Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Verónica Figueroa Huencho: “Hay un ánimo de no representar lo que la propia ciudadanía está exigiendo”

La académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile y vicepresidenta del Senado Universitario, criticó el debate que se ha dado en el Congreso para garantizar la participación de los pueblos originarios en la convención constitucional.

Diario Uchile

  Miércoles 28 de octubre 2020 11:40 hrs. 
verónica-figueroa


“La sensación que me da es que se está operando a espaldas de la ciudadanía”, esa es la afirmación que realizó en conversación con la primera edición de Radioanálisis, la académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile y vicepresidenta del Senado Universitario, Verónica Figueroa Huencho, respecto de las negociaciones que se están realizando en el Senado para destrabar el proyecto de ley que busca otorgar escaños reservados a representantes de los pueblos originarios de nuestro país en la convención constitucional.

Recordemos que las conversaciones a nivel parlamentario han sido infructuosas, sobre todo por la negativa de los representantes de Chile Vamos a tranzar respecto de las peticiones que han surgido desde las propias comunidades indígenas.

Al respecto, Verónica Figueroa Huencho sostuvo que “hay al menos dos o tres puntos que son los nudos, donde hay senadores del Gobierno que no están de acuerdo en avanzar y que son críticos porque es dónde se sustenta la representación“.

En esa línea, la académica de la Universidad de Chile, detalló que “el primer punto crítico tiene que ver con los escaños reservados, hay dudas con el número, pese a que los pueblos indígenas han sido muy claros en que el único argumento plausible, porque además se ajusta a derecho, es el peso demográfico, la cifra que hoy establece que el 12,8% de la población nos autoidentificamos como un pueblo indígena”.

Al respecto, la académica criticó las indicaciones que ha presentado al respecto Chile Vamos “dicen que en realidad esto debe definirse mediante un padrón especial para pueblos indígenas, a partir de una inscripción que se realice en las oficinas de CONADI dado que esta institución tiene la potestad de entregar un certificado de calidad indígena, pero no todas las personas tenemos ese certificado, aquí lo que hay es un principio de restringir la participación, porque esperar a construir ese padrón y a partir de ahí definir todos los otros puntos que siguen, claramente lo único que provoca es restringir el ejercicio de los derechos”.

Respecto de un segundo nudo crítico que ha surgido en la discusión, Verónica Figueroa Huencho sostiene que “tiene que ver con que si estos escaños reservados para pueblos indígenas serán adicionales al número de constituyentes, es decir, que se agregan a los 155 que establece la ley, o si forman parte de esos 155. Lo que entendemos como pueblos indígenas es que, para no afectar la conformación de la instancia, debe ser supernumerario, es decir, se deben agregar al número de constituyentes ya definido, pero el oficialismo sostiene que se debe restar de la convención, por tanto, por donde uno mire lo que hay aquí es un ánimo de no representar lo que la propia ciudadanía está exigiendo”.

Respecto del análisis de por qué se busca retrasar esta discusión, Verónica Figueroa Huencho sostiene que “todos los argumentos técnicos se presentaron en diciembre del año pasado cuando ingresó el boletín de este proyecto al Congreso, no hay otra lectura para mí que no sea dilatar este proceso y se crea esta sensación de que se está operando a espaldas de la ciudadanía. La ciudadanía ha dicho basta de operar de esta manera, que existan estas cocinas que definen el futuro de las mayorías y lo que hemos visto es que los pueblos indígenas hemos participado, elaborando propuestas dentro de la institucionalidad, con argumentos, no sé qué más esperan de nosotros, estamos siendo muy responsables“.

A juicio de la vicepresidenta del Senado Universitario, “las élites, por primera vez en la historia, están sintiendo que su poder está en peligro, ese poder que se ha mantenido por generaciones y que está asociado a una clase económica que mantiene intereses en diversas áreas. Una élite que ha construido un imaginario que no se condice con la realidad, hay un desconocimiento y eso genera temor, temor de que la nación que ellos conocen se destruirá con este proceso y por eso han puesto diversas limitantes”.

En esa línea, la académica agregó que “lo que vemos es que, una vez más, hay una disociación clara entre lo que la mayoría ciudadana busca y lo que la clase política cree que esa ciudadanía busca. Vemos una disociación y un cierto temor de lo que signifique nuestra participación como actores políticos”.

Respecto del aporte que pueden realizar los pueblos indígenas en la discusión de una nueva constitución, Verónica Figueroa Huencho se refirió a las propuestas novedosas con las que se podría aportar. “Hay un desconocimiento respecto de lo que aporta el conocimiento indígena, podemos aportar elementos novedosos como los derechos de la Madre Tierra, qué significa eso para la flora, la fauna, los modelos extractivistas, ahí hay propuestas que surgen desde nuestra cosmovisión que son muy interesantes; nuestras concepciones respecto del buen vivir, los derechos en soberanía alimentaria, hemos visto en pandemia la dependencia que existe de la producción privada, podemos aportar a esa lógica de derechos, encontrar nuevas soluciones a los problemas que tenemos hoy día, no solo como una aspiración romántica, sino que aportando con una discusión seria respecto de elementos que nosotros queremos aportar a la nueva constitución”.