Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de mayo de 2024


Escritorio

CUT: satisfacción del empresariado ante postergación de reforma laboral es una bofetada a los trabajadores

Mientras el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Alfredo Ovalle, reiteró el acuerdo del sector con la decisión del gobierno de no enviar al Parlamento el proyecto de negociación colectiva, los trabajadores continúan rechazando esta postura y diputados anuncian que igualmente presentarán dos proyectos sobre el tema.

Francisco Mardones

  Martes 29 de septiembre 2009 12:00 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Mientras el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Alfredo Ovalle, reiteró el acuerdo del sector con la decisión del gobierno de no enviar al Parlamento el proyecto de negociación colectiva, los trabajadores continúan rechazando esta postura y diputados anuncian que igualmente presentarán dos proyectos sobre el tema.

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Alfredo Ovalle, manifestó la satisfacción del sector con la decisión del gobierno de posponer el debate sobre la reforma laboral y la negociación colectiva.

Reiterando la percepción de otros sectores del empresariado, Ovalle valoró que sea un próximo gobierno el que analice con calma las medidas que puedan reformar el código laboral para garantizar más estabilidad a los trabajadores del país.

“Creo que es una buena decisión, en un momento de elecciones no era conveniente entrar en una materia de esta importancia,  hay que estudiarla con mucha prolijidad, y estoy cierto que  el próximo gobierno se va a abocar a algo tan importante como la negociación colectiva”, señaló.

En la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), ven difícil que el gobierno cambie de opinión y mande el proyecto de ley, pues acusan falta de voluntad política. La vicepresidenta de la multisindical, Silvia Aguilar, apuntó sus dardos a la ministra del Trabajo, Claudia Serrano, como la principal responsable de que la reforma laboral no avanzara. Además, manifestó que estas son muestras de desigualdad, en las que los trabajadores terminan una vez más pagando los costos de las crisis.

“Nos parece que es grave que esperen un cambio de gobierno,  porque no tenemos la certeza de quién va a salir y con eso le estamos dando al candidato presidencial Sebastián Piñera, que dice que en su gobierno va a dar un millón de empleos, pero no sabemos cuál van a hacer las condiciones de esos empleos. Los trabajadores pagamos el costo de la crisis y más encima vamos a pagar el costo de que el gobierno no fue capaz de mandar una reforma laboral en este periodo, que dura hasta marzo no hasta mañana”, concluyó.

Aguilar calificó la medida como una bofetada a los trabajadores y una “vuelta de mano” al empresariado, luego de que éste trabajara en conjunto con el gobierno para evitar peores consecuencias durante la crisis.

Por eso, el jefe de la bancada de diputados socialistas, Marcelo Díaz, se comprometió a la presentación de un proyecto de ley en este sentido ya que no se puede postergar más una promesa largamente esperada por los trabajadores, precisó.

“Porque aquel argumento que dice que en tiempos de bonanza no se pueden modificar los derechos laborales, porque se afecta la marcha de la economía es absolutamente inaceptable, porque aquel argumento que señala que en tiempos de recuperación frente a una crisis es inviable mejorar los derechos de los trabajadores, también es inaceptable, porque lo verdaderamente inaceptable es que en Chile haya seis millones de trabajadores que no puedan negociar colectivamente”, señaló.

Los proyectos que presentarán los diputados son dos, uno que modifica el Código  del Trabajo, fortaleciendo la negociación colectiva y otro que  interpreta el artículo  429 del mismo código, aumentando las atribuciones de interpretación de la normativa laboral por parte de la Dirección del Trabajo, la que fue disminuida hace algunos años por la Corte Suprema al interpretar la ley de subcontratación.

Síguenos en