Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 5 de marzo de 2024


Escritorio

Ex Presidente Sebastián Piñera sobre la nueva constitución: “Si no define lo básico, vamos a revivir este conflicto en otra escala”

El exmandatario planteó ante la comisión de Sistema Político los elementos a considerar en la propuesta de la Carta Fundamental y remarcó que esta "no tiene por qué pretender ser un programa de gobierno".

Natalia Palma

  Lunes 24 de julio 2023 15:05 hrs. 
PIÑERA CONSEJO

Compartir en

Hasta la comisión de Sistema Político, Reforma Constitucional y Forma de Estado llegó esta mañana el ex Presidente Sebastián Piñera para exponer ante los consejeros su visión sobre la propuesta constitucional.

Se trata de la primera vez que el ex mandatario se presenta ante un órgano constituyente, luego que no participara en la extinta Convención Constitucional.

Así, en la instancia –presidida por el UDI, Edmundo Eluchans- el ex jefe de Estado se refirió a las consecuencias que conlleva mantener abierto el debate que se arrastra por décadas en el país sobre la constitución e hizo un repaso de la apertura del proceso constituyente previo, a partir del denominado estallido social de 2019, razón por la que consideró que “esta oportunidad yo siento que no tenemos derecho a dejarla pasar”.

“Llevamos 43 años enfrentándonos, confrontándonos entre nosotros en torno a la constitución. En los países sabios existe confrontación de ideas, pero se da dentro del marco de la constitución, no sobre la esencia y el texto de la constitución. Por eso, para que una constitución pueda cumplir esa tremenda labor de ser un marco de estabilidad, unidad, proyección, es fundamental que en una sociedad libre y democrática sea el fruto de acuerdos amplios y solidos de la ciudadanía en un momento determinado del tiempo”, expresó.

Asimismo, consideró que una buena propuesta constitucional debe garantizar “el principio de la libertad ampliamente definida, como la libertad de expresión, de culto, de asociación, de emprendimiento, de elegir en las áreas que son fundamentales para la calidad de vida de las familias chilenas”, además del derecho a la vida, a la salud, a la previsión social, la educación y el derecho a la propiedad.

Mientras en lo que respecta al contenido del anteproyecto elaborado por la Comisión Experta, Piñera valoró, entre otras materias, la mantención del presidencialismo, la renovación de las urgencias, la modificación de las acusaciones constitucionales y los mecanismos para corregir la fragmentación política, como el umbral del 5% de partidos políticos.

Sin embargo, manifestó sus reparos frente a la posibilidad de que coincidan las elecciones legislativas con la segunda vuelta presidencial, la pérdida del escaño por la expulsión de parte de un partido político, la iniciativa de derogación de ley y la designación presidencial de ciertas autoridades, tales como el contralor general de la República, el fiscal nacional o el presidente del Consejo Nacional de Televisión, de manera de evitar un “cuoteo político permanente”.

Ya una vez concluida su presentación, se dio el paso a las intervenciones por parte de los consejeros constitucionales, cuyas consultas versaron, por ejemplo en el caso del oficialismo, sobre si en el proceso actual existe la voluntad de las distintas fuerzas políticas de zanjar la discusión constitucional, a propósito de la polémica que han levantado las enmiendas por parte de integrantes del Partido Republicano, y si la instancia está a la altura de generar un texto que permita consensuar los distintos puntos de vista de la ciudadanía.

Frente a estos emplazamientos, el ex Presidente sostuvo que es fundamental lograr una constitución “que entienda que tiene que definir lo básico, pero no tiene que definirlo todo, no tiene por qué pretender ser un programa de gobierno ni mucho menos siendo la legislación futura de las próximas generaciones. Si no define lo básico y se queda en puros lugares comunes, vamos a revivir este conflicto en otra escala”.

“Un Presidente tiene que pensar en el interés común”

Posteriormente, en un punto de prensa el exmandatario también se refirió a temas relativos a la contingencia, especialmente sobre la decisión de la UDI de condicionar el diálogo con el Gobierno sobre la reforma de pensiones a la destitución del ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson.

En ese sentido, señaló que “creo que Chile, los chilenos, los pensionados y los futuros pensionados necesitamos un acuerdo en materia de reforma previsional, un acuerdo que, en mi opinión debe respetar la libertad de elección, porque esos recursos le pertenecen a los trabajadores y ellos tienen que decidir, el Estado no tiene derecho a pretender imponer un monopolio, sino que tiene que respetar la decisión de cada trabajador. Además, es muy importante que esta reforma asegure y garantice la propiedad de ahorros previsionales, que pertenecen a los trabajadores y, en consecuencia, proteger que no puedan ser manipulados o expropiados”.

“Ahora, (este debate) está ligado con el tema del ministro Jackson. Yo fui Presidente y es muy difícil nombrar y más difícil destituir a los ministros, pero un Presidente siempre tiene que pensar en el interés común, el interés de Chile, el interés de todos los chilenos y no incorporar consideraciones personales”, manifestó.

Mientras sobre la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado, mencionó que “estamos conmemorando los 50 años del Golpe Militar y también en cierta forma el término del gobierno de la Unidad Popular. Tanto la UP como el Golpe Militar dividieron profundamente a los chilenos. Por tanto, creo muy conveniente y necesario promover un clima de unidad, de entendimiento, de amistad cívica, de buena voluntad. Pero yo creo que ese tipo de llamados hay que hacerlos con diálogo y no desde el extranjero”, aseveró, en referencia al emplazamiento que hizo el Presidente Gabriel Boric a los partidos políticos de suscribir una declaración conjunta por este hito histórico -en el marco de su gira por Europa- el cual fue descartado por la oposición.

Síguenos en