Diario y Radio Uchile

Escritorio
Internacional

Venezuela: Las claves de una semana crucial

Martín Espinoza |Miércoles 26 de julio 2017 13:17 hrs.

maduro

Esta semana Venezuela enfrenta un paro nacional y una gran marcha, ambas instancias convocadas por las fuerzas opositoras. ¿Por qué? El gobierno de Nicolás Maduro llamó a una Asamblea Constituyente con el objetivo de modificar las constitución vigente que pretenda resolver los problemas sociales de Venezuela. La derecha ha hecho un llamado explícito a boicotear el proceso mientras la polarización sigue aumentando.

Claves: , , , ,

Este domingo se llevarán a cabo en Venezuela las votaciones para una Asamblea Constituyente, convocada por el mismo gobierno venezolano, que elegirá a los 545 asambleístas que sesionarán, a partir del 2 de agosto, en la sede de la Asamblea Nacional.

El desglose de los 545 será así: 364 se elegirán por votación territorial. Esto quiere decir que cada municipio podrá elegir a un representante y las capitales de estado podrán elegir dos. Además, 8 asambleístas serán representantes de comunidades indígenas y 173 más se elegirán por sectores sociales. De esos 173, 79 serán representantes de los trabajadores, 28 de los pensionados, 24 de los estudiantes, 24 de los consejos comunales, 8 de campesinos y pescadores, 5 de empresarios y 5 de discapacitados.

Las candidaturas partidistas están prohibidas y entre las papeletas figurarán los nombres de 6.120 postulantes.

Los conflictos con la oposición

La tensión entre el chavismo y la oposición vive tiempos de tensión. La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) le exigió a Maduro que sometiera su convocatoria a un referendo para abrir la posibilidad de negarla.

Desde el MUD han insistido en que la medida de no proporcionalidad de los cupos asambleístas sería una ventaja para el oficialismo, que en zonas rurales alejadas de los centros urbanos se hace fuerte. De forma casi inédita, las fuerzas de derecha han sabido aglutinarse en torno a la negación del proceso constituyente. Según afirma Paz Millet, analista del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, las incertidumbres en torno al futuro de la Asamblea: “una oposición que estaba muy dividida ha tenido un grado de cohesión muy importante en torno al rechazo a la Asamblea Constituyente. Tenemos claro que este domingo se elegirán más de 500 representantes, pero no tenemos claro cuál es la agenda posterior. La oposición no se ha sometido porque no sabe cuál es el panorama electoral y cuestiona la posibilidad de que la AC superponga roles con la Asamblea Nacional, que está bajo el control de la oposición”.

Ante eso, el oficialismo ha salido a pronunciarse. El abogado constitucionalista Hermann Escarrá explicó a la cadena teleSUR que la AC pretende “básicamente adicionar los programas sociales, las conquistas sociales, la reorganización del Estado y otros aspectos. “Lo que está planteado es un diálogo superior en medio del gravísimo conflicto y violencia en la que comienza a desenvolverse la situación de Venezuela”, para después precisar que esta AC de ninguna manera disolverá los poderes, sino que coexistirá con ellos.

El pasado domingo 16 de julio el conglomerado opositor llamó a una consulta popular para rechazar o aprobar la Asamblea Constituyente. La cita convocó únicamente a partidarios de la oposición y fue tajantemente rechazada tanto por el gobierno como por los adherentes a él. Producto de dicha situación, los resultados le dieron más de un 95% de respaldo a la posición de rechazo. Las cifras de convocatoria, según la oposición, entregaron más de 7 millones de votos pero existen videos y testimonios que documentan el escaso rigor de la jornada de votaciones.

De todas formas, los organizadores lograron instalar 2.300 centros de votación a lo largo del país, contrariando las versiones que afirman que en Venezuela lo que se vive es una dictadura.

López, paro y marcha

A raíz del rechazo que han manifestado a participar en el proceso eleccionario del domingo, Arévalo Méndez, embajador de Venezuela en Chile, señaló en conversación con Radio Universidad de Chile que es una característica de la derecha venezolana: “Ellos están restados de la AC, de la democracia, de la paz, y de la libertad. Lamentablemente, la violencia extrema de la derecha irresponsablemente salió a decir que perdieron el control de su gente. Ellos están restados de todo porque no son autónomos. Aquí está el gobierno de EE.UU. y de otros países apoyando a la derecha. Nadie va a creer que en EE.UU. quieren mucho a los venezolanos. Quince mil pozos de petróleo activos son un manjar apetecible para muchos factores económicos y políticos externos”.

Durante la misma jornada de domingo 16 de julio, el gobierno de Nicolás Maduro llamó a un ensayo electoral constituyente con 551 centros electorales a disposición de la ciudadanía. La participación fue masiva y los puntos dispuestos, que habían acordado un cierre a las 16:00 hrs., se vieron en la obligación de cerrar pasadas las 22:00 producto de una convocatoria que sorprendió hasta al gobierno.

Leopoldo López, reconocido líder opositor, publicó este martes un primer mensaje para el pueblo venezolano después de abandonar la prisión. Desde su arresto domiciliario señaló que “hoy en Venezuela estamos ante una amenaza muy clara que está presentando Nicolás Maduro y quienes lo acompañan con el proyecto de la constituyente. Esta amenaza busca dos cosas: el aniquilamiento de la República y el Estado democrático y, segundo, la sumisión absoluta del pueblo venezolano. Quiero ser claro, esta es una pretensión, porque no lo van a lograr, y no lo van a lograr por la fuerza y convicción que tiene cada uno de ustedes. Tenemos que frenar esa pretensión”.

En el mismo mensaje, el líder opositor rechaza “el proyecto fraudulento de la constituyente” y hace un llamado a los funcionarios públicos a cumplir con la Constitución “y no ser parte de un proyecto de aniquilación de la República”. Finalmente hace un llamado a la Asamblea Nacional para la “composición y reorganización de los poderes públicos y la convocatoria a unas elecciones que puedan abrir las compuertas a un gobierno de unidad nacional”.

Este viernes las fuerzas opositoras convocaron a una gran marcha y se espera que dentro de estos días la convulsión social crezca. El escenario, además, se desarrolla en el marco de que hoy la derecha inició un paro cívico nacional de 48 horas con el objetivo de impedir la realización de una Asamblea Constituyente.