Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 30 de mayo de 2024


Escritorio

Eric Campos: “Estamos construyendo una sociedad de gente pobre y eso no le otorga estabilidad ni paz social a nadie”

El secretario de la CUT abogó por una política salarial que supere la línea de la pobreza, alcanzando los $630 mil, con carácter vital para cubrir las necesidades básicas de la población. Además, alertó abusos en la aplicación de la Ley de 40 Horas.

Diario UChile

  Jueves 18 de abril 2024 14:08 hrs. 
Eric Campos, secretario CUTEric Campos, secretario CUT

Compartir en

El secretario de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Eric Campos, abordó la propuesta de la organización de elevar el salario mínimo a 630 mil pesos al fin de la administración del Presidente Gabriel Boric y al cumplimiento de la Ley de 40 Horas.

En conversación con la primera edición de Radioanálisis, sostuvo que “la política chilena siempre va detrás de la línea de la pobreza en materia de salario, por ejemplo, el 2007 el obispo Goic planteó la idea de salario ético a 250 mil pesos, y recién el 2017 llegamos a esa cifra”.

El dirigente planteó discutir una política salarial integral con sentido de que “nadie que trabaje puede estar por debajo de la línea de la pobreza“. Además, abogó por “abrir el debate salarial en Chile no solo de lo mínimo, sino también de lo suficiente, y cuando hablamos de lo suficiente estamos hablando de un salario vital, que a la gente le alcance para vestuario, alimentación, salud y vivienda“.

“Hemos estado capturados por la lógica neoliberal donde el salario esta solo adosado al criterio económico, respecto a si alguien es productivo o no, y supuestamente en relación a eso gana, y resulta que la propia Organización Internacional del Trabajo en el convenio 131 incorpora un segundo criterio: el de suficiencia”, añadió.

Campos relevó que “la gente no llega a fin de mes. El punto es que hay un sesgo ideológico, neoliberal, que solo vincula el salario a una cuestión meramente matemática y eso es una trampa de quienes defienden las altas tasas de ganancias del gran empresariado”.

Estamos enfrentando una suerte de nueva cuestión social, así como a inicios del siglo 20 que teníamos problemas sanitarios, de habitabilidad, de hacinamiento, yo creo que estamos viviendo cuestiones similares por supuesto con códigos actuales. Ayer conocíamos la noticia de que el 53% de las personas que habitan Santiago arriendan en el lugar donde viven, eso sin sumarle la cantidad de campamentos, la gente que está de allegada, o sea tenemos un problema grave de viviendas, de deudas, y efectivamente en Chile tenemos un problema salarial”, planteó.

En esa línea, indicó que “en Chile tenemos subsidios de carácter focalizados, no tenemos subsidios universales (…) Por ejemplo, en Francia según el rango salarial, aquellos que tienen salarios más bajos o tienen tarifas gratuita en el transporte público o su gasto mensual significa un porcentaje muy bajo de su salario dado subsidios o dado carga mensual que se hace vía directa o vía salarial”.

Estamos construyendo una sociedad de gente pobre y eso no le otorga estabilidad ni paz social a nadie“, zanjó.

Consultado sobre si la actual administración acoge la propuesta levantada desde la CUT, el dirigente sostuvo que “en el Gobierno hay escucha sobre la aspiración de una política salarial que transite en el sentido señalado respecto a no solo superar la pobreza sino de debatir el problema del salario en Chile. En el pasado han existido comisiones salariales, creemos nosotros que es una buena alternativa, una comisión nacional salarial que debata el problema del salario en Chile”.

“Ayer tuvimos una primera reunión con el Gobierno, que presentó dificultades dado la ausencia del ministro de Hacienda, Mario Marcel, por lo tanto, quedó pendiente el contenido de la primera reunión que tiene que ver con hacer las presentaciones de la CUT. Lo que sí abordamos ayer es que le exigimos a la ministra que orientara a la Dirección del Trabajo con cierta urgencia respecto de los abusos que se están aplicando en materia de 40 horas”, alertó.

Lo último, según el dirigente, porque “hay una actitud burlesca del empresariado de aplicar solo un descuento de 12 minutos diarios, cuando perfectamente podrían aplicar el descuento de una hora completa el último dia laboral o algunos de los días laborales. Hay además actitudes miserables de algunos empresarios que están alargando ficticiamente la hora de colación en 12 minutos y retrasando la entrada o adelantando la salida, pero que no tiene ningún efecto real”.

Aquí se está vulnerando el espíritu de la Ley de 40 horas (…) No queremos que la Ley de 40 Horas sea un fraude y mucho menos por culpa de la actitud miserable de algunos empresarios”, agregó.

Revisa la entrevista completa acá:

 

Síguenos en