Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 9 de febrero de 2023

Escritorio

Diálogo de sordos: Partidos se entrampan en torno al futuro órgano redactor y ponen en duda nuevas negociaciones

Chile Vamos insistió al oficialismo reconsiderar su oferta para evitar "una réplica" de la disuelta Convención Constitucional. En tanto, este último sector llamó a la oposición a transparentar si quiere o no avanzar a una nueva Carta Fundamental.

Natalia Palma

  Miércoles 19 de octubre 2022 16:20 hrs. 
CONGRESO SANTIAGO

Compartir en

Pese a que hoy miércoles se tenía programada una nueva reunión multilateral entre las distintas fuerzas políticas para continuar las conversaciones en torno al mecanismo y a la entidad que supervisará el cumplimiento de las bases constitucionales, esta fue suspendida.

Lo anterior, en medio de las acusaciones cruzadas entre el oficialismo y Chile Vamos, donde este último ha insistido en que presentarán formalmente su propuesta sobre el futuro órgano redactor una vez que los partidos en favor del Gobierno, junto con la DC, reconsideren su oferta.

Según el diputado UDI, Juan Antonio Coloma, “hemos manifestado en las reuniones cuáles son nuestras posturas y ahora es tiempo de que el oficialismo se ponga al interior de su coalición de acuerdo para que hagan una propuesta que esperamos no sea una réplica en la práctica de lo que fue la Convención Constitucional, porque ellos saben y la ciudadanía también que no estamos dispuestos a aprobar una réplica de la convención como fue la propuesta que hicieron hace unos días atrás”.

“El oficialismo es libre de hacer las propuestas que estime conveniente, nosotros no los vamos a acusar de trancar la pelota, pero cuando se pongan de acuerdo nos sentamos en la mesa, pero que después no vengan a decirnos que somos nosotros los que estamos trancando la pelota cuando ellos piden más tiempo”, apuntó el gremialista.

Esto, en referencia al rechazo que genera en la oposición la idea de establecer un órgano 100% electo compuesto por un total de 134 representantes, incluidos nueve escaños reservados, con participación de independientes y con un plazo de funcionamiento de seis meses.

El diputado de Convergencia Social, Diego Ibáñez, cuestionó que, pese a esta propuesta, por parte de la derecha no haya habido aún ningún pronunciamiento. “No hay una respuesta contundente sobre el órgano democrático, sobre la paridad, sobre la participación de pueblos indígenas, del órgano técnico y mientras en la derecha no se pongan de acuerdo entre ellos y dejen de estar chantajeados por el Team Patriota, lamentablemente esta mesa no tiene posibilidades de avanzar”, dijo.

“Lo que hemos presentado como bloque oficialista junto a la Democracia Cristiana es muy concreto, son las bases y bordes institucionales, que son los 12 puntos, y es el órgano democrático más acotado, acompañado de un comité técnico de expertos. Esa propuesta está hace más de una semana en manos de la derecha y como respuesta solo hemos recibido una certeza: que octubre les suena a octubrismo y eso no nos permite avanzar”, expresó el legislador.

En cuanto a la opción de que sea el Parlamento el denominado “árbitro” el que vigile el cumplimiento de las bases constitucionales, Ibáñez consideró que “no sé si es presentable de cara a la ciudadanía de que el Senado o el Congreso finalmente termine tutelando y escribiendo una nueva constitución. A mí me eligieron para fiscalizar al Gobierno y para redactar leyes, no para redactar una nueva constitución”.

En ese sentido, advirtió que uno de los riesgos tiene que ver con que “se desincentivaría el poder llegar a acuerdos en el órgano democrático para traspasar toda esa responsabilidad política al Congreso, qué significa eso, en la práctica que el Congreso termina redactando la nueva constitución. Entonces, quiero ser bien transparente, aquí si es que no hay un acuerdo en términos del mecanismo, lamentablemente esto no puede continuar avanzando y si se quiere retroceder a lo que es una comisión mixta, eso significa preguntarle a la gente y, por tanto, un plebiscito respecto a los mecanismos”.

Por su parte, el diputado de Acción Humanista, Tomás Hirsch, afirmó que “sería muy bueno para el país que la oposición explicite si quiere o no quiere avanzar hacia una nueva constitución, porque la verdad es que uno a veces tiene la sensación de que van dilatando, de que van agregando elementos a las conversaciones, poniendo nuevas condiciones, que plantean que un mes no es bueno porque se llama octubre. Entonces, uno les pediría que nos digan qué les parece que falta para que podamos concretar el acuerdo”.

“Ellos han dilatado su respuesta cuando el país realmente está esperando justamente que este proceso no se siga dilatando. Además, tenemos plazos que están prefijados o recomendados por el Servel para concluir las conversaciones y que permite iniciar ya el proceso electoral mismo, que sabemos implica elecciones necesariamente en abril si es que queremos concluir el tema durante el año 2023”, manifestó.

Síguenos en