Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 21 de mayo de 2022

Escritorio

Tribunal Constitucional obliga al Estado a financiar entidades privadas de Educacion Superior

La medida fue celebrada por parlamentarios que impugnaron el presupuesto para gratuidad. Mientras, la diputada Camila Vallejo calificó la decisión como repudiable.

Carlos Arias

  Jueves 10 de diciembre 2015 21:33 hrs. 
TCGratuidad

El fallo del organismo colegiado supone que el Gobierno puede financiar la gratuidad a través de la Ley de Presupuestos, pero rechaza el mecanismo específico con que la autoridad decidió distribuir los recursos, por considerar que se produce una discriminación arbitraria que atenta contra el principio de igualdad ante la ley en lo que se refiere a las instituciones que pueden participar del mecanismo.

Lo anterior impone al gobierno la necesidad de moverse veloz y ágilmente, pues debe generar seguridades a los cientos de miles de estudiantes que rindieron la Prueba de Selección Universitaria que deben saber a qué universidades pueden postular antes de que se publiquen los resultados, el domingo 27 de diciembre.

La información sobre el acuerdo alcanzado por el pleno del Tribunal se dio a conocer excepcionalmente antes de la redacción de la sentencia, por el relator Rodrigo Pica, quien señaló el modo en que se comportaron los magistrados a la hora de votar.

Pica indicó que “en cuanto a la solicitud de inconstitucionalidad fundada en que esta materia no podía ser abordada por la Ley de Presupuestos, el tribunal rechazó la pretensión de inconstitucionalidad deducida por el grupo de diputados en empate de votos y por ende, con el voto dirimente del presidente del tribunal. En cuanto a los requisitos de elegibilidad para que accedan a la gratuidad los estudiantes matriculados en las universidades que no pertenecen al Consejo de Rectores, institutos profesionales y centros de formación técnica, el Tribunal Constitucional acordó acoger la petición de inconstitucionalidad por seis votos a cuatro y en uno de ellos por siete votos a tres, en función de la alegación de discriminación arbitraria formulada por los diputados requirentes”.

Entre quienes votaron a favor de acoger el requerimiento de Chile Vamos, votaron Marisol Peña, de tendencia conservadora, Iván Aróstica, de centro derecha cercano a Sebastián Piñera, María Luisa Brahm, ex asesora del Presidente Piñera, Cristián Letelier, ex diputado de la UDI, Juan José Romero, quien llegó con el apoyo del gobierno de Piñera al TC y José Ignacio Vásquez, ligado a la derecha.

En contra votaron Carlos Carmona (presidente del TC) ligado al PS, Gonzalo García, ex militante de la DC, Domingo Hernández, simpatizante de la DC y Nelson Pozo militante del PS.

Jaime Bellolio (UDI), uno de los diputados que presentó el recurso y de los principales detractores del ejercicio del derecho a gratuidad universal en la educación superior, insistió en que el Gobierno tiene la posibilidad de ampliar el sistema de becas para evitar que las familias sigan endeudándose, aun cuando dicho modelo de financiamiento signifique financiar instituciones que lucran con la educación y los recursos públicos.

“A nosotros nos parece de que la más evidente era entregar una beca de gratuidad, es decir aquella que cubriera la diferencia entre la beca que tenían hoy día los estudiantes y el arancel real. Eso lo puede hacer el Gobierno, lo puede hacer de manera inmediata, lo puede hacer a través de decretos, lo puede hacer a través de reglamentos. El Gobierno puede establecer requisitos, pero los requisitos que establezca, tiene que ser la misma vara para todos. No puede escoger a dedo a quiénes sí y a quiénes no. El único que puede excluir hoy es el Gobierno. Lo que el tribunal ha dicho es que el Gobierno no puede escoger a dedo a quiénes sí y a quiénes no y por eso es una buena noticia para los estudiantes vulnerables que hoy día van a poder ser beneficiados”.

Mientras, la diputada y presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara, Camila Vallejo, sostuvo en la Tercera Edición de Radio Análisis, que resulta “repugnante” que sea una entidad como el Tribunal Constitucional el que ordene al Estado a financiar entidades privadas sin ningún tipo de requisito.

La parlamentaria puntualizó que “lo que hace hoy día el Tribunal Constitucional es decir que hubo discriminación entre instituciones, no estudiantes, porque algunas que son del Cruch tienen ciertos requerimientos, como siempre se ha tratado por parte del Estado hacia las instituciones tradicionales, y a las privadas que se incorporan a un beneficio inexistente antes se le establecen requisitos de acreditación cuatro años, no tener sociedades relacionadas y mínimo de participación. Esos tres requisitos, los tres, el Tribunal Constitucional los rechaza. Y por lo tanto, el único requisito a la institución es que tengan reconocimiento oficial, es decir, cualquiera”.

Camila Vallejo indicó que con este fallo, el TC mantiene una situación donde impera el libre mercado y que obliga al Estado a financiar a entidades privadas, por lo que no cambia la actual situación de la educación en el país.

La diputada subrayó que será el Gobierno y el Ministerio de Educación el que deberán dirimir la fórmula para hacer la distribución de los recursos, e incluso no descartó que se deba presentar una ley corta para reponer los requisitos que permitan establecer las condiciones para acceder a este derecho a partir de 2016.

Presidenta Bachelet: “Quieren frenar la gratuidad, pero no lo van a lograr”

En tanto, la Mandataria señaló que “la gratuidad en Chile va”, luego de conocer la noticia del fallo del Tribunal Constitucional sobre la glosa de gratuidad, que generó una reunión de emergencia en La Moneda, la que encabezó la Presidenta Michelle Bachelet junto a los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y de Educación, Adriana Delpiano.

De todas formas, la Presidenta subrayó que no van a impedir que pueda cumplir con el compromiso que asumió con los estudiantes chilenos de entregar este derecho a partir del próximo año.

“Acataremos el fallo como corresponde a un Estado de derecho y mi vocación republicana. Pero hice un compromiso con los jóvenes de Chile y los voy a cumplir. Pueden estar seguros que la gratuidad va a partir el próximo año. Con este Gobierno se va a iniciar el proceso para que todos los estudiantes, tengan acceso a la educación superior gratis, de calidad y sin deuda. ¿Qué haremos entonces? Me voy a encargar personalmente de identificar las mejores alternativas para que dentro de las posibilidades, legales por un lado, y presupuestarias por el otro, la mayor cantidad posible de estudiantes de educación superior previstos para acceder al beneficio de la gratuidad puedan efectivamente hacerlo”.

Michelle Bachelet agregó que “la tarea no va a ser fácil” producto del complejo escenario económico del país por lo que pidió comprensión a quienes no van a poder acceder al beneficio.