Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

“La perspectiva no es positiva”: Expertos proyectan conflicto entre Rusia y Ucrania y adelantan que “es improbable que la acción se detenga”

Para el académico y analista internacional Pablo Lacoste “la ONU demuestra que tiene capacidad para frenar conflictos entre países pequeños como en Bosnia, pero no cuando es una superpotencia la que realiza invasiones y actos de agresión".

Lorena Moreno Berroeta

  Viernes 4 de marzo 2022 17:36 hrs. 
Rusia Ucrania

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó, este viernes, una resolución que permitirá crear una comisión independiente de tres expertos que investiguen las eventuales violaciones a los derechos humanos cometidas por Rusia durante su agresión a Ucrania que, según el Gobierno de Volodímir Zelenski, representan crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad. Integrado por 47 países, la resolución fue aprobada por amplia mayoría, con 32 votos a favor, 13 abstenciones (como China, Cuba y Venezuela) y sólo dos votos en contra, de Rusia y Eritrea. Y los expertos que integrarán la comisión deberán informar de los primeros resultados de su investigación en la 51ª sesión de la Organización de las Naciones Unidas.

Esta aprobación se produce sólo horas después del ataque a la central nuclear de Energodar, ubicada en la región de Zaporiyia en el sureste de Ucrania, que alertó al mundo debido al recuerdo, por parte de las propias autoridades ucranianas, del accidente de Chernóbil. Y también se conoció en la misma jornada que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, asegurara al Canciller de Alemania, Olaf Scholz, que la tercera ronda de conversaciones con Ucrania se desarrollarán este fin de semana.

En este contexto, el analista internacional y académico de la Universidad de Santiago, Pablo Lacoste, aseguró que el accionar de la ONU ante situaciones precedentes de ataques similares perpetrados por otros países, indicarían que no existían sanciones para Rusia por ser una superpotencia internacional. “La ONU demuestra que tiene capacidad para frenar conflictos entre países pequeños como en Bosnia, pero no tiene capacidad cuando es una superpotencia la que realiza invasiones y actos de agresión”, explica y agrega que “así como la ONU no le pudo hacer nada a Estados Unidos por invadir Irak, tampoco le podrá hacer nada a Vladimir Putin por invadir Ucrania”, aseguró en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile.

En esa línea, el académico es enfático en señalar que, en caso de sancionar efectivamente a Rusia por eventuales crímenes de guerra, habría que juzgar a otros países que también han cometido acciones similares en invasiones fuera de sus propios territorios. “Habría que hacer un gran acuerdo, y juzgar a Vladimir Putin por las atrocidades en Ucrania y a George W. Bush por haber invadido a Irak y matado a más de 100 mil personas. Eso sería lo justo”, explica.

Pablo LacostePablo Lacoste

No obstante, la aprobación de esta resolución se suma a la investigación anunciada por el Fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, sobre posibles crímenes de guerra cometidos en Ucrania por parte de Rusia, luego de una petición de 39 países miembros de la Corte con sede en La Haya. En ese sentido y en conversación con nuestro medio, el académico de Derecho Internacional de la Universidad de Chile y ex subsecretario de Relaciones Exteriores durante el primer Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, Alberto van Klaveren, aseguró que tampoco existe seguridad que Rusia sea sancionado por la Corte Penal Internacional, ya que el gobierno ruso no reconoce la jurisprudencia de este Tribunal.

“Se da la situación especial de que Rusia no es miembro del Tribunal Penal Internacional, porque no adhirió al Tratado de Roma que fue el que estableció el Tribunal y Ucrania, si bien no es miembro, sí hizo una declaración en el año 2014 aceptando su jurisdicción”, explica van Klaveren, y complementa con que “lo más probable es que la investigación efectivamente empiece a realizarse, porque los hechos denunciados ocurrieron en territorio ucraniano, pero que Rusia no colabore en la investigación y la ignore”.

Al ahondar en el real efecto que pueda tener una investigación de tribunales internacionales en el presidente ruso o en el desarrollo del actual conflicto militar, Alberto van Klaveren sostuvo que esta decisión “tiene un valor simbólico y una sanción moral importante”, y recalcó que “no es un hito que lleve, por ejemplo, a terminar la acción rusa o que signifique un peligro personal para Vladimir Putin”. Si bien destaca que este sería un hecho significativo, también reconoce que no afectará el curso de la guerra en Ucrania.

“Creo que todo indica que los rusos seguirán avanzando y habrá resistencia ucraniana importante, pero toda esta situación terminará en algún proceso de negociación. Una negociación que será asimétrica entre Rusia y Ucrania, y, probablemente, también haya alguna mediación de terceras partes. Pero pienso que Rusia va a mantenerse en territorio ucraniano”, señaló Alberto van Klaveren, mientras que Pablo Lacoste aseguró que el escenario que actualmente enfrentan las Fuerzas Armadas rusas en Ucrania no se condice con lo esperado por el presidente Vladimir Putin en cuanto a desarrollar una operación más rápida en Ucrania, lo que ha provocado acciones de ataques que estarían fuera de los manuales de estrategia militar y que, eventualmente, podrían convertirse en vulneraciones a los derechos humanos.

“Genera una tensión muy fuerte en las fuerzas rusas porque ven que han defraudado a Vladimir Putin y lo que los generales le habían prometido no lo cumplieron. Entonces, comienzan a actuar con medidas fuera de control que rompen todas las recomendaciones de los manuales de estrategia militar”, sostuvo Lacoste, y añadió que “las enseñanzas de Karl von Clausewitz, que es el manual básico de entrenamiento militar que se estudia en todas las academias militares del mundo, establece que la acción militar siempre tiene que estar subordinada a objetivos políticos. Pero bombardear la central atómica más grande del mundo se sale completamente de todos los criterios de acción militar y está creando una reacción mundial anti-rusa que va a ir subiendo de una manera exponencial”.

Alberto van Klaveren Alberto van Klaveren

Incluso, esta mañana, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aseguró que la OTAN es una alianza defensiva, pero advirtió que si la guerra en Ucrania se acerca al Occidente y “viene a nosotros”, la Alianza de la Organización del Tratado del Atlántico Norte “está preparada” para defenderse. Al ser consultado sobre estas afirmaciones,  Lacoste señaló que desde la Alianza “no van a intervenir en Ucrania, porque no es miembro de la OTAN y no tiene obligación de defenderla”. Sin embargo, ambos expertos coinciden en que no sería recomendable que Vladimir Putin ataque a un país miembro de la OTAN ya que, en ese caso, sí recibiría una respuesta militar que podría acrecentar aún más este conflicto.

“La OTAN es una alianza defensiva y, si es que Rusia llega a territorio de algún aliado, tendrá consecuencias que serán muy serias. El peligro mayor de un escalamiento del conflicto reside en algún hecho inesperado y creo que, lo más probable, es que eso suceda por la parte rusa más que por la OTAN”, explicó van Klaveren, y subrayó que “Rusia ha manifestado en distintas ocasiones de sus disposiciones a utilizar armas nucleares si es que se ve amenazada, y Vladimir Putin aumentó el grado de alerta de las armas nucleares, y eso es una señal complicada”. En la misma línea, Lacoste agregó que “hasta ahora, la OTAN ha sido muy coherente al decir que no van a intervenir en Ucrania y eso lo han dejado claro, no solamente el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, o el Canciller de Alemania, Olaf Scholz, sino también autoridades de la OTAN que no han entrado en las provocaciones de Vladimir Putin”.

Y al referirse sobre una eventual proyección del conflicto, luego de dos rondas de conversaciones y una tercera que ocurriría dentro de las próximas horas, el académico Pablo Lacoste aseguró que, en los estudios internacionales, la historia es el laboratorio que les permite estudiar y, a su juicio, el accionar de Rusia tendrá un final similar a las invasiones llevadas a cabo por Estados Unidos en Vietnam, Afganistán e Irak, que terminaron con el retiro de tropas estadounidenses “de una manera vergonzosa y humillante”.

“Lo que nos dice la historia es que cuando una superpotencia hace un acto de invasión asimétrico a un tercer país, y ese país tiene identidad y una población dispuesta a morir para defender su independencia, termina ganando. Y cuando el país pobre le gana al país poderoso termina en una humillación para el poderoso. Esos son los antecedentes que tenemos, es el patrón que se repite y yo no veo ningún motivo por el cual este patrón no se pueda repetir ahora”, señala Pablo Lacoste, y Alberto van Klaveren agregó que, desde su mirada, “el conflicto va a seguir, las acciones rusas se van a mantener y apuestan a debilitar la defensa ucraniana. Rusia ha atacado, incluso, a blancos civiles y está aplicando una táctica muy similar a la que ha utilizado en otros conflictos como en Siria y en otras partes del mundo”. Además, reconoce que esta situación provocará más sufrimiento en la población ucraniana, más destrucción de las ciudades y más muertos como consecuencia de esta acción militar, tanto por el lado ucraniano como por el lado ruso.

“Lo que Rusia está demostrando es que está dispuesta a asumir grandes costos en este conflicto, y no solamente en términos políticos, sino también en términos humanos y en términos económicos. Rusia está absolutamente decidida, entonces es improbable que la acción se detenga y tampoco creo que Ucrania vaya a entregarse fácilmente. Así que, lo que podemos esperar para las próximas semanas, es el mantenimiento del conflicto con algunas treguas de carácter humanitario, pero la perspectiva no es positiva”, lamenta van Klaveren, mientras Lacoste añade que “yo no sé cuánto tiempo le costará a Rusia revertir esta imagen del horror que está creando de sí misma ante el mundo”.