Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 31 de enero de 2023

Escritorio

La resurrección de Juan Rafael Allende, un clásico de la sátira política

Letra Capital Ediciones publica la novela gráfica “Memorias de un perro escritas por su propia pata”, con textos de Gonzalo Marín e ilustraciones de Adrián Gouet, basada en la obra homónima del escritor satírico Juan Rafael Allende, escrita a fines del siglo XIX.

Felipe Reyes

  Miércoles 4 de noviembre 2015 16:03 hrs. 
memorias2

Compartir en

“Nunca podremos arrepentirnos lo bastante de no haber fusilado a Juan Rafael Allende”, era la frase rotunda formulada por el diputado Carlos Walker Martínez, con la que se refería al autor de Memorias de un perro escritas por su propia pata. Y con ella, el político aludía no solo a la condena de muerte que pesó sobre Juan Rafael Allende (1848-1909) tras la derrota de José Manuel Balmaceda, sino que también a las dos veces en que fue excomulgado por su atrevida y permanente crítica a la institucionalidad social y política de fines del siglo XIX. Ácidas diatribas que el cronista desplegó -muchas de ellas iracundas, exageradas, aunque siempre fascinantes- en los más de 20 diarios de sátira y caricatura política que el mismo editó a lo largo de su vida y que le valieron el apelativo del “Voltaire chileno”, según su biógrafo Virgilio Figueroa, y que lo situaron como el padre de la prensa humorística de nuestro país.

memorias

Publicada originalmente por entregas en el diario Poncio Pilatos entre julio y septiembre de 1893, Memorias de un perro… fue editada en formato de libro a fines de ese mismo año en la imprenta Benjamín Vicuña Mackenna con ilustraciones del autor. Y en 1972 editorial Nascimento la rescató del olvido en una tercera edición al cuidado del escritor Juan Uribe Echevarría. En sus páginas, Allende da rienda suelta a su cáustico humor para desvestir el recatado cuerpo social y político de la época, sus costumbres, junto a irónicas alegorías a la Guerra Civil de 1891 (en la que se alineó en el bando perdedor, el de los seguidores del presidente  Balmaceda) a través de la mirada del quiltro Rompecadenas, quien va cambiando de nombre con cada nuevo amo -un empresario circense, un ex soldado de guerra, una solterona beata, unos curas franciscanos- para terminar con el mote de “Can-pino”, una directa y burlona alusión al sacerdote Luis Campino, quien en aquellos años izaba la bandera de la educación católica.

Más de un siglo después, el joven escritor Gonzalo Marín, junto al ilustrador Adrián Gouet, rescatan esta inaugural y singular obra que continúa la tradición de novelas protagonizadas por perros, desde la  picaresca El coloquio de los perros, de Miguel de Cervantes, hasta la saga de aventuras protagonizada por el perro bombero Cuatro Remos, del chileno Daniel Barros Grez, contemporáneo de Juan Rafael Allende.

Memorias de un perro4 y 5_LC_AjíColor

De esta forma, la dupla Marín y Gouet se sumerge en las páginas de Allende para pronto advertir su actualidad y la necesidad de un rescate de la obra en un lenguaje nuevo, y así surge la idea de realizar una novela gráfica. Para ello realizaron un arduo trabajo de documentación histórica y fotográfica que les permitió captar el espíritu de la obra original, y armar un relato que, combinando texto e ilustración, refleja en 60 páginas de viñetas la misma crítica mordaz a la sociedad a través de una seguidilla de personajes que representan a los diversos credos, estratos sociales, ideologías y costumbres nacionales.

Esta nueva edición publicada por Letra Capital contiene un certero prólogo del historiador Luis Villalobos Dintrans, que sitúa y contextualiza el valor de este rescate: “Sin duda, Allende fue el autor predilecto de la población popular urbana de Santiago. Su literatura era un elemento cotidiano para muchos de sus habitantes. Sus periódicos empapelaban las habitaciones del pueblo, los restaurantes, o las fondas en Fiestas Patrias, y se vendían a viva voz en el sector del Mercado Central y la Estación Mapocho”.

Memorias de un perro11LC_AjíColor

La presentación de esta nueva versión de Memorias de un perro escritas por su propia pata se realizará el sábado 7 de noviembre (17:45 horas, Foro del Autor de la Feria Internacional del Libro de Santiago) y contará con la intervención del investigador y guionista de la novela gráfica Los años de Allende, Carlos Reyes, y Claudio Aguilera, editor de Letra Capital.

Síguenos en