Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 14 de abril de 2024


Escritorio

CUT ratifica paro nacional para el 11 de abril tras reunión con el Gobierno

Desde la colectividad aseguraron que la paralización busca denunciar "que la derecha y los empresarios están jugando a obstruir las reformas que benefician al pueblo". "Un caso emblemático de eso, es la reforma previsional", enfatizó Eric Campos.

Jocelyn Jara

  Jueves 1 de febrero 2024 19:11 hrs. 
Reunión CUT y Gobierno

Compartir en

Este jueves el Presidente Gabriel Boric junto a la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, y la subsecretaria de Hacienda, Heidi Berner, se reunieron con el Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores y Trabajadoras (CUT), quienes dieron a conocer las resoluciones de su XIII Congreso donde ratificaron el paro nacional convocado para el próximo 11 de abril.

En la instancia la jefa de la cartera de Trabajo señaló que el Gobierno ha recibido las demandas y las urgencias que los trabajadores han puesto sobre la mesa, “y que dicen relación con muchos de los ejes que también nos motivan como Gobierno y están en sintonía con los temas país”.

“Quisiera resaltar que una de las principales preocupaciones manifestadas tiene que ver con los temas de empleo, y en particular de empleo de las mujeres, tema que no sólo preocupa, sino que también ocupa al Gobierno, por lo que desde el gabinete Pro Crecimiento y Empleo hemos estado impulsando distintos proyectos intensivos en mano de obra”, agregó.

Jara indicó que la CUT además expuso e instó al Ejecutivo a acelerar el ritmo respecto a las medidas que tienen relación con la seguridad pública asociada a la vida de los trabajadores y trabajadoras, “ya sea cuando se retiran de sus puestos de trabajo por la noche, o cuando quedan sin locomoción, o cuando sufren distintos tipos de violencia”.

“Creemos que es muy importante hacernos cargo de estos temas que también hoy día son muy relevantes para la sociedad chilena y acogemos el llamado de la central”, enfatizó la ministra.

Por su parte, el presidente de la CUT, David Acuña manifestó que una de las principales resoluciones de la organización “es poder generar cambios sociales y cambios estructurales” en el país. Así, el dirigente reafirmó el llamado a paro para el 11 de abril, que busca ser una paralización activa que convoque a la movilización y a la cual están invitados todos los trabajadores y trabajadoras del territorio nacional que quieran manifestarse sobre las preocupaciones “en torno a la seguridad y al desempleo, pero también al rol que tienen que jugar tanto los empresarios como los parlamentarios que hoy representan los intereses de los trabajadores”.

“Hemos planteado al Presidente, a la ministra del Trabajo y a la subsecretaria de Hacienda, en torno a la resolución de nuestro congreso y hemos mostrado nuestras preocupaciones sobre lo que está pasando en el país: la arremetida que ha tenido la derecha, la arremetida que han planteado hoy por parte de los parlamentarios, pero también de los empresarios, y el rol que tiene que jugar el Gobierno y el Estado, tanto en su rol como empleador como en su rol de mediador”, añadió el líder de la colectividad.

Asimismo, Acuña manifestó que desde la Central Unitaria de Trabajadores y Trabajadores creen “que el Gobierno está al debe con el diálogo con el movimiento social, un movimiento social organizado, que tenga responsabilidad política, y es ahí donde hemos hecho también este llamado”.

El secretario general de la CUT, Eric Campos, reafirmó que “hemos ratificado lo que señaló el propio Congreso, que se ha privilegiado más bien un diálogo con los empresarios, con la derecha y que finalmente lo que se requiere es una relación con el movimiento social”.

A su vez , Campos aseguró que “el paro se ratifica básicamente porque hemos denunciado el rol que la derecha y los empresarios están jugando en obstruir, en poner dificultades para que las reformas que benefician al pueblo chileno avancen. Un caso emblemático de eso, es la reforma previsional donde tenemos una derecha que presiona, que rechaza los artículos principales de una reforma que va a permitir subir las pensiones actuales y las del futuro”.

“Nosotros hemos manifestado también esa preocupación al Presidente, a nosotros, a los trabajadores no nos sirve una reforma donde sólo se termine aprobando el título, no se trata de slogan y título. Acá se trata de aprobar reformas que le cambien en lo concreto y objetivo la calidad de vida de las personas, y creemos que, en ese sentido, el 6% es el camino para mejorar las pensiones“, dijo.

“Esperamos que el Gobierno no siga cediendo a la derecha y el chantaje a los empresarios, y escuche más a los movimientos sociales y a los trabajadores y trabajadoras. Esto no es un problema con el Presidente en particular, y lo hemos conversado con toda claridad. Hay distintas dificultades en distintos niveles con asesores, con autoridades intermedias que por desconocimiento, o por la razón que sea, han dificultado o han construido relaciones de poca fluidez entre los sindicalistas y el Gobierno”, añadió Campos.

Pensión Garantizada Universal

En cuanto a la posición del Gobierno para realizar un aumento en la Pensión Garantizada Universal (PGU), la ministra Jara manifestó que cuando termine el receso legislativo esperan poder abordar esta materia con mayor tranquilidad.

De esa manera, expresó que el Ejecutivo tiene la certeza de que todas las personas de la política saben “que las pensiones deben mejorar y se han propuesto mecanismos para incrementarlas en el futuro”. “Creo que es un buen avance y nos podemos encontrar en eso, pero el desafío sigue estando pendiente en cómo vamos a incrementar las pensiones de los actuales jubilados y de quienes están próximos a jubilarse”, declaró.

“Más allá de declaraciones por un lado y por el otro, creo que lo importante es abrirse a buscar esas soluciones y en esa tarea vamos a estar junto al Ministerio de Hacienda”, agregó.

Sobre el pago de la PGU reajustada por la inflación, la titular de Trabajo informó que “actualmente hay más de 2 millones 150 mil beneficiarios de la PGU que están recibiendo todos los meses este aporte estatal” que complementa las bajas pensiones de las AFP.

La secretaría de Estado detalló que en el caso de las mujeres a “una pensión mediana que viene de su AFP de 38 mil pesos, se le suma la PGU y es en definitiva con lo que las personas terminan viviendo o subsistiendo”. “Se reajustan a 214 mil a partir del 1 de febrero, pero lo relevante aquí es tener claridad que para poder subir la PGU a 250 mil pesos y hacerla realmente universal, se necesita un financiamiento permanente en el tiempo”, cerró.

Imagen de portada: Ministerio del Trabajo y Previsión Social
Síguenos en