Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de octubre de 2022

Escritorio
Derechos HumanosGénero

Sistema Barrial de Cuidados de Santiago: la vida en el centro

Columna de opinión por Irací Hassler Jacob y Rosario Olivares Saavedra
Martes 30 de agosto 2022 19:06 hrs.


Compartir en


Para la CEPAL “los cuidados son las actividades que regeneran diaria y generacionalmente el bienestar físico y emocional de las personas. Es un trabajo esencial para el sostenimiento de la vida, la reproducción de la fuerza de trabajo y de las sociedades, generando una contribución fundamental para la producción económica, el desarrollo y el bienestar”. Abarcan los cuidados en salud, el cuidado de los hogares, el cuidado a las personas dependientes y a las personas que cuidan o el autocuidado. Es casi la mitad del trabajo total en el mundo y sin los cuidados, el resto de las actividades no pueden funcionar; sin embargo, han sido históricamente invisibilizados. El Banco Central estima que el Trabajo Doméstico no remunerado representó el 25,6% del PIB ampliado del año 2020 en Chile, aumentando su participación en 4,8 puntos porcentuales respecto de la última medición en 2015.

Según un estudio realizado en nuestra comuna por la Corporación Sur, particularmente en los barrios Viel, Matta Sur, Santa Elena, Plaza Bogotá, Huemul y Franklin, el 82% de personas cuidadoras son mujeres y, además, el 60% tiene un empleo aparte de sus labores de cuidado. Un 35% de cuidadoras no destina nada de su tiempo a la recreación o a su cuidado personal y emocional, y una parte importante de esta cifra destina las 24 horas del día en la labor de cuidados.

Durante siglos ha existido la necesidad del cuidado, pero en general se ha entendido que este es solo un trabajo que realizan las mujeres. La filósofa española Victoria Camps en su último libro “Tiempo de Cuidados”, afirma que debemos avanzar a un debate donde cuidar no se vea solo como un deber femenino sino como un deber democrático para avanzar a una sociedad de cuidados. Esto implica pensar la forma en que nos relacionamos, en tomar conciencia de que no estamos solas y solos, en que dependemos unas y otros para poder vivir.

Parte del programa de la Alcaldía Constituyente que propusimos a la ciudadanía, se fundó en la instalación de un uso igualitario de la ciudad, lo que conlleva el cambio en las dinámicas en las cuales las personas habitamos los espacios públicos y también privados. Es por ello, que este proyecto busca consolidar un Santiago de los cuidados, mediante la implementación de un sistema barrial que recoge programas e iniciativas que ya existían en el municipio, con nuevas acciones y espacios que permitan conjugar todo en una práctica colectiva e integral que implique poner el cuidado en el centro de lo que hacemos.

Stgo te cuida, el Sistema Barrial de Cuidados de nuestra comuna, busca ser un aporte para pensar y ejecutar el Sistema Nacional de Cuidado, dando cobertura y tomando iniciativas desde la necesidad de las propias cuidadoras, la experiencia internacional y el trabajo de décadas del movimiento feminista el cual nos lleva a este momento histórico. Un sistema que tiene como objetivo articular las actividades comunitarias, los programas municipales, el sistema educativo y de salud, con la búsqueda de autonomía económica, campañas de corresponsabilidad, autocuidado y formación de las cuidadoras, quienes son el centro de nuestra iniciativa.

En este marco, unos de nuestros programas centrales, será la Brigada de Cuidados, iniciativa creada en nuestro municipio y que tiene tres objetivos: proporcionar asistencia y acompañamiento a personas mayores de la comuna; apoyar de manera temporal a la cuidadora para disponer de tiempo para el autocuidado o realización de otras actividades, solicitando horas de relevo, y entregar competencias en cuidado de personas, propiciando la inserción laboral de mujeres residentes de la comuna, a través de capacitaciones y/o certificación por competencias. La Brigada además será un espacio que generará trabajo y oportunidades para las vecinas de nuestra comuna.

Para finalizar, creemos fundamental que las administraciones y los presupuestos municipales también incluyan la mirada de cuidados, si por ello entendemos una forma integral de pensar y vivir la ciudad. Es así como para nuestra administración feminista, la mayor inversión será en habilitar el primer Centro de Cuidados de nuestro país, él que se emplazará en el Ex Asilo de Ancianos de la Congregación Hermanitas de los Pobres, ubicado en calle Carmen, un edificio que en 2012, fue declarado monumento histórico y, a su vez, cuenta con una superficie estimada de 8.400m². Creemos con fuerza que este será un importante inicio para seguir avanzando en el buen vivir de Santiago, porque cuidar es poner la vida en el centro de nuestras acciones.

Irací Hassler Jacob es alcaldesa de Santiago y Rosario Olivares  es subdirectora de Equidad de Género de la Municipalidad.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.