Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de febrero de 2024


Escritorio

Concejala de Santiago denuncia interés inmobiliario del exalcalde Alessandri en polémica por compra de la Clínica Sierra Bella

Paola Melo señaló que “hay un inmueble que estaba medianamente consensuado con el exalcalde Alessandri, con su propia familia, lo que ya me parece delicado y digno de revisar”, señaló en relación a la discusión ocasionada en la Municipalidad.

Osciel Moya Plaza

  Jueves 26 de enero 2023 19:18 hrs. 
Santiago, 24 de enero de 2023.
Imagenes referenciales de la Clinica Sierra Bella, ubicada en la comuna de Santiago. 
 

Dragomir Yankovic/Aton Chile

Compartir en

La concejala de la comuna de Santiago y presidenta de la Comisión de Salud del municipio, Paola Melo, expresó sus dudas sobre los intereses que surgieron por la decisión de la Municipalidad  de comprar la Clínica Sierra Bella y las críticas por descartar la compra de un inmueble que había sido tratado por el exalcalde Felipe Alessandri y que, según afirma, perteneció a la familia Alessandri Monckeberg.

Luego del anuncio de la alcaldesa Irací Hassler de adquirir el inmueble, ubicado en Sierra Bella 1181, con el apoyo del Concejo Municipal para convertirla en la primera clínica municipal del país con una inversión de 8 mil millones de pesos, se desató una ola de críticas hacia la gestión de la autoridad comunal debido al sobreprecio que se desembolsaría.

Esto porque hay otro edificio, ubicado en Carmen 35, que según señala la edil era de propiedad de la familia Alessandri Monckeberg y cuya venta habría sido tratada con el exalcalde Felipe Alessandri, lo que ha levantado las sospechas sobre el interés respecto de un edificio que no cumpliría con las condiciones para un centro de salud.

El edificio fue vendido a la sociedad “Inversiones Las Malvas Spa” por la suma de 27 mil UF y el contrato de compraventa de Sebastián Alessandri Balbontin y Otros a Inversiones Las Malvas Spa se realizó el año 2021.

Esta sociedad trata de vender la propiedad al municipio por la suma de 3 mil millones de pesos. Sin embargo, el Municipio desistió porque el edificio no cumplía las exigencias de superficie y requería $1.800 millones adicionales para poder habilitarlo como clínica. Además, el municipio “bajó la compra de Carmen 35, porque hubo un traspaso de propiedad y a la Municipalidad le pareció imprudente adquirir un inmueble que había tenido un traspaso de su propiedad en los últimos meses”, según la versión de la concejala Rosario Carvajal en declaraciones a El Mercurio. Este nuevo traspaso habría sido por 1.700 millones de pesos.

De acuerdo a lo que señaló la concejala Paola Melo, “no me cabe ninguna duda que aquí hay intereses personales de familiares. Hay un inmueble que estaba medianamente consensuado con el exalcalde Alessandri, con su propia familia, lo que ya me parece delicado y digno de revisar, y en esos intereses están transitando las disputas que hoy día se ponen en la palestra pública como desprolijidades municipales”.

La edil agregó que es “bueno decirle a las y los vecinos que hay más agua bajo el puente y desde las diversas ingenuidades uno tiene que mirar un poco más, porque es muy extraño, para mí como autoridad comunal, que se levante la voz de alerta por Carmen 35 cuando lo que estamos discutiendo es la compra de Sierra Bella y es la adquisición de un bien inmueble que va a traer bastantes beneficios para la comunidad. Si retrotraemos la discusión de cómo parte este conflicto al interior del Concejo, es por qué no compramos Carmen 35. Entonces, la pregunta es qué hay detrás de Carmen 35 que se vuelve tan imperativo haber ejecutado la compra”.

Melo precisó que este edificio no cumple con las condiciones que necesita una clínica, requería una mayor inversión para dejarlo en condiciones, incluso habría que instalar un ascensor y además, había que habilitar todos los permisos sanitarios lo que demoraría hacer el traspaso. Por otro lado, esta propiedad es la mitad del metraje construido del inmueble adquirido en Sierra Bella, precisó.

“Aquí se ha tratado de poner en la palestra un conflicto que no es tal y se han manejado tantos montos, como también direcciones y distintas propiedades en cuestión, hay una suerte de balde de cachureos, donde distintas voces críticas al proyecto han tratado de instalar que esto se hizo de una forma no regular, que se hizo desprolijamente. La situación es simple, se trabajó con lo que la Contraloría indica, que son los presupuestos que se dan por la vía de la tasaciones, se pidieron todas las tasaciones que se podían solicitar, se abordó la compra de manera ordenada, entendiendo que eso tiene que ver con una revisión técnica de equipos municipales”, destacó la concejala.

Agregó que a partir de toda la información y documentación recabada, el Concejo Municipal tomó la decisión mayoritaria de comprar la Clínica Sierra Bella, pero hay “un afán de enredar y hacer un tema confuso ante la opinión pública, pero si uno hace un seguimiento documental del proceso, no hay ningún enredo”.

La concejala afirmó que “no es lo mismo vender una propiedad vacía que vender un edificio en condiciones y habilitaciones. Creo que estas son consideraciones que los tasadores también tuvieron en cuenta. Por otro lado, decir que fueron tasaciones independientes es desconocer el rol que tienen los tasadores del mercado. Entonces creo que aquí hay muchas aristas que se han puesto en la palestra que no están bien definidas, como el concepto de avalúo fiscal, del precio final, de venta o precio comercial y cuál es el rol que cumplen los tasadores”.

Puntualizó que “la compra se efectuó por un precio medio, que ni siquiera es el precio de la oferta final y se llegó a un acuerdo en función de las tasaciones (…) por eso me preocupa qué tiene que ver esto con Carmen 35, por qué el afán, por qué la familia Alessandri sí estaría involucrada en aquello, cómo fue posible que eso fue discutido en una alcaldía, con el alcalde de la propia familia y cómo retrotraemos la discusión frente a un inmueble y la compra en cuanto a lo que significa el avalúo fiscal, es como no entender cómo funciona el mercado”.

Finalmente, indicó que las dudas surgen a partir de la evaluación que hace la administración de Alessandri de la propiedad de Carmen 35 y, según afirmó, quien vende la propiedad a la sociedad Las Malvas es la familia Alessandri, todo ello en los últimos meses de la gestión del militante de RN.

Síguenos en