Diario y Radio U Chile

Año X, 19 de julio de 2018

Escritorio

Apoyo y desconfianza producen anuncios de Piñera sobre el Sename

La iniciativa anunciada por el presidente Sebastián Piñera para mejorar la protección de la infancia ha sido valorada por todos los sectores y actores, sin embargo, hay algunos puntos que han sido criticados. Para el diputado René Saffirio, por ejemplo, no se debe aumentar la subvención a instituciones colaboradoras, pues “han cometido violaciones a los derechos humanos de los niños”.

Camilo Villa J.

  Lunes 12 de marzo 2018 18:01 hrs. 
sename

 

Este lunes se realizó la reconstitución de escena por la muerte de la menor de 11 años, Lissette Villa, quien falleció en el Cread Galvarino, dependiente del Servicio Nacional de Menores (Sename), en abril del 2016.

La diligencia busca esclarecer las circunstancias en las que pereció la niña y que destapó de manera trágica la crisis del Sename. Crisis, que dos años después, pretende apagarse de la manera más radical: poniéndole fin al cuestionado organismo.

“El Estado de Chile, que les ofreció amparo y protección, sin duda les falló (…). Y en los rostros, en las historias y en las vidas de Lissette Villa, de Rachel Contreras o de Luis “Maikol” Jara, conocimos la terrible verdad de que cientos y cientos de niños y niñas, que más que vivir, han tenido que sobrevivir a vejaciones y abusos de quienes tenían -por encargo del Estado- el deber y la responsabilidad de cuidarlos y protegerlos”, dijo el presidente de la República, Sebastián Piñera.

Por lo mismo, el recién asumido jefe de Estado convocó este domingo a un “acuerdo nacional por la infancia”, conformado por diez puntos, entre ellos, un proyecto de ley que pretende dividir en dos nuevos servicios el actual Sename.

Uno de ellos será el Servicio de Protección de la Infancia y Adolescencia, organismo que asumirá la responsabilidad sobre niños y adolescentes vulnerables. El segundo será el Servicio de Responsabilidad Adolescente, que se hará cargo de los adolescentes infractores de la ley.

El diputado independiente René Saffirio, miembro de la comisión investigadora del Sename, valoró el hecho de que el tema infancia sea prioridad para el recién asumido gobierno, y se mostró dispuesto a colaborar en lo que sea necesario para impulsar medidas en favor de los niños y niñas, sin embargo, aclaró que transformar el Sename en dos organismos distintos no es un proyecto de este gobierno.

En ese sentido indicó que ambos proyectos ya están en tramitación en el Congreso, y por ende, sería lamentable que se reemplazara por otro tomando en cuenta todo lo que ya se ha avanzado.

“El proyecto sobre protección de la niñez está en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados, la cual integro, y hemos estado trabajando intensamente en este proceso. Y el proyecto de responsabilidad penal adolescente se encuentra en el Senado, es decir, no se trata de proyectos nuevos, sino que ya están en tramitación”.

“Sería una lástima que el gobierno enviara –como lo señaló el ministro de justicia Hernán Larraín- una indicación sustitutiva para reemplazar todo lo que hay respecto del proyecto que se encuentra en la Cámara porque perderemos mucho tiempo. Creo que se puede aprovechar una gran parte del trabajo que se ha realizado ahí”, expresó.

El parlamentario, por otra parte, criticó la propuesta que aumenta las subvenciones recibidas por las instituciones colaboradoras del Sename, pues considera un error aumentar los aportes del Estado a los organismos colaboradores tomando en cuenta que son ellos “los que han cometido violaciones a los derechos humanos de los niños”. Además, cree que la solución no se relaciona con aportar más recursos, sino con cambiar la estructura de protección, que según su punto de vista, debe ser personalizada, “pues son niños, no estadísticas”.

Para Nury Gajardo, directora de la Red y ONG’s de Infancia y Juventud, es significativo que el tema infancia sea tomado desde un comienzo, pues a su juicio ya no es posible hacer vista gorda de la situación que vive la niñez. Ahora bien, no cree que dividir al Sename sea la solución definitiva a un problema que, según señaló, tiene su explicación en la carencia de una ley integral con respecto a la infancia.

“A 27 años de que se firmó la Convención de los Derechos del Niño, que no se ha podido generar una ley de protección integral. Yo creo que ese es el gran desafío. Generalmente, cuando se carece de un sistema institucional, se habla siempre de dividir el Sename, como si fuera la respuesta a la situación que viven los niños y las niñas, entonces esa es nuestra mayor preocupación, pues todos los gobiernos han buscado responder a las falencias que tiene nuestro país en materia de infancia, a través de una propuesta relativa a la transformación del Sename”.

Alicia del Basto, presidenta de la Asociación de Funcionarios del Sename señaló que desde la organización adhieren al “acuerdo en completo”, porque son demandas que se exigen hace años. Por eso calificó la iniciativa como trascendental.

“Para nosotros es sumamente relevante e importante porque, como es sabido por todo el mundo, el Sename nunca fue prioridad para nadie, éramos un servicio totalmente abandonado. A partir de la conmoción pública que provocó el fallecimiento de Lissette, es que se comienza por asumir la situación en que se encuentra el servicio. Nosotros lo hemos denunciado por años, por tanto que el Presidente Piñera haya hecho estos anuncios, a nosotros nos parece importante”.

Además de dividir al Sename en dos nuevos servicios, algunos de los 10 puntos del proyecto gubernamental consideran la realización de una auditoria al Sename, crear un Sistema de Defensoría de los Niños y Adolescentes vulnerables, crear el Ministerio de la Familia y Desarrollo Social, y modificar la Ley de Adopciones para acelerar y simplificar el proceso de búsqueda de la mejor familia para cada niño.