Diario y Radio U Chile

Año XI, 23 de agosto de 2019

Escritorio

Denuncian desplazamiento de cenizas tóxicas en Tocopilla

Según se informó, serían toneladas de residuos los que se habrían desplazado hacia el mar, afectado la salud de la población y la biodiversidad marina de la zona. Nuevamente, sindican a las empresas como las responsables de la contaminación.

Carlos Arias

  Miércoles 19 de agosto 2015 12:55 hrs. 
cenizas

Toneladas de ceniza residual de las operaciones de las termoeléctricas E-CL y Norgener se habrían desplazado hacia el mar luego del temporal que afectó a Tocopilla, de acuerdo a la diputada radical Marcela Hernando, quien visitó en terreno la zona afectada junto a la Asociación Gremial de Buzos Mariscadores de la ciudad.

La parlamentaria hizo uso de su facultad fiscalizadora, oficiando a la Superintendencia de Medio Ambiente para determinar responsabilidades y efectos del evento sobre el fondo marino y la fauna del sector, así como el porcentaje de sustancias peligrosas que pudieran hallarse, tales como Cesio y Vanadio, que pueden ser bastante dañinos para la salud humana y el ecosistema marino.

El alud de cenizas se originó luego que la lluvia caída bajara por las quebradas hasta el sector de Punta Paragua, ubicado en el límite urbano norte de la ciudad y colindante con las Población Tres Marías Y Pacífico Norte.

“Partió siendo un cenizal cuando el combustible era vulgar carbón pero han pasado muchos años y a mí me gustaría saber si allí hay cenizas de Pet Coke o si hay algunos materiales que pudieran llegar a ser bastante peligrosos”, advirtió la diputada Marcela Hernando.

“En el sector norte, donde hay incluso el desplazamiento completo de una de las tortas de ceniza hacia el mar. YO estuve ahí y también he visto lo que significa para la fauna marina, la mortalidad de erizos, de cangrejos. Hemos hecho la solicitud de fiscalización a la Superintendencia de Medio Ambiente”, agregó.

Manuel Adaos, presidente de la Asociación Gremial de Buzos Mariscadores de Tocopilla, manifestó su preocupación por la nula respuesta de parte de las autoridades regionales.

“Estas empresas hace bastante tiempo que tienen estos cenizales y nosotros siempre nos preocupamos que si algún día llegase a suceder algo, esto iba a ser muy dañino para la actividad pesquera. Hoy día, producto de eso mismo estamos en conversaciones con las autoridades, pero tampoco hemos visto por ningún lado al intendente, tampoco nos ha dado la oportunidad de explicar in situ lo que está ocurriendo”, dijo.

Cabe consignar que la empresa E-CL presentó un proyecto de salida en agosto 2013, comprometiendo su traslado al sector de Barriles -ubicado a 16 kilómetros de Tocopilla- en un lapso de 10 meses luego obtener la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), la que finalmente fue aprobada el 30 de julio de 2014, por lo que el plazo para trasladar los cenizales venció en mayo de 2015.

De haberse cumplido con lo resuelto, este desastre ambiental de habría evitado.