Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 6 de febrero de 2023

Escritorio

Exministro Marcelo Mena y rechazo a Dominga: “Lo que importa es que hay informes técnicos que levantan reparos al proyecto”

El académico calificó como desafortunada la postura de la oposición que acusó un sesgo político en la decisión del Comité de Ministros. Sin embargo, recordó que la aprobación durante el gobierno de Sebastián Piñera “eso no fue político”, criticó.

Diario UChile

  Jueves 19 de enero 2023 10:33 hrs. 
Santiago, 7 de febrero de 2018
Ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, visita instalaciones de Unilever, empresa que será reconocida por sus avances en producción sustentable y el fomento de consumo responsable.
Christian Iglesias/Aton Chile

Compartir en

El ex ministro del Medio Ambiente y actual académico de la Universidad Católica de Valparaíso, Marcelo Mena, destacó la resolución del Comité de Ministros que este miércoles rechazó el proyecto Dominga, acogiendo los informes técnicos que nunca habían sido subsanados y que en su momento hubo un blanqueo del Servicio de Evaluación Ambiental.

En entrevista con la Primera Edición de Radioanálisis, el académico afirmó que resulta “desafortunado que se atiendan siempre los argumentos de politización cuando en el caso de la ministra (de Medio Ambiente) Maisa Rojas, una mujer independiente, especialista en los temas ambientales, toma una decisión que está fundada en informes técnicos. Me hicieron lo mismo que a mí hace cinco años. Por otro lado, en agosto 2021 durante el gobierno del presidente (Sebastián) Piñera cuando se aprueba el proyecto del cual fue dueño que pertenece a sus amigos cercanos (Carlos Alberto Délano), eso no fue lo político”.

Cabe consignar que cuando Piñera llevaba nueve meses en la presidencia era el principal accionista de Dominga y su amigo de infancia, Carlos Alberto Délano, compró la participación de todos los otros socios por US$152 millones, en una operación que se realizó en las Islas Vírgenes Británica, según dieron cuenta Los Pandora Papers.

Mena agregó que “lo que importa es que acá hay informes técnicos que levantan reparos desde el origen del proyecto (2013) y que nunca fueron subsanados. Hubo un blanqueo en su momento por el Servicio de Evaluación Ambiental al no coger la solicitud de Conaf en cuanto al impacto que podría tener el proyecto en los pingüinos de Humboldt al decir que solamente que corresponde referirse al impacto dentro de la reserva donde se encuentran estos pingüinos, porque corresponde eso, y que las temáticas del mar le corresponden a Sernapesca y como Sernapesca es un ente que pertenece al Ministerio de Economía en su momento se pronunció que no había problemas”.

El académico precisó que ese es “el problema de origen que se ha arrastrado por años. Desde 2017 a la fecha no han cambiado los antecedentes, se aprueba nuevamente el proyecto omitiendo los informes de Conaf del año 2021 y hoy se recoge esa reclamación por parte de la comunidad al decir que no se había resguardado los temas ambientales”.

Mena afirmó que los estudios sobre evaluación ambiental normalmente lo hacen empresas contratadas por quienes impulsan los proyectos, por lo que se hace necesario que el Estado realice estudios anticipados para dar garantías de la realización de una iniciativa determinada y la falta de este tipo de evaluaciones, explican el por qué 10 años después se sigue hablando del proyecto Dominga.

“El antiguo reglamento permitía que los proyectos pudieran continuar su evaluación si faltaba información y se podían arreglar en el camino. Desde el 2014 permite que se dé término anticipado a un proyecto cuando no tiene la información completa para poder evaluar y eso es lo que ha ocurrido en proyectos recientes, pero en el caso Dominga simplemente se arrastraba un problema de origen por más de una década”, explicó.

Mena afirmó que hay una demora de parte del Comité de Ministros en la toma de decisiones ya que no se resuelve rápidamente el fondo, se perpetúa y se trata de pactar un proyecto y donde la institucionalidad “tiene que ver con un titular que insiste con querer pasar con el mínimo esfuerzo. Los temas que se repararon el año 2017, han pasado cinco años, se hubiera presentado un proyecto nuevo, con información que faltaba y habría sido distinto y ese servicio de falta de información, no sería tal”.

Síguenos en