Diario y Radio U Chile

Escritorio

Cultura es Noticia:

Abel Elizondo dibuja a Raúl Ruiz

Raúl Ruiz murió en el año 2011 y, sin embargo, sigue trabajando. Al menos, junto a Abel Elizondo, el ilustrador chileno a quien el gran director nacional depositó antes de morir dos de sus cuentos inéditos para que este artista los ilustrara.

Vivian Lavín

  Lunes 4 de abril 2016 13:23 hrs. 
Abel-Elizondo

Lo mejor del día es el nombre de un libro aún en proceso o, como se llaman hoy a ese tipo de trabajos que se muestran cuando aun no se han terminado, work in progress. Un libro cuyas historias ya están escritas pero al que le faltan las imágenes que, al final, es lo único que contendrá. Es un libro sin palabras, porque es un libro ilustrado, uno diferente de los otros, de los que conocemos, que no quiere someterse a los cánones de la novela gráfica ni a nada que lo ate, como es el sello que caracteriza a uno sus autores: Raúl Ruiz. El más grande cineasta chileno, con una filmografía que supera las 100 películas y cuya figura ha sido homenajeada por la Cinemateca francesa que ha inaugurado, después de tres años de arduo trabajo, la más importante retrospectiva de su obra en París. Este chileno que, como dice el director de Patrimonio de la Cinemateca, John Daire : “Ruiz nutre las películas francesas con su cultura chilena y sus películas chilenas con su cultura francesa y eso forma parte de su profunda originalidad”.

Raúl Ruiz murió en el año 2011 y, sin embargo, sigue trabajando. Al menos, junto a Abel Elizondo, el ilustrador chileno a quien el gran director nacional depositó antes de morir dos de sus cuentos inéditos para que este artista los ilustrara. Abel Elizondo conquistó a Raúl Ruíz y le permitió ingresar a su particular y exclusivo reino de las imágenes, después de haber visto su filmografía con detención y traducir el gesto cinematográfico característico del cineasta al lenguaje de la ilustración.

Cuenta Abel Elizondo que tiene una imagen de Raúl Ruiz como fondo de pantalla de su computador y cada mañana, cada vez que lo abre, lo saluda. Así han ido forjando una rutina de trabajo que lo tiene desarrollando este trabajo que ha decidido de manera inédita ir compartiendo a través de la redes sociales. Son ilustraciones que evocan la experimentación, el humor y también el absurdo que caracterizaban a Raúl Ruiz y que Elizondo ha llevado a pliegos llenos de color y movimiento, que se pueden ver en la página web www.dibujame.cl y bajo el mismo nombre en las cuentas de Instagram y Twitter.

Lo mejor del día es el libro que contendrá estas dos historias creadas con la pluma de Raúl Ruiz y que tienen mucho de su propia biografía. Allí es posible distinguir a ese niño cuya manera de aproximarse a la realidad ya tenía incorporados de manera natural muchos de los recursos del cine y que en su infancia tanto le costó explicar a los mayores, tanto, como para que pensaran que adolecía de un problema cognitivo. La segunda parte del libro ya está el hombre que quiere volar a través del mundo, de la misma manera como lo hizo con el cine.

Valeria Sarmiento, la viuda de Raúl Ruiz, se encuentra trabajando en una nueva película que seguramente llevará el sello de su marido. Un trabajo cinematográfico que nos remite a esa gran verdad de que cuando muere un artista lo sobrevive su obra. Una vida dedicada al arte que hoy es visitada en París a través de más de 75 películas, 16 de las cuales fueron restauradas para su difusión como también a través del trabajo de Abel Elizondo, quien nos abre a una faceta inexplorada del universo ruiziano, a través de la ilustración.