino (…) Estamos satisfechos con los resultados de esta conferencia marcada por la franqueza, la interacción positiva y la comprensión”, declaró Haniye al cierre de las negociaciones.

A su vez, el presidente Abdelmadjid Tebboune, por su parte, explicó y defendió ante los medios internacionales cuál ha sido la posición de su país en estas negociaciones exitosas. Dijo que Argelia es “el único país que no tiene cálculos estrechos en este sentido -señaló-  por lo que apoya a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) como único representante legítimo del pueblo palestino”. Desde luego, las facciones palestinas alabaron la “legitimidad” de estas negociaciones patrocinadas por Argelia.

En ese sentido, el secretario general del Partido Iniciativa Nacional Palestina, Mustafa Barghouti, adelantó que las diversas organizaciones habían aceptado gran parte del documento de reconciliación argelino y calificó el hecho como “un logro de la unidad entre las diversas facciones palestinas que alcanzaron un consenso sin precedentes”, según informó la agencia de noticias Argelia Press Service. A su vez, el secretario general del Frente de Lucha Popular Palestina (FLPP), Ahmed Majdalani, valoró la conferencia como una demostración “innegable” del interés de Argelia para la solución del problema palestino.

Hay que recordar que apenas la semana pasada el coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz de Medio Oriente, Tor Wennesland, señaló que al menos 100 palestinos han perdido la vida ultimados por Israel en la Cisjordania ocupada tan sólo en lo que va corrido de este año. “Estoy alarmado por el deterioro de la situación de seguridad, incluido el aumento de los enfrentamientos armados entre palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes en Cisjordania ocupada y en Jerusalén Este”, dijo Wennesland en un comunicado. El funcionario internacional pidió reducir “las tensiones de inmediato para abrir el espacio a iniciativas cruciales destinadas a establecer un horizonte político viable”. “La fragilidad de la situación subraya la urgencia de cambiar la dinámica sobre el terreno”, indicó.

¿Será posible lograr tales metas y detener el derramamiento de sangre a partir del acuerdo de unidad firmado esta semana por las diversas facciones palestinas?

Sólo ellas tienen la respuesta.

Síguenos en