Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Reflexiones patrimoniales en tiempos de cuarentena

La festividad que cada año se celebra en Chile el último domingo de mayo, esta vez tendrá un despliegue virtual debido a las múltiples restricciones preventivas que ha generado la actual pandemia de COVID-19. ¿Cómo se vive el patrimonio en este particular contexto? Diversas voces del mundo cultural relatan sus reflexiones y experiencias en torno a esta nueva “celebración”.

Facultad de Artes

  Jueves 28 de mayo 2020 20:03 hrs. 
imagen-dia-patrimonio


El Día Nacional del Patrimonio Cultural, que se instaura desde 1996 con el fin de permitir a la ciudadanía explorar y conocer el patrimonio cultural, histórico y arquitectónico del país, este año tendrá una inédita celebración fijada oficialmente para los días 29,30 y 31 de mayo, en la que la ciudadanía podrá vivir esta experiencia desde casa a raíz de la actual crisis sanitaria por coronavirus que afecta a Chile y el mundo.

Recorridos virtuales, conversatorios, charlas, muestras, talleres y lanzamientos, entre otros, se realizarán en modalidad online, de acuerdo a la amplia parrilla programática que se ha incluido en el portal diadelpatrimonio.cl entre el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y museos, centros culturales, bibliotecas públicas, universidades y municipios, por mencionar algunos espacios.

Entre las más de 1200 iniciativas aglutinadas en este formato, el Museo de Arte Popular Americano (MAPA) realizará desde el día 29 talleres de tejidos, cordelería andina, entre otras iniciativas a través de su cuenta de Instagram. Lo propio hará el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) que ha anunciado actividades como la inauguración de su primera muestra virtual titulada “No lo utilizamos” el día 29 de mayo a las 19 horas por la web mac.uchile.cl. En tanto, los días 30 y 31 le seguirán la liberación del podcast “Irrupciones en el MAC” y un ejercicio mediación organizado por EducaMAC y en el que participará el Museo del Mundo. La Biblioteca de Santiago, por su parte, ofrecerá una presentación artística cultural “Canciones para Violeta” el sábado 30 a través de su sitio bibliotecasantiago.cl; mientras que en regiones también se desplegarán múltiples actividades online que se pueden buscar dependiendo de la ubicación geográfica de interés.

Pensar el patrimonio desde casa

En tiempos de cuarentena como los actuales, con gran parte de espacios públicos y privados cerrados como medida preventiva para contrarrestar los efectos de la pandemia por coronavirus, surgen interrogantes en torno al rescate, conservación, desarrollo y aporte del patrimonio tangible e intangible en el país. Ante esta nueva oportunidad de re-pensar el patrimonio desde la casa, diversas personas vinculadas directa e indirectamente al patrimonio y la cultura comparten sus perspectivas y experiencias sobre este paradigma cultural.

“La raíz que nos une entre humanos y nos transforma en una sociedad, un pueblo y una idiosincrasia, se encuentra en esos patrimonios culturales, que por medio de lugares, objetos, personas e idiomas mantiene latentes los testimonios de un pasado, invitándonos a comprender nuestro presente como consecuencia de un recorrido continuo y no insertado. El patrimonio cultural nos habla de la memoria social, y, como tal, nos ayuda a comprender de dónde venimos, haciéndonos uno con nuestro pasado, permitiéndonos determinar una identidad y con eso la posibilidad de proyectarnos también a  futuro. En esa línea, distintas instituciones y organismos se encargan de conservar y mantener las diversas formas y tipos de patrimonios culturales para su perduración en el tiempo; pienso que hay muchísimo trabajo tras todas estas instituciones, donde restauradores e investigadores entre otros, dedican años de estudio sobre materiales, técnicas y fórmulas de conservación que persiguen hacer perdurar estas reliquias y vestigios para mantener viva la memoria en un acto de resistencia al paso del tiempo”.

Luna Morgana

Luna Morgana

Luna Morgana, artista visual

“Este tiempo de contingencia ha puesto a la humanidad en un punto de inflexión social que nos brinda una oportunidad para democratizar el patrimonio y extender los contenidos y saberes patrimoniales a mucha gente que no ha tenido acceso siquiera al concepto de patrimonio. La virtud de esta celebración es hacer que cada ciudadano pueda sumar a su vida personal acontecimientos heredados del patrimonio público. Es una buena oportunidad de transformar el dicho “todo lo público es de nadie”, a “todo lo público es mío”. En ese sentido, la conectividad que nos brindan las tecnologías comunicacionales nos ha impuesto hoy un nuevo reto: mostrar nuestro patrimonio en forma permanente. Creo que, al igual que los grandes museos del mundo que tienen visitas y recorridos virtuales a sus dependencias, nuestros días de celebración del patrimonio debiera ser acompañado con una visita virtual guiada, como se estará haciendo para esta celebración 2020. Para aquellos que han visitado las rutas patrimoniales, la experiencia de haber tenido esta vivencia puede hacerse mucho más duradera, y para aquellos que aún no la han hecho, esta virtualidad es una invitación a tener un encuentro con el legado patrimonial que, sin lugar a duda, será vivida cuando termine esta pandemia. Nuestra sociedad necesitará salir de casa para reencontrarnos, agradecer, y abrazar el patrimonio público”.

Javier Contreras, músico de orquesta y académico U.de Chile

“El patrimonio para mí significa una herencia recibida que puede ser de tipo  material, inmaterial o digital, distinguiendo legados a nivel de humanidad, mundial, artístico e histórico. Cuando hablamos de patrimonio cultural nos referimos a todos los aspectos del pasado y también del presente, que en un futuro serán la historia de la sociedad en que vivimos. Son valiosos y merecen ser disfrutados por las futuras generaciones porque son parte de la cultura de una sociedad. Todos nos relacionamos de alguna u otra manera con el patrimonio, en mi caso, trabajo en el MAC que por una parte es un edificio de estilo neoclásico diseñado por el arquitecto Emilio Jecquier como obra conmemorativa del Centenario de la República de Chile inaugurado el año 1910, mientras que respecto al patrimonio artístico e histórico, contiene un gran acervo cultural siendo parte importante para el entendimiento y comprensión de la historia del arte moderno y contemporáneo de Chile”.

Elizabeth Romero c (1)

Elizabeth Romero, secretaria en el Museo de Arte Contemporáneo

“Aunque no sea tan consciente de ello, la ciudadanía se da cuenta que el patrimonio es frágil; observa con la facilidad que se destruye el patrimonio natural debido a falta de fiscalización y políticas claras que delimiten el uso del suelo, y reconoce que  existe un patrimonio de  flora y fauna en peligro como efecto del cambio climático mundial. La gente también reconoce a nuestros músicos y artistas plásticos y la necesidad de proteger su producción porque de alguna forma es parte de vida familiar y emocional, por ello compra artesanía y degusta platos típicos, se sana con medicina natural, baila cueca y bebe vino. Aunque todos estos elementos son parte de un concepto mayor de patrimonio, rodean la vida del ciudadano en su vida común sin ser reconocidos como tales, es necesario ayudarlo en un revalorización más consciente a través de una educación que le enseñe que esos elementos constituyen un legado al cual tiene derecho y en donde son actores en la cadena de cuidar, todo lo legado de nuestro antepasado para todos los que vivimos en este presente y para todos  que vivirán en el futuro.

Francisco Miranda c
Francisco Miranda, encargado Mediateca en Facultad de Artes U. de Chile