Diario y Radio U Chile

Año XI, 26 de mayo de 2019

Escritorio

Ex vecinos de la Villa San Luis se movilizan ante eventual demolición de su último edificio

Este miércoles 13 de marzo, pobladores de Villa San Luis protestarán en contra de proyecto que busca anular la declaratoria de Monumento Nacional conseguida durante el gobierno anterior. Si el proyecto es votado favorablemente por el Consejo de Monumentos Nacionales, el último edificio de Villa San Luis será demolido.

Diario Uchile

  Martes 12 de marzo 2019 19:30 hrs. 
g22

Este miércoles 13, a partir de las 14.30 horas, pobladores desalojados de Villa San Luis se manifestarán en la Biblioteca Nacional para exigir que la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, retire proyecto que busca demoler el último edificio de Villa San Luis. Este edificio podría ser destruido si es que el Consejo de Monumentos Nacionales revierte este miércoles, en su sesión plenaria, la decisión que se tomó en junio de 2017 cuando el mismo organismo declaró Villa San Luis como Monumento Nacional.

El subsecretario de Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerda, planteará reducir el terreno protegido de 4.329 metros cuadrados a tan solo 500 metros. Si esta propuesta es aprobada por los consejeros, el último edificio de la villa quedará fuera del polígono protegido por la Ley de Monumentos Nacionales y podrá ser demolido por Inmobiliaria Presidente Riesco. Se construirán, entonces, dos torres de altura sobre el lugar que hoy ocupa el Monumento Nacional. Ante esto, los pobladores desalojados de la Villa ya se manifestaron el pasado lunes 11 de marzo frente al Ministerio de las Culturas, donde dejaron una carta dirigida a Consuelo Valdés solicitándole su pronta intervención y que no firme decreto alguno que ponga en peligro el monumento nacional.

Según Jaime Díaz, vicepresidente de Fundación Villa San Luis, “la movilización se convoca para evitar que el ministerio de Las Culturas ceda casi el 90 por ciento del terreno declarado Monumento Nacional a la inmobiliaria, mediante un acto administrativo que no tiene ningún fundamento técnico y que solo busca privilegiar los intereses inmobiliarios por sobre el patrimonio, lo que vuelve a demostrar la falta de sensibilidad de este gobierno hacia los derechos humanos”.

La noticia de esta anulación de la declaratoria ha causado preocupación en diferentes de organizaciones que defienden los derechos humanos y el patrimonio. Según José Osorio, de la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales, “los abogados del Consejo de Monumentos están logrando aquello que los propios abogados de inmobiliaria Presidente Riesco no pudieron conseguir en los Tribunales de Justicia, y esto es, anular en los hechos la declaratoria de monumento nacional conseguida el 2017”.

Para Osorio, “no existen razones legales para tomar una decisión de esta naturaleza puesto que la propia Corte Suprema validó el 2018 la legalidad de la declaratoria de Villa San Luis como Monumento Nacional”.

Por su parte, el arquitecto Mario Neira explicó que “la reducción drástica de la declaratoria no se puede hacer sin fundamentos técnicos y, por eso, el Subsecretario de Patrimonio debe transparentar las razones que lo impulsan a desafectar el terreno protegido por el Consejo de Monumentos durante la administración de la presidenta Bachelet”.

 Javiera Martínez, también de Fundación Villa San Luis señaló que “nosotros siempre hemos estado dispuestos a llegar a un acuerdo con la empresa y el Consejo, pero no aceptaremos una decisión administrativa que privilegie el negocio inmobiliario por sobre el rescate patrimonial. Hacemos entonces un llamado a la Ministra de Cultura y a los Consejeros que siempre han defendido nuestro patrimonio, a no permitir la demolición del último edificio y a buscar una solución que considere la opinión de los pobladores desalojados”. Por su parte, Patricio Herman, presidente de Fundación Defendamos la Ciudad se muestra confiado en que “la nueva ministra de las Culturas sabrá poner orden en la casa y no permitirá que el gobierno de Piñera se de una voltereta de esta naturaleza”.

El edificio que se busca conservar es la última huella material de un conjunto habitacional construido por el gobierno de Salvador Allende, que tuvo 27 edificios y desde donde fueron desalojadas más de 5 mil personas durante la dictadura militar. Por este y otros motivos, la Villa San Luis fue declarada Monumento Histórico Nacional el 28 de junio del 2017, decisión que – tras ser impugnada por la inmobiliaria – fue ratificada por la Corte Suprema un año después.

Algunas de las organizaciones que convocan a la manifestación son: Comité Hábitat del Colegio de Arquitectos, Fundación Villa San Luis, Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales, Fundación Defendamos la Ciudad, Ciudad Viva, Federaciones Comunales de Pobladores FECOP, Ciudad Común, Agrupación Social y Cultural Desalojados Villa San Luis, Agrupación por el Rescate de la Memoria Histórica de los pobladores de Villa San Luis,  Agrupación para la reivindicación de los DDHH de los pobladores, Centro de Desarrollo Social y Cultural Pobladores San Luis, Centro Cultural y social al rescate del desalojo Villa San Luis.