Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Brasil niega permiso para importar vacuna Sputnik V contra covid-19

El regulador sanitario de Brasil negó un pedido de varios estados del país para importar la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus, por considerar que le faltan datos técnicos para verificar su seguridad y eficacia

RFI

  Martes 27 de abril 2021 12:21 hrs. 
Brasil pandemia


“Jamás permitiremos que millones de brasileños sean expuestos a productos sin la debida comprobación de calidad, seguridad y eficacia o, mínimamente, frente a la grave situación que atravesamos, que haya una relación favorable entre riesgo y beneficio”, afirmó Antonio Barra Torres, presidente de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

A pesar de que la prestigiosa revista The Lancet informó que la vacuna Sputnik V tenía una eficacia del 91,6%, los técnicos brasileños afirmaron que la publicación en la publicación científica no tiene las mismas exigencias que la aprobación en entes reguladores.

“Una evaluación sanitaria es diferente a la evaluación que hace una revista científica. Una revista no tiene como objetivo recomendar o no el uso de una vacuna, ni el compromiso de verificar buenas prácticas clínicas, tampoco presupone el acceso a todos los datos brutos y laudos” del estudio, afirmó Gustavo Mendes, uno de los gerentes técnicos de la Anvisa.

Otros organismos, como el estadounidense o el europeo, tampoco le han dado el visto bueno. A pesar de ello Alemania prevé comprar 30 millones de dosis, Hungría ya la está aplicando.  En Eslovaquia, el caso es un poco más complejo, si bien las vacunas Sputnik llegaron, todavía no se han usado porque las autoridades competentes dudan sobre su composición. Los lotes que llegaron fueron analizados pero el fármaco no tenía las mismas características que el analizado por la prestigiosa revista The Lancet.

Brasil, uno de los países más golpeados por la pandemia con 390.000 muertos, se han vacunado a 27,3 millones de personas con la primera dosis y 11,6 millones con la segunda, usando las vacunas Coronavac (China) y AstraZeneca (británica).

El regulador brasileño ya autorizó el uso de los inmunizantes Janssen, de la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson, y Pfizer-BioNTech, que todavía no han llegado al país.

Rusia critica la decisión “política” de Brasil

Por su parte los fabricantes de la vacuna Sputnik V denunciaron la decisión del gobierno brasileño, según ellos “política”, de no autorizar la importación del fármaco.

“Los retrasos de Anvisa (la agencia reguladora sanitaria de Brasil) en la aprobación de Sputnik V son lamentablemente de orden político y no tienen nada que ver con el acceso a la información o con aspectos científicos”, se lee en la cuenta en Twitter de la vacuna rusa.

“El ministerio de Salud de Estados Unidos, en su informe anual de 2020 hace varios meses, declaró públicamente que el agregado sanitario de Estados Unidos ‘había convencido a Brasil de rechazar la vacuna rusa'”, agregan.

La vacuna, de vector viral, está siendo utilizada en numerosos países además de Rusia, entre ellos México, Argentina y Venezuela.  Según el Centro Gamaleya, el instituto ruso de investigación de epidemiología y microbiología que elaboró la vacuna, la Sputnik V fue aprobada por más de 60 países.