Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de septiembre de 2019

Escritorio

Uno de cada cinco chilenos sigue apoyando a la Dictadura

La medición demuestra que en veinte años recién se extinguirá la buena imagen del Dictador, toda vez que su grupo de apoyo se concentra en mayores de sesenta años.

Paula Campos

  Miércoles 5 de agosto 2015 21:18 hrs. 
DICTADURA-CHILE-PINOCHET-620x330

“A 42 años del Golpe de Estado y 25 años del término de la Dictadura subsisten las huellas de esta etapa de la historia”, así se inicia la encuesta CERC-Mori que recoge las impresiones de los chilenos sobre Augusto Pinochet y su régimen militar.

La medición muestra el “estado del pinochetismo” en el país, luego de conocer el testimonio del conscripto Fernando Guzmán que reabrió la investigación del Caso Quemados.

Entre sus conclusiones se arroja que la buena imagen de Pinochet ha disminuido con el paso de los años, disminuyendo de un 26 por ciento a un 15 por ciento de apoyo entre 1996 y 2015.

En tanto, su mala imagen ha aumentado “lentamente”, sostiene el estudio. Marcando un 76 por ciento, trece puntos más que en 1996.

Entre los datos que entrega, concluye que la mejor imagen del Dictador la tienen las personas con mayor educación y que tienen más de sesenta años.

Por lo que, “a este ritmo, faltarían veinte años para que se extinga su buena imagen”.

Sobre la justificación del Golpe, un 66 por ciento de los chilenos piensa que “nunca es justificable el golpe de estado”. Pero un 21 por ciento cree que los militares tenían razón. Es decir, uno de cada cinco entrevistados asegura que fue valido el proceder de las Fuerzas Armadas.

Más de la mitad de los entrevistados tiene una mala imagen del gobierno de la Dictadura, percepción que se ha ido consolidando con el paso de los años.

Pese a ello, un 75 por ciento es categórico en señalar que la reconciliación no se ha logrado. Un punto más alcanza en la medición la pregunta sobre si se han olvidado lo vivido en ese tiempo.

A modo de conclusión, el estudio señala que las buenas opiniones de la dictadura están presentes principalmente en gente de “mayor Educación” y niveles sociales. Cuya tendencia es de “derecha”. Asimismo se señala que “estos (datos) ayudan a explicar el que las violaciones a los Derechos Humanos no estén universalmente condenados en Chile”.