Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 4 de julio de 2022

Escritorio

Ex preso político que cumplía pena de extrañamiento es detenido en el aeropuerto

Hugo Marchant Moya, ex militante de la Izquierda Revolucionaria (MIR), cumplía pena de extrañamiento de 25 años en Finlandia e intentó ingresar hoy al país.

Editora Diario Electrónico

  Miércoles 30 de noviembre 2011 15:27 hrs. 
hugo_marchant

Compartir en

En estos momentos se encuentra  detenido por  la Policía de Investigaciones en el Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, Hugo Marchat, ex preso político condenado a pena de extrañamiento.

Hasta el lugar han llegado diversas agrupaciones de Derechos Humanos, parlamentarios  y  abogados a solidarizar con su llegada.

El abogado Alberto Espinoza presentó un escrito al juez Joaquín Billard para que autorice el ingreso de Marchant a Chile.

Después de 19 años de “exilio forzado” viajó desde Finlandia con la intención de recuperar su derecho a vivir en Chile.

Hugo Marchant cumplió nueve años de prisión y a fines de 1992 salió de la cárcel con destino al destierro, producto de las “Leyes Cumplido” que dictó el  entonces Presidente de la República Patricio Aylwin. Su condena fue conmutada por 25 años de extrañamiento.

“En mi caso me quedan  aún seis largos años para terminar con este infernal destierro. Lo considero que son absolutamente injustos, debido a que ya en Chile estuve casi de diez años en prisión. Por lo tanto, treinta años creo que la condena está cumplida con creces”, señaló Marchant.

Aunque su nombre figura en Informe Valech, que reconoció la tortura a los presos políticos y la falta a un debido proceso, aún está condenado al extrañamiento.

“La  Justicia chilena hoy debe considerar que este castigo ha sido extendido a mi familia, a mi esposa, y mis hijos, los que desde el día en que fuimos detenidos, fueron sometidos a tortura”, sostuvo.

Marchat relató que su hija de 28 años “no ha logrado aún desprenderse de un tratamiento de salud mental que lleva por años, debido a la profunda herida que dejo en ella la situación represiva en que creció y vivió”.

Por eso vuelve a Chile para que ella reinicie su vida, mejorando su calidad emocional y humana pero desde sus raíces. “El facultativo tratante, considera que ella debe realizar este proceso de la mano de su padre, por motivos esencialmente de contención, sanación y apoyo”, dice Marchant.

El afectado llamó a la iglesia, a las instituciones de Derechos Humanos, al Congreso y al Gobierno a asegurar su derecho y el de su familia a vivir en Chile.

Video Campaña contra el Destierro en Chile

Síguenos en