Diario y Radio U Chile

Año XII, 3 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Mauro Tamayo, alcalde de Cerro Navia: “Para el Gobierno es más importante el crecimiento que la vida de las personas”

En conversación con Radioanálisis, Mauro Tamayo criticó el actuar del Gobierno ante la pandemia del coronavirus. Así, dijo que es "aberrante" que sólo un grupo de comunas sea beneficiada con la aplicación de una cuarentena preventiva.

Diario Uchile

  Jueves 2 de abril 2020 16:29 hrs. 
mauro tamayo





El martes recién pasado, el alcalde de Cerro Navia, Mauro Tamayo, interpuso un recurso de protección en contra del ministro de Salud, Jaime Mañalich. Por medio de esta acción, el jefe comunal solicitó que el Poder Judicial ordene a la cartera de Salud decretar cuarentena preventiva en la zona que dirige.

La medida también se dio luego que las autoridades mantuvieran las restricciones para seis comunas de la Región Metropolitana, dejando fuera a Independencia.

Para Tamayo esta decisión da cuenta de la existencia de “comunas privilegiadas” ante la pandemia del coronavirus. “Todos somos iguales ante la ley, pero cuando, sin ningún criterio se dejan abajo comunas como Cerro Navia, Maipú y Puente Alto y se incorporan otras, eso nos parece aberrante”, dijo en conversación con el  director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, en el programa Radioanálisis. 

“No existe un argumento, más que el económico, para no decretar cuarentena en toda la Región Metropolitana, porque hoy para el Gobierno es más importante el crecimiento y el ámbito empresarial que la vida de las personas”, añadió el alcalde. 

En esa línea, Tamayo denunció que las autoridades han tenido un trato desigual con las comunas del país. Así, indicó que mientras las calles de la Zona Oriente han sido desinfectadas, su sector ha vivido una situación muy distinta: “Hace pocos días atrás, el intendente señaló que se iban a lavar las calles, ¿cuántas calles se lavaron luego del anuncio? Ninguna, cero”, sostuvo. 

 “Finalmente, se hacen grandes anuncios, pero al final del día, termina una realidad bastante distinta de la que muestran ante las cámaras”, cuestionó el alcalde.

Del mismo modo, señaló que hoy la comunicación con el Gobierno es escasa y que, como municipalidad, se han enterado de muchos de los anuncios a través de los medios de comunicación o por medio de redes sociales.

mauro tamayo alcalde

En la imagen, alcalde Tamayo luego de presentar recurso de protección en contra del ministro de Salud, Jaime Mañalich.

En tanto, sobre las diferencias surgidas entre los alcaldes y La Moneda, Tamayo manifestó que el Ejecutivo ha cambiado el foco del problema, modificando las percepciones respecto de la crisis. “Hoy el Gobierno ha tomado una definición política con todos los alcaldes como si fuéramos enemigos. Así ocurrió con el alcalde Codina, con la alcaldesa Barriga y con distintos alcaldes que tenemos nuestro legítimo derecho de manifestar nuestras aprensiones, sobre todo cuando lo que observamos a diario es la falta de protección de nuestros vecinos”, dijo.

De esa forma, respecto de las críticas que advierten que los alcaldes están actuando con miras a las próximas elecciones, Tamayo señaló que esa es ” una explicación bastante débil”: “No es que los alcaldes estemos requiriendo cosas que sean insensatas. Queremos colaborar en esto”, subrayó.

Por último, el alcalde de Cerro Navia sostuvo que el Ejecutivo debe resguardar la salud de la población, adoptando medidas que abarquen ámbitos laborales y de protección social.

“Este gobierno no sólo obedece a un modelo económico de dividir entre pobres y ricos, sino que ademas está con un nivel de soberbia, arrogancia, que es inexplicable en una situación de crisis y pandemia (…). Hoy vemos con desazón la falta de proyección de escenarios para el futuro. No hay ningún cambio en la curva de ascenso. No es que estemos controlando algo o que estén, efectivamente, disminuyendo la tasa de contactos entre las personas”, recalcó.

“Hoy hay gente que vive al día. Entonces, ellos requieren tener apoyos directos por parte del Estado (…). Si el mercado no es capaz de tener el más mínimo grado de ética en esto, tiene que ser el Estado, el que regule y establezca condiciones, porque sino es vivir en un nivel de arbitrariedad”, concluyó.