Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 4 de octubre de 2022

Escritorio

Yasna Provoste señala que en la DC “no caben dos almas” en relación al lucro

La ex ministra de Educación y hoy diputada en la comisión del ramo, señala que el partido está comprometido con Michelle Bachelet, terminar con el lucro y el financiamiento compartido. En esa línea, espera que la nueva mayoría parlamentaria concrete los anuncios que contempla el programa de gobierno.

Diario Uchile

  Lunes 17 de marzo 2014 10:43 hrs. 
yasna

Compartir en

Entrevistada por Patricio López en el programa Semáforo, la diputada DC Yasna Provoste se refirió a los desafíos en educación que contempla el programa de gobierno. La ex ministra de Educación lamentó algunas declaraciones que hacen ver cierto interés económico desde su partido hacia estos temas, pero afirma que la colectividad está mandatada a cumplir los anuncios de campaña.

Hay varios asuntos que le competen en su triple condición de militante DC, experta en educación e integrante de la Nueva Mayoría. Por el principio, ¿cómo evalúa las señales de su partido, que algunos sectores han señalado “de resistencia” hacia cumplir el programa de gobierno?
– “La DC está representada en la comisión por Mario Venegas, Gabriel Silber y quien habla, y sin ninguna duda estamos por el compromiso con el programa de Michelle Bachelet, terminar con el lucro y trabajar por la educación pública. Temas ampliamente discutidos, aprobados en el último congreso ideológico el 2006. Aquí no cabe la expresión de las dos almas, solo cabe apoyar con fuerza y celeridad los compromisos realizados en campaña. Nosotros no tenemos ninguna duda que la DC va a apoyar con mucha fuerza con lo que se ha comprometido ante la ciudadanía con el programa de la Nueva Mayoría”.

¿Se siente representada por las señales enviadas por el presidente de su partido?
– “Soy vicepresidenta nacional, y a veces hay declaraciones que no son las que uno quisiera. Más allá de aquello, lo que no se pone en duda es la postura social de la DC, más allá de los intereses y simpatía de cada uno de nosotros, y la postura oficial que nos mandata el programa, sino nuestra base ideológica. Aquí no hay espacio para lucrar con recursos del Estado, no hay espacio para el financiamiento compartido”.

¿Por qué se apunta a la DC como el lugar donde está clavado el interés económico en educación?
– “No me parece del todo justa, pero digamos que hay personeros que ayudan en configurar ese escenario y no me parece adecuado. Aquí los temas son legislativos y con los votos del Parlamento, y los votos de la DC estarán por apoyar el programa de gobierno que hemos comprometido todos”.

¿Por qué hay sectores que convocan a otro congreso ideológico para revisar estos puntos?
– “La realización de otro congreso ideológico no es para revisar ese punto específico. Es absolutamente necesaria la reflexión y el debate entre militantes, revitalizar el pensamiento humanista y cristiano. Nosotros vamos a seguir avanzando en esta línea, y evaluar los apoyos que se ha dado a los temas que la DC puso en reflexión hace algunos años atrás. No es para volver atrás en las decisiones que hemos tomado, en materia de educación queremos seguir avanzando en educación pública, un sistema integrado que al país tanto le hace falta”.

Dirigentes como Laura Albornoz tienen una opinión muy distinta de otros como Mariana Aylwin, y se ha señalado que algunos evaluarían su permanencia en el partido luego de este congreso. ¿Cuál es su relación con estas declaraciones?
– “Las decisiones del congreso ideológico nos mandatan a todos. Eso es el ejercicio democrático, uno puede ganar con sus ideas o perder con sus ideas. Por eso la DC tiene una larga tradición, muchas veces en disputas ideológicas cuando Frei o Tomic perdían su punto, salían a defender la idea que ganó, es una práctica que debemos revitalizar. En este caso, también nos mandata el programa de la presidenta Michelle Bachelet”.

Se dijo que la Concertación perdió el rumbo, su vocación transformadora, porque el interés económico se sobrepuso a sensibilidades programáticas o ideológicas. Esta desconfianza se mantiene en la Nueva Mayoría, ¿cómo evalúa usted esta relación?
– “Estoy de acuerdo, se dejaron de hacer esfuerzos de transformaciones profundas para no tocar intereses económicos. A pesar del apoyo de la ciudadanía, no es para nadie un misterio que hay una desconfianza hacia la actividad política. La gente espera que cumplamos con celeridad cada uno de los temas que hemos comprometido. Personalmente, espero que se ejerza la nueva mayoría que tenemos en el Parlamento, para hacer transformaciones profundas que han sido exigidas durante los últimos años”.

Síguenos en