Diario y Radio U Chile

Año XI, 16 de septiembre de 2019

Escritorio

Marcelo Catrillanca: “Nunca vamos a dejar de luchar”

El padre de Camilo conversó con Radio Universidad de Chile. En la conversación aseguró que, pese al dolor familiar por la pérdida de su hijo, como comunidad no dejarán de luchar por la reivindicación de sus derechos. 

Diario Uchile

  Miércoles 12 de diciembre 2018 16:02 hrs. 
marcelo catrillanca

Luego de la interpelación de la diputada Emilia Nuyado al ministro del Interior, Andrés Chadwick, por las responsabilidades políticas del Gobierno en el homicidio de Camilo Catrillanca, la familia del comunero continúa en su trabajo por encontrar justicia para su hijo y toda su comunidad.

El hecho, ocurrido el 14 de noviembre en la comuna de Ercilla, región de La Araucanía, ha desatado una serie de críticas a los procedimientos policiales en la zona, sobre todo, luego de conocerse los falsos testimonios de miembros del operativo de Carabineros presentes en el lugar al momento del disparo que terminó con la vida del hombre de 24 años.

En conversación con RadioAnálisis, Marcelo Catrillanca, padre de Camilo, insistió que -hasta hora- hay una situación de “desconocimiento y muy poca comprensión” sobre la cultura mapuche, contexto que da pie al trato abusivo con que muchas veces se relacionan estas instituciones con los pueblos originarios de nuestro país.

Catrillanca sostuvo que “no se ha visto mucho avance” en el esclarecimiento de la muerte de su hijo, pese a la interpelación, instancia parlamentaria en la que se rescata la participación de la diputada, “quien trató de hacer las cosas lo mejor que pudo”.

“Nosotros queremos saber la verdad, probablemente el único responsable político de esta situación sea el Ministro del Interior”, agregó el entrevistado. “Desde el primer momento, él (Chadwick) esperó dos días para sacar un comunicado donde sale diciendo que Camilo era, prácticamente, un delincuente. Nos preocupa que no pueda dar un paso al lado, todavía. Estamos esperando que por sus dichos, que por su propio peso, pase algo”.

Historia de represión y pobreza

“Desde el Golpe de Estado en adelante, hemos vivido situaciones muy complicadas en esta región”, relató Catrillanca explicando la represión que, por décadas, se ha aplicado contra el pueblo mapuche.

El momento coincide con el traspaso de Carabineros al Ministerio de Defensa, haciéndolos formar parte de las Fuerzas Armadas hasta 2010, momento en que pasan a depender únicamente del Ministerio del Interior, por ende, del gobierno de turno.

“Siempre hemos vivido en la marginación o en la violación de nuestros derechos. No hay que olvidar los allanamientos, el trauma de los niños porque en sus escuelas pasan fuerzas policiales. Los abogados del Wallmapu han puesto muchas querellas en contra de Carabineros, pero los tribunales de justicia no las acogen. El Estado no reconoce que acá se violan los Derechos Humanos”.

En ese contexto, los anuncios del presidente Sebastián Piñera sobre sacar al G.O.P.E, pero aumentar el contingente de Fuerzas Especiales de la institución de seguridad y orden, les parecen “una burla”.

La percepción de las comunidades hacia el actuar de Carabineros es de suma desconfianza, algunos indicios como la intervención de teléfonos móviles para interceptar las comunicaciones son muestra de la intranquilidad con la que viven en la zona. A juicio del comunero, los mapuche siguen siendo “objeto de intervención del Estado”.

Pese a las dificultades, el objetivo es claro: “Nosotros estamos en nuestro territorio y lo vamos a defender. Hemos perdido muchas hectáreas de tierra. No podemos olvidar que las forestales tienen mucho más territorio que nosotros. Las comunidades somos los responsables de poder recuperar lo que nos pertenece. Nunca dejaremos de luchar hasta recuperar nuestro territorio. Hoy, con mayor razón, sacaremos fuerzas a pesar de las dificultades y seguimos”.

Para Marcelo Catrillanca el homicidio de Camilo no solo significa el dolor y la pérdida de un hijo: “A pesar de toda la dificultad, vamos a seguir luchando. Hacemos un llamado a que nos reunamos y digamos, todos juntos, que el gobierno, el Estado, tienen una deuda histórica con el pueblo-nación mapuche”.

Deuda que no se resuelve con la mera implementación de proyectos, como los fomentados por el ministro Alfredo Moreno, algo que ven como “una migaja, asistencialismo” que el Estado les reparte sin siquiera comprender la dimensión profunda del conflicto.