Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

La nueva ley migratoria sigue lejos de ser una realidad

Parlamentarios, expertos y organizaciones sociales rechazan los argumentos del Ejecutivo para continuar postergando la legislación. Sospechan que hay asuntos de seguridad nacional que estarían interviniendo. "A esta altura ya deberíamos tenerla", dicen.

Tania González

  Domingo 15 de mayo 2016 15:24 hrs. 





La reorganización de recursos para la viabilidad financiera de la nueva institucionalidad que se pretende crear, es la justificación del Gobierno para dilatar el ingreso del proyecto de migración al Congreso. No obstante, distintos actores afirmaron que hay otros motivos en juego.

La diputada Paulina Núñez (RN), quien ha sostenido conversaciones con el Ejecutivo sobre la materia, reclamó que una vez presentado el proyecto, se necesitará al menos un año más para tener una ley y se necesitarán recursos para ejecutarla.

“Hablé hace unos días con el ministro (de Segpres, Nicolás) Eyzaguirre, que es quien impulsa los proyectos de ley que son importantes para el Ejecutivo en el Congreso, y lo único que me mencionó es que están evaluando si es que anuncian el 21 de mayo el pronto ingreso de este proyecto. A esta altura ya deberíamos haber tenido una nueva ley de migración, por eso creemos que la no presentación de este proyecto no solamente no tiene ninguna justificación, sino que también es pegarle en el suelo al norte de Chile”.

En el marco del lanzamiento del libro Racismo en Chile, su editora María Emilia Tijoux afirmó que hoy está la oportunidad de superar el racismo en el país: “La ley no está saliendo o está estancada no necesariamente por un ajuste presupuestario. Pienso que hay una cuestión con las fronteras, que están pensando en hacer limitaciones, una suerte de selección de las personas que van entrar. Tengo esa sospecha y espero equivocarme. Tenemos la impresión con algunos colegas que hay algo más que los ajustes”, dijo.

En tanto, el delegado de la Asociación de Uruguayos en Chile y miembro del Movimiento de Acción Migrante (MAM), Eduardo Cardoza, afirmó que la nueva ley es determinante para avanzar en los derechos de los migrantes, en un contexto donde en el mundo hay más de 200 millones de personas que no viven en su país.

“Para nosotros es impostergable el tema. Es preocupante el hecho de que no se vote en este periodo de nuevo la ley y estemos más atrás que en el periodo de (Sebastián) Piñera, porque con él por lo menos el proyecto estaba en el Parlamento. La historia de Chile en los temas migratorios es que siempre se legisla con parches”, señaló.

Cardoza concluyó que hay un tema de seguridad nacional todavía “inserto en el ADN de las autoridades”.

Ante la falta de recursos, el representante del Movimiento de Acción Migrante apostó porque se comience por la generación de una ley marco que reconozca los Derechos Humanos, dejando la  nueva institucionalidad para la futura reglamentación.