Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 27 de mayo de 2024


Escritorio

A defender y proyectar la Educación Pública Municipal


Jueves 22 de abril 2010 13:04 hrs.


Compartir en

Todos conocemos los daños que dejó el terremoto en el país, sobre todo en las comunas afectadas por el tsunami, lo que significó la destrucción de pueblos enteros. Pero, poco se ha hablado de las situaciones ocurridas en la región metropolitana post terremoto y en particular en la comuna de Santiago, cuyo efecto ha sido silencioso pero de gran envergadura, pues por sus construcciones de larga data han implicado una destrucción tanto en viviendas como en dependencias donde se encuentran servicios de salud, educación e inmuebles patrimoniales. Esto ha dejado en evidencia la vulnerabilidad de las viviendas e infraestructura de nuestra comuna y la pobreza, que cohabita con proyectos de ciudad, que intentan esconder la realidad socioeconómica de nuestros habitantes.

Caso particular es la situación de los colegios de nuestra comuna, pues los daños producidos por el terremoto en la infraestructura educacional, han agudizado la crisis de la educación pública, por la escasa inversión económica que en ella ha habido desde gobierno central y municipal durante décadas. Esto está significando, para muchos establecimientos de la comuna, el retraso del inicio de clases y, en el caso de los que necesitan reparaciones de mayor envergadura, ser trasladados a compartir establecimientos con otro colegio municipal.

Lo anterior ha puesto en el tapete las distintas visiones políticas que existen sobre la educación pública, pues los planes del Alcalde Pablo Zalaquett, respecto a la educación de la comuna, parecieran ser en exceso pragmáticos, y sin considerar que la emergencia en la cual nos encontramos, debe implicar la instalación de una política integral que permita responder tanto a la coyuntura como proyectar una política comunal educacional comunal, permitiendo mejorar  calidad educativa e infraestructura, como también mantener la cantidad de escuelas y liceos municipales.

El día 14 de Abril, se instaló en el Concejo Municipal de Santiago, por iniciativa alcaldicia, la discusión sobre el futuro de 2 colegios de nuestra comuna. En uno de los casos, producto de los daños en el establecimiento, se propuso la fusión de la Escuela Edmundo D’Amicis con la Escuela Juan Salvador Carrasco, ambas destinadas a niños y niñas con necesidades educativas especiales. El otro caso es la Escuela República de Libano, que producto de los daños y derrumbes en el colegio, se debe trasladar a otro establecimiento, pero cuya sede dañada fue aprobado su comodato por 10 años para otra institución, que es Santiago Innova, pues el Liceo Manuel Barros Borgoño utilizará la sede en la cual estaba Santiago Innova. Sin embargo, esta medida se toma sin tener una propuesta concreta sobre el futuro de la Escuela República del Libano, dejando sin establecimiento y en la incertidumbre a estudiantes, apoderados y todo el personal docente y co-docente que ahí trabaja.

La Escuela Especial Edmundo D’Amicis es una escuela que lleva 70 años recibiendo niños de la comuna con necesidades educativas especiales (autismo, dawn, entre otros). La idea de cierre ha estado en distintas administraciones, de hecho, esta escuela ha contado con muy poca inversión municipal en infraestructura.  Cuando se conoció la iniciativa de cierre, padres y apoderados se movilizaron, solicitando por todas las vías, la posibilidad de ser escuchados por el Alcalde, sin embargo, no fueron recibidos por éste y se hizo caso omiso a sus peticiones de seguir manteniendo la escuela.

En el contexto de la Sesión Ordinaria N° 10, de fecha 14 de Abril del presente,  solicité tiempo, para rediscutir estas materias, en el marco del PADEM 2011, con todos los elementos y actores involucrados, pero sobre todo, sobre la base de una política que permita dar un nuevo impulso, desde la óptica de la calidad y el fortalecimiento de la educación pública en la comuna de Santiago. Me parece cuestionable, el procedimiento utilizado por la Administración Municipal, toda vez que el PADEM se construye en un proceso participativo, incorporando a todos los actores relevantes de la educación y en este momento los cambios que se proponen son a espaldas de la comunidad y a contra pelo de ella.

Sabemos que el sistema municipal de educación viene expresando distintas problemáticas, a nivel de su infraestructura, matricula y calidad en la educación, demostrado en el fracaso de la educación municipalizada, sin embargo, esta situación no se ha querido resolver dando un debate de fondo, en el sentido de proteger y proyectar la educación pública en nuestro país, con mayores recursos, dependencia descentralizada del MINEDUC, fin al lucro en la educación, como también en una perspectiva de educación de calidad, integrativa y ligada a los contextos sociales particulares en los cuales se desenvuelve.

Como mencionaba, queda claro que la inversión ha sido escasa, los recursos entregados centralmente por concepto de subvención, son insuficientes para responder a todas las necesidades que presenta nuestra educación. Así como hemos defendido mayores recursos para los liceos emblemáticos de la comuna, debemos exigir una preocupación por todos y cada uno de los establecimientos municipales de educación pública comunal. Me preocupa este debate, cuando tenemos los lineamientos del nuevo Ministro de Educación, ex alcalde de la comuna, Joaquin Lavín, que plantea el estudio del cierre y fusiones de colegios en base al análisis de matrícula. ¿Acaso no entienden que la necesidad de llegar con escuelas y liceos a todos los rincones del país es una inversión social, y no un gasto innecesario o ineficiente?

La política de subvención mantenida, ha producido una competencia desigual entre liceos municipales y los particulares subvencionados, toda vez que los colegios municipales cuentan solamente con la subvención entregada por el Ministerio de Educación, mientras que los colegios particulares subvencionados, obtienen de las familias recursos adicionales.

A nivel de las municipalidades, por lo limitado de sus atribuciones, presupuestos y porque no decirlo, por la mirada estrecha de algunas autoridades, no se piensan en proyectos educativos centrados en los contextos desde los cuales provienen los estudiantes, para ir avanzando con todos y todas, sin exclusiones, trabajando las dificultades que los estudiantes van teniendo. Esto permite darle otro significado a los proyectos educativos institucionales por parte de la comunidad educativa, vinculando tanto aspectos cognitivos y afectivos, claves para que los estudiantes puedan ir adquiriendo nuevos conocimientos.

Para definir políticas municipales que se orienten a la comunidad,  al desarrollo y progreso de todos y todas, es necesario modificar la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, pues ésta tiene amarrados a los municipios, a ser entes administradores de las políticas definidas por el gobierno central, mientras que las necesidades de la comunidad requieren de entidades con mayor poder de decisión y recursos. En este marco el constituir verdaderos gobiernos comunales es imperioso, lo cual, debe ir de la mano con mayor participación y decisión de la comunidad en las devenir de su comuna. En este sentido, las organizaciones comunitarias, sociales, gremiales y los concejales, sean mas decisivos a la hora de definir temas de trascendencia para la comuna, de esta manera la participación y espacios que componen la municipales como lo es el Concejo Municipal, el CESCO y sus organizaciones ciudadanas no serán entes formales, si no que actores vinculados e incidentes en el quehacer comunal.

Concejala por Santiago