Diario y Radio U Chile

Año XII, 28 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Senador Ossandón: “Algunos quieren que el Servel tenga un bozal”

La directora del Servel apuntó en su declaración en el Consejo Directivo del Servel que la Nueva Mayoría reconoció que fueron "dificultades internas" las que impidieron un acuerdo para la inscripción. Esto en medio de la tensión que se mantiene al interior del pacto oficialista por los reiterados errores ante el nuevo intento de inscripción de primarias. Algunos parlamentarios plantean que la NM debería pedir disculpas públicas por esto, mientras otros sectores criticaron que la directora del Servel hiciera eco de las discrepancias internas del oficialismo.

Camila Medina

  Sábado 30 de abril 2016 13:27 hrs. 





Según consta en actas de sesión del Consejo Directivo del Servel, la directora subrogante del organismo, Elizabeth Cabrera, mantuvo su declaración inicial, asegurando que no fue requerida para formalizar primarias por el bloque oficialista. Asimismo, afirmó que ni ella ni ningún funcionario “se negó jamás a recibir documentación que hubiese querido entregar la coalición”.

La novedad en el testimonio de Cabrera apunta a lo que hemos podido ver hasta ahora que son las diferencias al interior del bloque oficialista, que habrían impedido la correcta inscripción. La funcionaria señala en su declaración que “en esa reunión se reconoció por parte de algunos representantes de partidos políticos, que existieron dificultades internas que habrían impedido llegar a un acuerdo”, versión que fue respaldada por el presidente del consejo directivo del Servel, Patricio Santamaría.

El diputado de la Democracia Cristiana, Iván Flores, dijo que no corresponde que un directivo del Servel pueda emitir opiniones respecto de lo acontecido ese día de la Nueva Mayoría y reafirmó lo que la DC ha sostenido en torno a que no apoyarán iniciativas que apunten a una modificación legislativa para solucionar el conflicto.

“No corresponde, no procede ni le compete, ella no está para hacer caja de resonancia de nada, sino para emitir respuestas respecto de sus competencias. Aquí se ha cometido una torpeza, un error que nos obliga hoy a buscar caminos alternativos que por ningún motivo van a significar una modificación de la ley que recién aprobamos”.

Entre los críticos que han planteado que este partido no quiere someterse a la prueba de la blancura, está el diputado del Partido por la Democracia Ramón Farías, quien señaló que se debe esperar a la respuesta oficial del Servel respecto del requerimiento, y que agotarán todas las instancias legales para que las primarias se realicen, incluso si eso implica volver a discutir la pertinencia de la decisión del Servel.

“Una vez que tengamos la respuesta oficial del Servel hay que ver cuál es el próximo paso. Una cosa es lo que pueda haber dicho el directorio y otra lo que legalmente corresponde. Y si el Servel diera una respuesta negativa hacer lo que el presidente del PPD dijo, llegar a las otras instancias que serían tribunales para discutir legalmente este procedimiento que tuvo la directora (s)”.

El senador del MAS, Alejandro Navarro, se opone totalmente a esta postura. Al respecto dijo que la Nueva Mayoría debe dejar de cuestionar la institucionalidad y apuntó a que la consecuencia de esto será la pérdida de credibilidad por parte de la ciudadanía.

“Hay la necesidad de que los presidentes de la Nueva Mayoría pongan las cartas sobre la mesa, expliquen los problemas de fondo y no sigan criticando la institucionalidad que fortalecimos mediante una ley. Aquí hay un problema político, al parecer no hubo problema administrativo”.

Además planteó que la Nueva Mayoría está en un callejón sin salida porque “si se le dobla la mano al Servel la ciudadanía va a recibir la señal que los partidos son tan poderosos que le dan la espalda al organismo que debe fiscalizarlos”, y por otra parte explicó que todo indica que “no pueden haber primarias convencionales, es decir voluntarias, porque son contrarias a la ley”.

El senador planteó como una salida alternativa la posibilidad de realizar encuestas, tal como anunció que lo hará la oposición en algunas de las comunas donde no inscribió primarias.

El problema es que “esto pone en riesgo el cómo se van a unir los partidos de la Nueva Mayoría para los pactos finales en las elecciones”, agregó el senador.

En la misma línea de Navarro, el senador de Renovación Nacional, Manuel José Ossandón acudió este viernes al Servel para respaldar al presidente del Consejo Directivo, Patricio Santa María, y llamó a defender la autonomía del organismo frente a las posibles presiones de la Nueva Mayoría.

“A mí me da mucha risa cuando recuerdo a muchos políticos diciendo que el Servel tenía que ser una institución con dientes para morder. Y ahora que lo hace aplica la ley como a cualquier persona, resulta que algunos quieren que el Servel tenga un bozal. Me parece inconsecuente que además algunos quieren que las leyes se cumplan siempre y cuando no los toque a ellos. Es preocupante que una coalición que gobierna mienta”.

Ossandón exigió que para evitar seguir provocando daño a la institucionalidad del Servel se diga la verdad en torno a que el problema de fondo fue que no hubo acuerdo al interior del oficialismo y emplazó a la Nueva Mayoría a pedir disculpas públicas por esto.

Quienes también salieron a respaldar, tanto a la directora subrogante del Servicio Electoral como al presidente del Consejo Directivo, fueron los funcionarios del Servel quienes a través de un comunicado rechazaron las críticas de la Nueva Mayoría al organismo, en tanto que esto habría sido un error administrativo. Los funcionarios acusaron que esto solo puede dañar la imagen de la institución.

Versiones que se tendrán que comprobar durante las próximos días cuando el organismo finalmente anuncie si acogerá o no el reclamo de la Nueva Mayoría. Si no, ya se ha dicho que el pacto podría acudir al Tribunal Calificador de Elecciones como última instancia.