Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 30 de enero de 2023

Escritorio

Un festejo a medias

Universidad de Chile debutó en Copa Sudamericana con un 1-0 sobre Fénix de Uruguay que no reflejó su superioridad en el juego. Hubo violentos incidentes en la galería y un grupo de hinchas ingresó a la cancha, además de carteles y cánticos del movimiento estudiantil. Noche movida en Ñuñoa.

radio.uchile.cl

  Miércoles 10 de agosto 2011 0:37 hrs. 
e vargas

Compartir en

Universidad de Chile obtuvo una ajustada victoria por 1-0 este martes ante Fénix de Uruguay, en su debut por Copa Sudamericana.

Ante más de 19 mil espectadores en el estadio Nacional, los dirigidos por Jorge Sampaoli dominaron ampliamente el encuentro, pero no lograron establecer esa diferencia en el marcador. En la otra vereda, el elenco uruguayo se cuidó defensivamente sin remilgos, aun cuando se vio en desventaja en el marcador.

Los charrúas debieron bregar además contra la expulsión de Fabián Trujillo, quien vio la segunda tarjeta amarilla cuando apenas se jugaban 30 minutos del primer tiempo.

Sampaoli decidió entonces el ingreso del argentino Gustavo Lorenzetti en lugar de Albert Acevedo, pero no bastó y los azules se fueron al descanso sin goles.

La paridad se quebró en el minuto 54. Tanto esperaba Fénix, que José Rojas -un central- se adelantó y lanzó un pelotazo por el centro de la cancha que fue desviado por Lorenzetti. El leve toque del trasandino permitió que Eduardo Vargas apareciera repentinamente en el área, controlara con rapidez y cabeceara por encima del portero Danilo Lerda.

Fue la única ocasión en que la U pudo romper el cerco uruguayo, que se mantuvo por el resto del partido. La mejor ocasión del complemento estuvo en los pies de Lorenzetti, en los descuentos, pero el balón se estrelló en un poste.

“El resultado fue muy corto, pero me voy tranquilo por el rendimiento, en el ámbito internacional es muy difícil mantener 90 minutos de dominio, y la U lo hizo. Fue uno de nuestros mejores partidos. En Uruguay no creo que cambien mucho su forma de jugar”, comentó Sampaoli.

La U deberá abrochar su clasificación a segunda ronda el próximo jueves 18 de agosto en el estadio Luis Franzini de Montevideo.

Educación y violencia

No fue un partido normal el jugado en Ñuñoa. Cuando el paraguayo Julio Quintaba daba el pitazo inicial, en diferentes puntos del país se iniciaba un cacerolazo a propósito de las movilizaciones estudiantiles, que también tuvieron su expresión en las tribunas. Un par de lienzos alusivos en la galería sur (“La educación no se arregla con las recetas de la derecha”, decía uno) y un cántico espontáneo en el entretiempo (“Y va a caer, y va a caer, la educación de Pinochet”) se hicieron sentir.

Además, en el primer tiempo, hinchas azules se enfrentaron violentamente en la galería sur, con golpes y proyectiles, incidentes que ya se han vuelto costumbre en ese sector del Nacional, por las divisiones internas de la barra Los de Abajo.

Para rematar, cuando finalizaba el encuentro, un trío de hinchas saltó desde la galería e ingresó a la cancha, interrumpiendo el partido. Los barristas llegaron al área que custodiaba Johnny Herrera y regresaron corriendo a las tribunas, aprovechando el escaso resguardo policial en ese sector del estadio.

Síguenos en