Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 21 de mayo de 2024


Escritorio

El negativo informe de Sernac sobre empresas

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) dio a conocer una lista con las 25 empresas que tienen la peor tasa de respuesta a reclamos. Su director, Juan Antonio Peribonio, llamó a los clientes, mientras las organizaciones de consumidores enfatizaron en mejorar la legislación y dotar de mayores herramientas al organismo.

Paula Correa

  Martes 22 de noviembre 2011 21:36 hrs. 
peribonio

Compartir en

Las inmobiliarias, los gimnasios y las compraventas de vehículos son las empresas más desatentas, ya que no responden a los reclamos de los consumidores. Pero el Sernac no sólo dio a conocer los sectores, sino que publicó un listado con 25 empresas chilenas que no brindan la atención requerida conforme a lo que estipula nuestra legislación.

Así, se destaca que la firma que menos responde es Buses Línea Azul, la que definitivamente ignora las quejas, sin atender ninguno de los 100 llamados. Le sigue Mercado Libre, la Unidad Coronaria Móvil, inmobiliaria Monte Aconcagua, el gimnasio Energy Fitness Club, la isapre Consalud, la Universidad del Mar, la constructora Santa Beatriz, la empresa Dicom Equifax  y la aerolínea PAL Airlines.

El director del Sernac explicó que este listado se enmarca en una campaña de información y educación a los consumidores financiada por la Unión Europea y expone directamente a quienes han faltado a los principios básicos y la normativa de nuestro país.

“Todas las empresas que cometen infracciones están al margen de la ley. El proceso de venta de un bien o servicio, no sólo contempla la venta, sino trámites posteriores, entonces las empresas que eluden su responsabilidad, están infringiendo la ley del consumidor”, apuntó.

Peribonio añadió que con esta información buscan dar una señal a las empresas y que serán los mismos consumidores los que las castigarán, dejando de comprar o contratar a las que no tienen un buen comportamiento.

Sin embargo, Hernán Calderón, Presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), afirmó que esto no es suficiente, debido al fuerte monopolio que conforman algunas de estas compañías, restándoles a los usuarios la posibilidad de elegir.

Por esto, apuntó a la necesidad de modificar nuestra legislación, y recalcó que “nosotros podemos estar de acuerdo con los informes, pero hay que avanzar decididamente en la legislación de protección al consumidor, la que tiene más debilidad en Latinoamérica. La ley es muy débil y deja el espacio para que las empresas abusen de los consumidores y les salga por nada”.

Calderón sostuvo que se debe endurecer las sanciones, las que hoy alcanzan un máximo de 50 UTM, alrededor de dos millones de pesos, muchas veces considerados en los mismos costos de operación de las cadenas comerciales.

Por su parte, Stefan Larenas, Presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU), criticó el rol que tiene actualmente el Sernac, y apuntó que “no puede seguir actuando como un buzón, recibir un reclamo y si no responde, decirle al consumidor que se consiga un abogado. En Chile no existen tribunales de mediación, que puedan resolver estos temas. Los tribunales de policía están atochados y siempre hay que tener un abogado, lo que no es fácil”.

Las organizaciones sociales hicieron un llamado a realizar cambios institucionales de fondo que permitan terminar con el círculo del abuso a los consumidores chilenos, garantizando un modelo de compra seguro, transparente y efectivo.

Síguenos en