Diario y Radio U Chile

Año XII, 28 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Actores de la educación exigen definiciones al Gobierno sobre gratuidad

Luego de la impugnación que estableciera el Tribunal Constitucional sobre la glosa de gratuidad para la educación superior, actores sociales de la educación hicieron un llamado al Gobierno a determinar lo antes posible el modelo de financiamiento que regirá en 2016.

Carlos Arias

  Viernes 11 de diciembre 2015 17:36 hrs. 
Delpiano-Bachelet





Un severo traspié a las intenciones del Ejecutivo significó la resolución del Tribunal Constitucional de rechazar la asignación de presupuestos por considerar que discriminaba arbitrariamente a las instituciones que acceden al financiamiento del derecho.

Entre las reacciones, destaca la protesta que durante la mañana realizaron dirigentes estudiantiles del Partido Comunista en el exterior del Tribunal Constitucional, instancia en la que plantearon su rechazo a la determinación del organismo y criticaron la aparición de los diputados de derecha como adalides de la gratuidad, siendo que nunca han estado a favor de su implementación.

En este sentido, la diputada demócrata cristiana Yasna Provoste señaló que es importante que el Estado tenga la capacidad de cautelar el uso que tienen los recursos que aportará a las instituciones, lo que de acuerdo a la parlamentaria solo se produce mediante el sistema de acreditaciones.

“Si el país va a poner una cantidad importante de recursos en materia de educación, realmente seamos capaces de otorgarlos a los estudiantes que asisten a instituciones de educación superior que tengan un reconocimiento en materia de calidad y eso es a través de la acreditación”.

Por su parte, el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, se refirió a lo planteado por la Mandataria cuando señaló que la gratuidad de todas maneras regirá en 2016, resaltando que los estudiantes necesitan saber cuanto antes el mecanismo para la gratuidad y qué instituciones participarán de su implementación.

Además, se refirió a los costos políticos que tendrá que pagar la derecha por aquellos estudiantes que no puedan acogerse a la política pública el año 2016.

“El mecanismo es bastante importante y creo que descartó las becas, lo que me parece es una buena forma de abordar el problema y lamentablemente, como la Presidenta dijo, lo más probable es que sean menos beneficiados y ahí la derecha va a tener que hacerse cargo de la impugnación que hizo”.

Mientras, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Camila Rojas señaló que el Gobierno debe definir lo antes posible el modo en que financiará la gratuidad para terminar con la incertidumbre de no saber qué instituciones serán gratuitas para los estudiantes de los cinco deciles más pobres del país.

“Ahora en el corto plazo tienen que pensar en cómo hacemos para que exista menos incertidumbre sobre qué va a pasar con los estudiantes, qué instituciones van a ser gratuitas, como va a ser la postulación y el Gobierno ahí tiene que ver cómo hacer para que exista información para los estudiantes y sus familias”.

El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi destacó la importancia de que se implemente la política pública de gratuidad universitaria, pues en su concepto, el acceso a la educación es el único camino para vencer la discriminación que caracteriza a la sociedad chilena.

“Pensamos que la gratuidad para los deciles más bajos es tremendamente importante en un país que discrimina como ninguno en el mundo. En otra palabras, yo creo que lo que hay es lo que existe hoy en Chile y con la gratuidad lo que estamos haciendo es empezar recién hoy día a contrarrestar la discriminación que ya está instalada”.

Lo antes posible debe definir el Gobierno el escenario en que entrará en vigor la gratuidad universitaria, luego de que la Presidenta pidiera confianza a los estudiantes y expusiera su prestigio al señalar que se encargará personalmente de ver el mejor modo de financiamiento.

La urgencia en los plazos resulta evidente, máxime cuando el 22 de diciembre las instituciones de educación superior deben anunciar si participarán del proceso, previo a lo cual deben hacer una serie de cálculos presupuestarios.

Además, el domingo 27 se entregarán los resultados de la Prueba de Selección Universitaria, hito que pone en marcha un nuevo periodo de admisión a la educación superior.