Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de julio de 2024


Escritorio

Plan Maule: el compromiso del Gobierno ante el cierre de Iansa

Este martes la empresa azucarera comenzó los despidos de sus trabajadores debido al cierre que anunciaron en julio pasado. Frente a la situación, el gobierno ya comenzó a implementar medidas para ayudar y mitigar la situación de las y los trabajadores del Maule.

Andrea Bustos C.

  Martes 7 de agosto 2018 18:16 hrs. 
iansa

Compartir en

Con el despido de 51 trabajadores que realizaban labores de operaciones industriales, la empresa Iansa comenzó las medidas oficiales de cierre de su planta de Linares, hecho que se suma a las desvinculaciones de 226 trabajadores de temporada que habían realizado  servicios para la azucarera durante la campaña de remolachera de 2017 y 2018, pero que debido al cierre terminaron sus contratos durante el fin de semana pasado.

A través de un comunicado la empresa señaló que quienes fueron despedidos cuentan con un plan de salida que otorga distintos beneficios, entre ellos dos sueldos base adicionales a las indemnizaciones por años de servicio y la continuidad del bono de escolaridad para sus hijos.

Además, se garantizará el seguro de salud al grupo familiar hasta fines de este año, misma fecha en que los trabajadores y familias que viven en casa ubicadas dentro del recinto de la empresa podrán mantenerse en sus hogares exentos de pagar arriendo.

Desde la azucarera también indicaron que algunos trabajadores, en función de su edad, podrán optar a un plan de jubilación anticipado para poder agregar dos sueldos base más a los ya mencionados.

En el comunicado afirmaron que “este es el paso más doloroso de la decisión adoptada a fines de julio, porque representa el término de una historia de 60 años construida en conjunto con la comunidad de Linares”.

En respuesta al cierre de la empresa, el gobierno ya anunció el “Plan Maule”, organizado por el Ministerio de Economía, del Trabajo y también de Agricultura, quienes implementarán algunas medidas para mitigar la situación de los trabajadores de Iansa.

El ministro de Economía, José Ramón Valente, indicó que ya comenzaron a generar lazos para asegurar nuevos empleos a los trabajadores desvinculados: “Hemos contactado empresas privadas que nos van a ayudar a contratar parte de la gente que ha perdido el empleo, en particular la empresa Arauco con la que inauguramos una planta que va a contratar más de 4 mil personas en Arauco”.

La autoridad comentó que la empresa se comprometió a revisar la nómina de trabajadores de Iansa y sus labores para poder evaluar a quienes pueden incorporarse en sus labores.

A esta empresa se suma también Viña San Pedro, desde donde apoyarán en el proceso de reconversión de tierras agrícolas de remolacha a viñedos, y también evaluarán la factibilidad de otros cultivos potenciales para trabajar en la zona.

El ministro de Agricultura, Antonio Walker, explicó que mañana viajarán con doce servicios dependientes de su cartera para analizar programas de reconversión en la zona. La idea es que quienes quieran seguir produciendo remolacha sean apoyados para aumentar su rendimiento, y por otra parte, quienes no opten por esta opción puedan reconvertir sus terrenos hacia otros cultivos como el de tomate, trigo candial o maíz.

En paralelo a estos nuevos empleos, ya se está evaluando la posibilidad de que los trabajadores puedan ser capacitados a través del programa Sence con cursos que podrían complementar su experiencia laborar y facilitarían la rápida obtención de un nuevo puesto laboral en la zona.

“Con la misma fuerza que estamos impulsando el empleo, vamos a acompañar a todos aquellos trabajadores que quedaron sin trabajo”, remarcó el ministro Nicolás Monckeberg, quien señaló que la inclusión en este tipo de programas será clave para ese apoyo.

Entre otras iniciativas que se llevaran a cabo destacan mesas de trabajo con los sindicatos, capacitaciones para fortalecer la calidad de los empleos y aporte a empresas privadas que recontraten a quien fueron despedidos.

Síguenos en