Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de julio de 2024


Escritorio

Lautaro Carmona: “Ha habido más de una ocasión en que nuestra bancada no ha logrado ponerse toda de acuerdo”

Abordando el voto díscolo de la diputada Karol Cariola en el proyecto de autopréstamo, el secretario general del PC sinceró la preocupación de la colectividad respecto a la dispersión de los votos al interior de la bancada parlamentaria.

Maria Luisa Cisternas

  Sábado 25 de marzo 2023 18:27 hrs. 
Santiago, 20 de febrero de 2023.
Autoridades se reunen en un nuevo comite politico ampliado en el Palacio de la Moneda.
Jonnathan Oyarzun/Aton ChileSantiago, 20 de febrero de 2023. Autoridades se reunen en un nuevo comite politico ampliado en el Palacio de la Moneda. Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

Compartir en

La aprobación del proyecto de 40 Horas en el Senado y del paquete de medidas de seguridad económica en la Cámara de Diputados y Diputadas son algunos de los logros que hicieron de esta una semana positiva para el Gobierno. Estos resultados, sumado a la nueva ley de crimen organizado que despachó esta semana el Congreso Nacional, dejan al Ejecutivo empoderado de la agenda legislativa, alicaída tras el portazo a la reforma tributaria que el Presidente aún resiente en el marco de sus alocuciones.

De estos avances conversó con Radio y Diario Universidad de Chile el secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, abordando el voto favorable que su correligionaria en la Cámara, Karol Cariola, manifestó al proyecto de autopréstamo que el Gobierno insistía en rechazar. Un desmarque a raíz del cual el dirigente oficialista sinceró la preocupación del partido respecto a la dispersión de los votos al interior de la bancada Comunista.

En otras materias que concitan su aprensión, Carmona consideró que el Servel está al debe en la promoción del proceso constituyente, razón por la que exhortó a fortalecer el rol del organismo en la materia, o bien que el Gobierno asuma un liderazgo en la difusión del itinerario constituyente, para lo cual propuso legislar un protocolo en el Congreso Nacional.

¿Cómo evalúa esta semana para el Gobierno?

Yo creo que es una muy buena semana que espero se mantenga, se consolide y sea este el tono. Primero porque se han logrado legislaciones que van en beneficio de la mayoría de la sociedad como es por ejemplo la ley que permite las 40 Horas como jornada laboral ,que entra en régimen y termina, por decirlo de alguna manera, en cinco años más, pero parte y eso es muy importante. Está el paquete de medidas del punto de vista de  ayudas económicas de parte del Gobierno hacia los sectores más vulnerables, eso también es una muy buena noticia porque atiende a los sectores que son los más damnificados con el tema de la inflación y el alza de precios y la pérdida de poder adquisitivo. Estuvo el fallo constitucional que cierra un capítulo de cierto activismo político que hizo la derecha con una atribución constitucional que tienen los jefes de Estado en el caso de Chile, también cierra un capítulo de acuso, de dispersión política. Claro, ellos van a seguir, lo que evidencia que es una medida más del punto de vista del activismo político de seriedad constitucional. Incluyendo la participación en la cumbre de nuestro Presidente y Canciller, espero que también avancemos a una política exterior de buenas relaciones. Creo que es una semana de avances para la gestión del Gobierno y para las políticas de Gobierno.

A propósito del rechazo al proyecto de autopréstamo en la Cámara, llamó la atención el voto favorable de la diputada Karol Cariola en la sala. La de la legisladora ¿fue una posición marginal o representa una posición del PC?

Yo creo que es evidente que el voto de ella fue el voto distinto de una bancada de 12 parlamentarios y parlamentaria, entonces habla por sí solo.

¿Y cómo lo interpretan en el partido?

La comprensión que tenemos es que esta fue una formulación que ella comprometió en algún momento del debate y sintió que tenía un compromiso y bueno, en la vida misma uno a veces se enreda y terminó llegando hasta el final sosteniendo eso. Votó en minoría también dentro de la comisión.

Las motivaciones que hay, más allá de que sean acertadas o no, son una motivación de carácter social, de imaginar que por esa vía las personas pueden contar con los recursos que no tienen en un tiempo de crisis.

Hay un par de alcances ahí que es necesario también tener presentes. No todas las personas tienen hoy día recursos para autoprestarse desde sus propios fondos, primera cosa, y por lo tanto el universo es menor que el que hubo alguna vez con un primer retiro. Y lo segundo, el autopréstamo debe ser una medida de último recurso en tanto son obligaciones de Estado. Uno no puede trasladar el peso de las tareas de Estado a la capacidad de ahorro de las y los trabajadores, sobre todo quienes tienen ingresos menores, que son los más necesitados en una crisis, y por último, coincidió, y eso es todavía más evidente, con la aprobación de este paquete de medidas de carácter social que va directo a tratar que los sectores más golpeados desde el punto de vista económico para que tengan mecanismos de autoprotección y de salir adelante en un tiempo complejo desde el punto de vista económico.

¿Y la votación de la diputada Karol Cariola preocupa al partido? En términos cualitativos, ella posee un liderazgo al ser primera mayoría nacional y hasta hace poco, la presidenta de la comisión de Constitución de la Cámara.

El tema de la mayoría nacional tiene un valor político en otra dimensión. En el trabajo parlamentario lo que sirve es que cada parlamentario es un voto respecto a los proyectos de Gobierno, pero nos preocupa, como nos preocupa también otras votaciones que han tenido otros parlamentarios y parlamentarias en el caso de los estados de excepción. Ha habido más de una ocasión en que nuestra bancada no ha logrado ponerse toda de acuerdo para tener un solo voto que sería lo óptimo en tanto son una bancada de militancia consciente. En el caso, los 12 son militantes, una buena mayoría de ellos son destacadas dirigencias de la dirección nacional del partido, entonces, tanto eso, toda vez que ellos no logran ponerse de acuerdo, nos preocupa, de alguna forma puede crear confusión en alguna zona partidaria porque se preguntan por qué pasa esto y hemos intentado que se vaya achicando esa cierta brecha media dispersiva. Pero en ese marco es la preocupación, en el marco de que siempre la bancada debe hacer todo para intercambiar con ideas y lograr consensuar una posición común uno y otro en temas que a los 12 parlamentarios preocupa que son los temas de sensibilidad social.

A propósito de las ayudas del Gobierno, la bancada del PC está bregando por adelantar el compromiso de aumentar el salario mínimo a 500 mil pesos, al igual que lo ha manifestado la CUT. ¿Cuál es el emplazamiento que hace a nivel central el partido?

Para ser muy riguroso y yo creo que en esto no está lleno de ejemplos la vida porque suele alguien asumir, no solo mérito sino preocupaciones que son titularidad de otros. Lo que la dirección del Partido y en consecuencia la bancada y los distintos equipos de trabajo partidario han hecho es coincidir y respaldar las gestiones que hace la Central Unitaria de Trabajadores respecto a concluir con anticipación el compromiso de Gobierno de llegar a un salario mínimo de 500 mil pesos y en esa perspectiva el partido sigue y va a seguir expresando públicamente su respaldo a la petición que nos parece absolutamente justa, que no nos parece una desproporción que desequilibre la economía porque tiene una voluntad positiva que ha hecho la CUT toda vez que el hecho histórico de haber avanzado a un reajuste de salario mínimo que no se conocía y también haber puesto de inmediato en el horizonte un salario mínimo de 500 mil pesos, se ha ido afectando con la reconocida inflación -digo reconocida porque es un dato oficial- que ha vivido el país y que redunda en perder poder adquisitivo. Es decir, buena parte de lo que se ha avanzado se lo ha comido el alza de precios porque se pierde poder adquisitivo, entonces coherente con eso y con la sensibilidad que muestra el Gobierno en la expresión de las medidas sociales que ha implementado, creemos que hay espacio para un buen diálogo que permita en un plazo menor que se había establecido, lograr los 500 mil pesos.

Cuando será en eso y en qué proporción, yo creo que es un tema que respetuosamente dejo en manos de la sabiduría y de la capacidad que tiene la conducción de la Central Unitaria de Trabajadores. A mí me gustaría mucho que fuera uno de los grandes anuncios del 1 de mayo.

A propósito de la reunión de este viernes de la Alianza de Gobierno ¿Hay tensiones con el Socialismo Democrático y en particular con la tesis del Partido Socialista sobre una revisión crítica al programa de Gobierno? ¿O a su juicio es una falsa polémica?

Primera cosa, considero un hecho importante que los diez partidos de Gobierno hayamos estimado, además de la relación natural que tenemos en forma bilateral y en espacios comunes, por ejemplo en el Parlamento, tener una reunión propia para ver temas que van más allá de las tareas de Gobierno, porque si somos una coalición de partidos que tiene propósitos mayores, también tiene preocupaciones, por ejemplo respecto a la suerte que va a tener la elección de los consejeros constituyentes, por ejemplo, respecto a las propuestas que queremos convenir para ese debate posterior al 7 de mayo. O sea, ya hay explicaciones que ameritan que los partidos se reúnan y tengan una agenda más allá de cuáles son las iniciativas que comparte el Gobierno con los partidos. Eso es un mérito, yo lo considero muy positivo.

Lo segundo, tenemos que tratar de terminar de hacer una agenda que todos convengamos, luego hacer los debates de esa agenda para finalmente terminar en acuerdos o cosas que comunicar y yo no soy partidario de comunicar por adelantado una tabla que hay que fijar primero y luego llevar adelante la discusión.

En el caso del tema en cuestión, que se ha puesto mucho titular, no sé si es una cosa que podría indicar que está un poquito exagerada en cuanto al impacto mediático por sobre lo que es la realidad. No hay, se supone, diferencias de fondo del punto de vista programático entre los 10 partidos porque los 10, unos en primera vuelta y origen de la campaña y otros en segunda vuelta, manifestamos explícitamente y de forma pública y voluntaria de parte de nuestras direcciones, un respaldo no solo al Presidente Gabriel Boric que es una personalidad del país, sino al programa que levantaba y que comprometió. Incluso hubo frases que yo las destaco: ‘vamos a ser parte del Gobierno más allá de los cargos, porque lo que nos importa es que el programa se cumpla’, entonces no veo que esté en riesgo una lectura no hecha o una lectura con letra chica o una lectura no determinada respecto al programa, sino lo que está es la mirada que tienen los partidos de cuánto ha avanzado el programa con los nuevos cuadros que se han ido formando en el plano político.

No teníamos contemplado una derrota como la que tuvimos el 4 de septiembre, no teníamos contemplado un rechazo a la idea de legislar una reforma tributaria y hay cosas que van cursando en la vida y todos y todas tienen que tener la disposición de ir viendo cual es el contexto y cuanto va cambiando ese contexto de los debates, sin que eso implique renunciar a la esencia programática, sino viendo cómo y con qué nuevos mecanismos podría llevarse adelante un programa, si va a ser en la misma intensidad, en la misma velocidad, en la misma extensión, bueno, eso es un debate que le cabe en primer lugar al Gobierno, pero los partidos también pueden intercambiar y manifestar su opinión. En ese contexto yo ubico la frase que hizo fama y que ha recorrido muchas preguntas de los medios.

Respecto al proceso constituyente y la próxima elección de consejeros y consejeras constitucionales ¿Ve un rol pasivo del Gobierno en la promoción del proceso?

Yo creo que un tema tan de marca mayor y voy a nombrar por lo menos lo que hace que nadie imagine que esto es una tarea más, ni es una cosa recurrente, ni que ha ocurrido mil veces: La primera ¿De qué se trata este tema? De una nueva Constitución. El país ha tenido, si no me equivoco, cuatro o cinco constituciones, algunas de ellas deplorables en su origen como fue la del año 80 que es lo que nos mantiene desafiados a cambiarla. El tema es de marca mayor porque siento que en la apariencia es un tema, entrecomillas, ladrillo para la comprensión de todo el mundo y sus problemas personales, pero termina siendo lo que va a organizar la convivencia, el fair play que habrá en las distintas acciones que tiene un Estado para llevar adelante políticas públicas que impactan en toda la sociedad. O sea, no es un tema menor, no es discutir una sola medida, ni cuando inauguramos el panamericano, ni qué niño va a llevar la bandera, no. Es un tema de marca mayor.

Segundo, es una votación universal con inscripción automática, es decir todos los potenciales ciudadanos que hayan cumplido 18 años antes del día de la elección, están habilitados para votar. Y tercero, es con voto obligatorio, entonces esos son los desafíos.

Ya lo vivimos el 4 de septiembre, pero esta vez lo vamos a vivir donde los ciudadanos tendrán que marcar una opción por candidaturas, no solo por propuestas de tal o cual Constitución o contenido, sino por tal o cual persona. Además con un sistema electoral que es limitado, un sistema que no es plenamente proporcional como es el sistema del Senado que iguala por ejemplo, la densidad electoral que tiene La Araucanía con la que tiene la Región Metropolitana.

En ese contexto yo creo que es demasiada audacia el que imaginemos que todo se debe depositar en la obligatoriedad que tienen los ciudadanos de informarse y por tanto, de saber que el 7 de mayo es la elección, de saber que esa elección tiene en cuestión tales y cuales cosas. Entonces echo de menos una campaña mayor y yo pensé que tenía origen en el Servicio Electoral como una referencia de Estado mucho más insistente, que usara mecanismos incluso más persuasivos, más integradores para que la gente tenga una predisposición de participar de mutuo propio en esta votación, porque la considera importante y ahí verá las opciones que mejor le acomoden. Ahí yo siento una ausencia y creo que en esa perspectiva, a mi juicio personal, el Estado, y en este caso a través de la implementación de políticas públicas que puede llevar a cabo el Gobierno, y si hace falta, porque no le da garantía no sé a quién y hay prejuicios, que sea con mecanismos que se establezcan en el Parlamento.

Yo convivo regularmente con la comunidad y doy fe que no hay plena información ni de que el 7 de mayo hay elección, muchos de los que se enteraron que hay una elección tampoco saben de qué se trata. Entonces, para mi gusto de la esencia y del detalle de lo que es la solidez democrática es que haya una información plena, cabal, no desfigurada, sin caricaturas, no deformada, que la gente pueda discernir por conciencia propia cuales son las opciones que mejor empatizan con su mirada de país, de sociedad y su vida cotidiana y para eso hay que acercar información regular, veraz, completa, no parcializada y a todo el universo potencial de seres humanos que tiene el país.

¿El Gobierno ha estado al debe en esta materia?

Yo creo que por defecto, puede tomar iniciativas dado que quien está al debe es el aparato de institución del Servicio Electoral que debe difundir estas elecciones con mucho más determinación. No es que estos sectores crean que todos saben que a los 18 años se tiene que ir a votar, que todos saben que esa es una obligación y entonces por qué vamos a estar por recordarles. No, hay que hacerlo porque está directamente vinculado a la base ciudadana que participa de forma activa y con conocimiento de causa y para eso en mi opinión se empodera más al Servicio Electoral y sino, en defecto le toca al Gobierno promocionar más de qué se trata esta justa democrática.

Imagen: Agencia ATON.
Síguenos en